Film Noir

Blogs de El Siglo

Film Noir

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 25 de octubre de 2012

El film noir o cine negro es un género de la cinematografía que se desarrolla en Estados Unidos entre 1940 y 1950. El primero en ocupar este término fue el crítico de cine italiano Nino Frank al referirse al tipo de cine del país norteamericano de la época de los años cuarenta. Las características del género son específicas y van desde el diseño visual hasta el contenido de las historias.

Tras los años de crisis en Estados Unidos la dinámica social cambiaba, tanto en el ambiente entre las personas como dentro del sistema económico, político y social. La mayoría de las temáticas en las películas del cine negro son reflejo de las diferentes etapas de cambio que se vivían y por lo general iban de la mano de una postura crítica en donde los protagonistas se veían involucrados en distintos crímenes, siendo su labor la de encontrar los medios posibles para resolver casos a pesar de las dificultades del ambiente, del contexto social, de la corrupción, los engaños, el chantaje.

Visualmente las películas se construían con base en el expresionismo. El juego de luz y sombra se juntaba con el uso de claroscuros, texturas y ambientes que resaltarían por la imagen blanco y negro de la época. De esta manera, el tratamiento visual ayudaba a crear sensaciones que alimentaban las situaciones que transcurrían en pantalla; por ejemplo, la angustia cuando un personaje está a punto de ser descubierto como el asesino, o la desesperación al huir durante una persecución, por mencionar algunos.

Otras directrices del género son el marcado prototipo de héroe/antihéroe y la presencia de una mujer fatal dentro del relato. El protagonista por lo general suele ser un personaje de fuerza en su carácter, así como de intrépidas habilidades y conocimientos en el área de la investigación, aunque sus acciones no sean del todo las más respetables. Con ello no se pretendía que el protagonista fuera un hombre modelo, más bien un hombre más realista que se adaptara a las circunstancias: Ejemplo clásico: Humphrey Bogart en The big sleep – El sueño eterno (EUA, 1946), un detective contratado para investigar un chantaje y que en el camino se encuentra con una serie de mentiras y asesinatos por lo que se ve forzado que recurrir a las mismas prácticas con el fin de desenmascarar los motivos reales de los sospechosos.

Por su parte, el personaje principal femenino suele ser una mujer directamente involucrada con el conflicto principal. Como mujer fatale se entiende al personaje que utiliza su sexualidad para atraer y engañar al protagonista, por lo que la convierte generalmente en una especie de villana dentro de la historia. Ejemplo de ello es el personaje de Barbara Stanwyck en Double Indemnity (EUA, 1944). En la película un agente de seguros es convencido por una mujer para arreglar una póliza contra su esposo para después matarlo y quedarse con el dinero, pero en cuanto los jefes del agente comienzan a investigar el caso, el hombre descubre que la mujer no es tan inocente ni confiable como parece.

La película con la que se considera el inició del cine negro fue El Halcón maltés (EUA, 1941), aunque otras más realizadas en años anteriores también califican dentro del género, pero fue ésta la que puso ciertos criterios específicos a considerar que más tarde fueran catalogados como un estilo de la cinematografía. La película cuenta la historia de un detective contratado por una mujer perseguida por diferentes criminales, en busca de un objeto valioso que se encuentra en su posesión, pero, asesinato tras asesinato, el número de personas en quienes el detective puede confiar se reduce, incluyendo a la mujer.

Las historias del género también tienen su base en la literatura con las denominadas novelas negras. Autores como Dashiell Hammett, James M. Cain o Raymond Chandler vieron sus obras llevadas a la pantalla grande e incluso trabajaron como guionistas en el cine. La llave de cristal (EUA, 1942), El cartera siempre llama dos veces (EUA, 1946) y La dalia azul (EUA, 1946) son algunos ejemplos de estos escritores respectivamente.

Otras películas representativas del género son: La carta (EUA, 1940), Rebecca (1940), Laura (EUA, 1944), The killers - Los asesinos (EUA, 1946), Gilda (EUA, 1946), Notorious (EUA, 1946), La dama de Shanghai (EUA, 1948), El tercer hombre (Reino Unido-1949), El crepúsculo de los dioses - Sunset Boulevard (EUA, 1950), Extraños en un tren (EUA, 1951), Touch of Evil (EUA, 1958) e incluso Chinatown (EUA, 1974) o Los Ángeles al desnudo (EUA, 1997), aunque realizadas años después, pero cumpliendo con los parámetros generales del género.

Muchas películas más son ejemplo de este tipo de cine, siempre con un toque de temática criminal y con un aire de misterio, drama y suspenso. El prototipo se ha seguido dentro del mundo de la cinematografía a través de los años, pero las variables que se presentaron en aquellos años y que dieron pie al cargado contenido de las historias o a su manufactura de producción y técnicas en áreas como la actuación, la dirección o la escena, son irrepetibles. Sin embargo, el cineasta tiene la oportunidad de analizar aquellas peculiaridades del cine negro y retomar lo más destacado para mejor alimentar y perfeccionar el cine actual.

5,888 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD