Dos esenciales

Blogs de El Siglo

Dos esenciales

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 03 de febrero de 2011

Hace unos días me preguntaban sobre un ciclo de dos películas e imaginé que las posibilidades eran infinitas. Un tema podría guiar el ciclo, por ejemplo, horror, crimen, amor, deportes; también podría ser una  película vista desde dos puntos de vista, o lo que es lo mismo, original y remake; podría ser un paquete doble guiado por el mismo concepto, como se hizo en Grindhouse (EUA, 2007); o las películas más importantes de un actor, director o país. Fue entonces cuando en la conversación surgió algo a lo que se denominó como las dos esenciales, es decir, dos películas que todos deberían ver.

Fue interesante que al siguiente día se dieran a conocer los nominados al Oscar de este año y que, fatalmente, me diera cuenta que de diez contendientes por la estatuilla,  sólo he visto tres de esas películas. Entonces me pegunté si alguien en algún futuro pensará que esas diez nominadas representan a la industria del cine de ese 2010, e incluso, hice memoria si las diez nominadas del año pasado aún están frescas en mi mente y, en especial, si podría hacer una selección de dos películas esenciales, sólo dos del total que se produce anualmente, multiplicado por los tantos años que llevamos de producción cinematográfica.

Es difícil tomar una decisión así, tan sólo este año llevo la cuenta personal para determinar cuántas películas nuevas he visto, pareciera poco pensar en 365 películas en un año, pero mucho si se resume en que eso sería ver una película diaria. ¿Cómo reducirlo a sólo dos?

Mi primer instinto fue elegir Casablanca (EUA, 1942) y Lo que el Viento se Llevó (EUA, 1939), porque son clásicas, y son clásicas porque es lo que todos dicen. En realidad lo son porque son historias épicas sobre amor, desamor, lucha, deseos y sobreponer obstáculos. Entonces pensé que la primera tendría más trascendencia por su temática, una historia de amor ante diferentes circunstancias llenas de obstáculos; mientras que la segunda eventualmente podría perderse en un futuro por su falta de contexto y desentendimiento del mismo.

Después sugerí otros títulos y me di cuenta que hablaba de películas que yo misma dudaría en volver a ver; lo cual no significa que no sean esenciales; no hablamos de nuestra película favorita, la que podemos ver cientos de veces y hasta nos sabemos el diálogo, ni de películas que marcaron nuestra vida, por su contenido o contexto, sino de películas que signifiquen algo, que nos hagan pensar, que tengan trascendencia en la vida, en el cine, y en el mundo.

Entonces pensé que las dos esenciales serían películas que han causado revuelo entre los espectadores, películas con grandes números en taquilla que la gente haya gustado y degustado, pero eso tampoco la haría esencial, porque la película más taquillera en la historia sólo nos enseña que el opio de la sociedad puede estar modificándose y adaptándose a las nuevas necesidades, y para nada sería una película que yo recomendaría ver si se puede evitar.

¿Qué la hace esencial, qué la hace una película que todos deberían ver? Con facilidad podría nombrar una película de Chaplin, una película futurista realizada en los años setenta, una película muda y en blanco y negro, una película con grandes efectos especiales, una película, dos películas, cien películas.

Probablemente si me hicieran la misma pregunta, sobre dos esenciales, en cinco años, elegiré otras películas, si me lo hubieran preguntado hace cinco años, hubiera dicho otra cosa, pero actualmente, como amante del cine, revisando la situación actual del mismo, escogeré dos películas que creo han ofrecido algo más al cine y al espectador que a él asiste. Una noche en la Ópera (EUA, 1935) de los hermanos Marx, quienes nos traen un comedia de las buenas; y The Fall (EUA-India, 2006), por el poder de la imagen, de la historia, de contar cuentos, de disfrutar una película como lo que es, una forma de expresión y comunicación visual. Así como si preguntara por la canción favorita, es difícil limitarlo a dos, pero básicamente creo que esas son dos películas que todos deberían ver, espero les gusten.

4,368 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD