Todólogos del cine

Blogs de El Siglo

Todólogos del cine

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 26 de enero de 2012

Conocer a fondo, así como saber con certeza y exactitud la tarea que se realiza, son detalles de gran importancia en el trabajo de las personas y, en el cine, más. Esa es una de las razones por las que algunos cineastas decidan formar parte de la producción, la dirección y la escritura del guión de las películas que realizan, entre otras.

En teoría, tener conocimiento a profundad de las historias permite al escritor-productor-director tener mayor control respecto a la película en que trabaja; en teoría, ya que muchas veces el fenómeno llega a caer en el autoritarismo, la falta de trabajo en equipo y una posición abnegada por parte de los realizadores. Muchas veces, pero no siempre.

El fenómeno de formar parte activa en variados campos de la realización de películas surge a partir de una época en la que hacer cine significaba poner lo más con los menos recursos al alcance. Cuando los interesados en el séptimo arte querían llevar a la vida un proyecto debían buscar financiamiento independiente, siendo ocasionalmente ellos mismos, en pos de recortar el presupuesto, quienes dirigían la película y, en muchas ocasiones, quienes la estelarizaban e incluso, buscaban involucrar a sus conocidos y amigos para participar frente a las cámaras.

Aunque la situación está aún presente entre cineastas en ascenso, esto ya no obedece exclusivamente a razones de presupuesto, creatividad y apertura hacia oportunidades y, por consiguiente, no siempre representa una necesidad, pero tampoco una limitante. Por ejemplo, directores que piensan en el proceso de edición están conscientes al respecto y participan en esa etapa de la realización de películas, por lo que piensan en “cortes” al momento del filmar; es decir, que comienzan y terminan una escena conscientes de la secuencia siguiente y del corte  de edición que se realiza en post producción.

En una película es idóneo que cada miembro del equipo esté al tanto de la labor del resto de los departamentos, pero cuando algunas personas son partícipes en diferentes áreas, es importante delimitar obligaciones a la par de dar apertura al trabajo conjunto y participativo. Es vital estar al tanto que el productor busca financiamiento y reúne al resto del equipo, el director se encarga del desempeño de actores y equipo técnico frente a la cámara y el guionista escribe la historia además de desarrollar escenarios y personajes.

Pero hacerlo todo no es nada fácil; el trabajo arduo siempre da buenos resultados. Entre constancia, preparación, empeño, dedicación, ánimo, interés, fuerza y vigor, algunas personalidades que han incursionado en más de una rama del cine son: Tim Burton, Alejandro Amenábar, los hermanos Coen, Robert Rodriguez, Quentin Tarantino, Kevin Smith, Francis Ford Coppola, entre muchos, muchos otros.

La moraleja en realidad no es aventurarse a hacer de todo, más bien conocer de todo. Hay quienes dicen que participar en más de una tarea dentro del cine es una limitante, mientras otros creen que es una oportunidad de gran proyección. Eso ha llevado a actores al terreno de la dirección, o a escritores a tomar la cámara en mano. Más allá de la experimentación se trata de explotar al máximo las posibilidades de una historia dando lo mejor de sí y eligiendo al mejor grupo artístico y técnico que haga posible dicho proyecto fílmico.

4,941 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD