Parodias de Mel Brooks: parte 2 (Homenajes)

Blogs de El Siglo

Parodias de Mel Brooks: parte 2 (Homenajes)

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 24 de octubre de 2013
Cine, High Anxiety, Silent Movie, Mel Brooks

De las películas de Mel Brooks, sus parodias son sin duda su sello distintivo; esa idea de tomar un género, un tema o una película específica como referencia para ser la base de un proyecto cómico que se ría de las propuestas y contenidos de dichas historias.

Dentro de las opciones cinematográficas de este estilo en la filmografía de Brooks, algunas resultan ser un homenaje cómico. Aquí un par de ejemplos:

a) High Anxiety (1977)
Para construir su desarrollo, High Anxiety toma como base las películas de suspenso de Alfred Hitchcock, incluso una dedicatoria a este director puede leerse en los créditos iniciales de la película. La historia trata de un psicoanalista que llega al “Instituto Psiconeurótico para los muy, MUY nerviosos” como el nuevo administrador, luego de que el anterior director muriera misteriosa y repentinamente; al poco tiempo de su llegada el doctor comienza a detectar comportamientos extraños entre su personal, antes de poder entender la razón, el personaje es acusado falsamente de asesinato, -un plan ideado por un grupo de doctores que ha tomado el control del instituto- y por si fuera poco, el psicoanalista también sufre de una condición llamada “high anxiety” (otra forma de decir vértigo).

Las referencias al cine Hitchcock son bastas. Entre ellas Brooks incorpora su versión cómica de escenas emblemáticas de películas como Vértigo, Los Pájaros y Psicosis, además de contar con otros elementos clave del género;  ejemplo de ello son la misteriosa música de suspenso, los claroscuros, las tomas en ángulo, combinados también con otros elementos clásicos del cine de Brooks, cuya mejor referencia consiste en la secuencia musical en la que el protagonista canta el tema principal que da nombre a la película.

El proyecto es disfrutable si se es fanático del cine al estilo Hitchcock, pero como comedia, el diálogo no es ágil ni las situaciones son verdaderamente irreverentes. La película es más seria que divertida e incluso se aventura en experimentar con temas como el tratamiento psicológico, la superación de los miedos, la relación paciente-doctor y la investigación en el campo médico. Sin embargo, al no hacerlo con profundidad ni de manera estrictamente seria, el resultado es una película que se queda en un punto medio, con momentos graciosos pero no los suficientes.

Ficha técnica: https://www.imdb.com/title/tt0076141/?ref_=nv_sr_1

b) Silent movie (1976)
El proyecto es un homenaje a las antiguas películas mudas e incluye elementos característicos de este género, por ejemplo, la música de orquesta amenizando las escenas, los efectos de sonido enfatizando situaciones o bromas, o el uso de tarjetas de diálogo en donde se lee lo que dicen los personajes.

La singularidad del proyecto recae en tomar esos elementos y adecuarlos a un cine más actual. “A silent movie in this day and age?” (¿Una película muda en estos tiempos?), le pregunta uno de los ejecutivos de una productora de cine al personaje principal, un director que había sido exitoso pero que decayó por problemas alcohólicos y quien planea su regreso a las marquesinas realizando una película muda, para lo que necesitará reclutar grande estrellas de Hollywood.

Dos cuestiones sobresalen al respecto. La primera es, en efecto, la idea de realizar una película muda en una época en la que el público está acostumbrado al cine sonoro; la segunda es la película misma haciendo referencia de tal proeza. “Silent movie” está ambientada en el escenario del sistema hollywoodense, en donde se ve a las películas como una industria; las referencias a ciertas compañías productoras, al sistema de estrellato como motor para atraer audiencias, o el modo en que las productoras de cine trabajan, están estratégicamente ideadas, ofreciendo el tono de comedia a partir de dos diferentes flancos: el primero es la burla al sistema mismo, mientras la segunda es la comedia física, las bromas y los chistes clásicos y característicos del cine mudo, fundamentados en comedia física y la dinámica en pantalla de los personajes.

En cuanto a ello, la película no explota su característica de cine mudo. Su teatralidad y las situaciones no son del todo caricaturescas, o por lo menos no lo suficiente (existen excepciones y cabe señalar que algunas escenas funcionan, por ejemplo aquella en la que un personaje no puede entrar a un elevador porque la  gente continúa cruzándose en su camino, o la escena en la que un productor intenta, sin éxito alguno, ponerse su saco).

La historia es sencilla y funciona gracias a las apariciones especiales de artistas como: Anne Bancroft (con un divertido número musical), Liza Minnelli, Paul Newman, Burt Reynolds, James Caan o Marcel Marceau (quien irónicamente dice la única línea de diálogo en toda la película). Pero la temática o la característica de ser una película muda quedan en segundo plano, el proyecto en realidad sólo sobresale por su habilidad para incorporar la participación de estos personajes realizando interpretaciones de comedia.

El largometraje es interesante, ameno e ingenioso, pero tal vez no tan trascendental como debería; sin embargo se disfruta bastante. Cómo no ver una película que inicia con la palabra “Hello” escrita en pantalla y concluye escribiendo “Good-bye” al finalizar los créditos.

Ficha técnica: https://www.imdb.com/title/tt0075222/?ref_=nv_sr_1

Cine, High Anxiety, Silent Movie, Mel Brooks, 4,006 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD