Mujercitas

Blogs de El Siglo

Mujercitas

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 13 de diciembre de 2012

La novela escrita por Louisa May Alcott (29 de noviembre de 1832 – 6 de marzo de 1888), que cuenta las aventuras de las cuatro hermanas March, publicada por primera vez en 1868, ha sido llevada a la pantalla grande en distintas ocasiones, además de algunas adaptaciones a la televisión o al formato de animación (tanto películas como series), entre otras opciones de entretenimiento más, como la obra de Broadway puesta en escena en 1912.

Como toda novela los personajes principales viven una serie de experiencias que les ayudan a crecer y a cambiar con el paso del tiempo. La temática principal de este trabajo está representada  por las personalidades de los cuatro diferentes personajes principales, sus problemáticas y su camino hacia la madurez, desde la adolescencia y hasta convertirse, en efecto, en mujercitas. Cada una de las hermanas tiene un defecto, mismos que refuerzan la temática del trabajo literario de la autora. Meg envidia a quienes tienen suficiente dinero para ir a fiestas y darse lujos, Jo es temperamental e impulsiva, Beth es demasiado tímida y Amy puede llegar a ser egoísta y vanidosa.

Pero la constante de la familia es el amor y la solidaridad, remarcada por la ideología y forma de ser de los demás personajes, en especial de la señora March, madre y modelo para las cuatro chicas. Extraer todas aquellas reflexiones respecto a los valores que se aprenden a lo largo de la historia es el mayor reto para una adaptación. Las tres principales y más conocidas (1933, 1949 y 1994) hacen su mayor esfuerzo por lograrlo; pero cada una tiene su peculiar punto de partida y forma de hacerlo, en especial por dos razones: el propio contexto en que fue escrito el material original (el padre de familia de los March va al campo de batalla durante le guerra civil de los Estados Unidos [1861-1865]), el segundo es el propio contexto que se vive durante la adaptación cinematográfica en cuestión.

La adaptación de 1933 fue dirigida por George Cukor, con Frances Dee como Meg, Katharine Hepburn como Jo, Jean Parker como Beth, Joan Bennett como Amy y Douglass Montgomery como Laurie. Su discurso es un tanto moralista y centra mucha de su atención en las buenas obras de la familia hacia sus amigos, sus vecinos y viceversa.

La película de 1949 es prácticamente un remake de la anterior. Está dirigida por Mervyn Leroy con las actuaciones de Janet Leight como Meg, June Allyson como Jo, Margaret O'Brien como Beth, Elizabeth Taylor como Amy y Peter Lawford como Laurie. Su guión está basado en el escrito realizado por Victor Heerman para la versión de 1933 y por ello la cantidad de escenas de gran parecido entre ambas películas. Algunos cambios son menores, como la introducción de la película: en la antecesora la primera imagen que se ve es la de la señora March ayudando a los pobres como expresión de ayuda comunitaria y parte de su labor hacia la sociedad; esta segunda versión inicia cuando Jo llega a casa brincando una cerca y reuniéndose a sus hermanas para luego pasar a la dinámica entre ellas y sus puestas teatrales en escena, como forma de entretenimiento, escritas por Jo.

La versión de 1994 por su parte es más dinámica y alegre, se toma más ligeramente la historia, haciéndola más divertida y amena al representar los juegos y pasatiempos de las chicas. Además el discurso es más moderno y retoma, como la novela, la importancia de la lucha de Jo por ser independiente, por ser escritora, lo que lograra May Alcott al hacer a su heroína una mujer con habilidades literarias, en especial para un libro publicado en el siglo XIX. También centra su atención en la relación entre los participantes, la señora March es activa en cuanto a la vida de sus hijas, les da consejos o las reprime como parte de su labor en la formación de sus hijas, o la propia relación entre las cuatro hermanas y el cómo cada una influye en la vida de la otra. Esta película estuvo dirigida por Gillian Armstrong con las actuaciones de Susan Sarandon como la señora March, Christian Bale como Laurie y Trini Alvarado, Winona Ryder, Claire Danes y Kirsten Dunst en los respectivos papeles de las hermanas March.

Cada adaptación tiene su toque particular. Los lectores de la novela encontraran diferencias y similitudes en las versiones cinematográficas, pero así es el proceso de adaptación: priorizar elementos y dar énfasis a dinámicas que aporten el desarrollo de personajes, por ejemplo, las primeras dos dan demasiada atención a la primera navidad de la familia March, cuando las hermanas deciden gastar su dinero en regalos para su madre, la versión de 1994 por su parte menciona este detalle pero no lo desenvuelve en extensión, lo que sí hace con el incidente entre Jo y Amy y su reconciliación cuando, en un capítulo del libro, la menor cae al hielo durante un invierno al estar patinando, lo que refuerza la relación entre las dos jóvenes, momento de gran importancia para la historia de esta adaptación cinematográfica.

Louisa May Alcott continuó la historia de esta familia con otras novelas: “Aquella Mujercitas”, publicada originalmente en 1869, “Hombrecitos” de 1871 y “Los muchachos de Jo” de 1886. Las versiones para el cine o la televisión de estos relatos también se han hecho presentes dejando, tanto en papel como en pantalla, una serie de vivencias con las que muchos seguidores pueden identificarse. Así, el cine, se hace de nueva cuenta presente en la estrecha relación literatura-cinematografía.

8,981 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD