Intensa-Mente

Blogs de El Siglo

Intensa-Mente

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 25 de febrero de 2016
Cine, Intensa Mente, Inside Out
Intensa-Mente

El ser humano es un ser complejo, su pensamiento y raciocinio conectan de forma que se alimenta de experiencias y sentimientos, de análisis y valoración, porque es cambiante, y con cada nueva experiencia, vivencia y sentimiento, evoluciona, crece según se aprehenda del entorno, cambiando así al hombre mismo, formándolo.

La manera en que la mente trabaja ha sido motivo de estudios e investigaciones en diversas ramas de la ciencia, la psicología por ejemplo, dedicadas a indagar cómo funciona el cerebro humano, cómo se conecta en sus acciones, decisiones, experiencias y aprendizaje; en corto, aquella esencia que hace al ser diferente de otras especies. El hombre es producto de todo lo que le rodea y el cómo cada momento afecta la vida de cada persona; para entenderlo hay que comprender esa forma particular en que cada cerebro funciona, único en sí mismo, asimilando la información que recibe, procesándola, interpretando, imaginando, en suma, pensando.

La película animada Intensa-Mente (EUA, 2015) logra explicarlo de manera práctica, contando la historia de Riley y cómo cinco de sus sentimientos básicos (Alegría, Tristeza, Furia, Temor y Desagrado) operan en su cerebro, cómo cada vivencia se plaga de uno de estos sentimientos y en conjunto conforman su personalidad, al estar unidos e interconectados, integrando así quien Riley es como persona, como ser humano único.

En la historia todo cambia cuando esta chica de once años comienza a ser diferente, a madurar, lo que en la mente de la joven sucede cuando Tristeza encuentra que puede modificar los pensamientos centrales de Riley, es decir, cuando un recuerdo importante en el desarrollo de la joven es asimilado de manera diferente, en respuesta a la evolución genética y ambiental de la protagonista.

Por ejemplo, en la película, el recuerdo de un juego de hockey, que anteriormente se reconocía puramente como felicidad, también se puede ver plagado de melancolía. Esto sucede cuando Tristeza toca las esferas de los recuerdos de Alegría y los transforma en suyos (cambian de color amarillo a azul, que son los colores correspondientes a estos dos sentimientos). Lo que la historia plantea, simbólicamente, es el cambio dentro de Riley; Tristeza tiene fuerza porque ese es el sentimiento que prevalece durante ese cambio, causado por la mudanza de la niña a una nueva ciudad. El recuerdo del juego de hockey se relaciona habitualmente con la felicidad porque se llena de abrazos y risas, pero se rodea de desánimo cuando la joven se da cuenta que aquel momento de alegría llegó porque otros intentaban hacerla sentir mejor, cuando sus compañeros vieron a Riley triste por haber perdido el partido.

La personalidad de la chica, quien ella es, se conforma por la experiencia, por el recuerdo mismo y por cómo ella lo absorbe, lo relaciona e identifica, en su actitud hacia el deporte, la familia, los amigos, el pasado y el futuro, en su actitud indiferente, nostálgica, emprendedora o temerosa, según se trate, producto de cómo ella, en su pensamiento, actúa ante el recuerdo.

Así es el hombre en su esencia, en su condición humana. Una persona cualquiera puede ver cierto momento de su vida como algo positivo o negativo, según las circunstancias. Estas interrelaciones son complejas porque el hombre también lo es, porque necesita ver, oír, oler, sentir, curiosear, investigar e imaginar.  Al final de la película, una vez que Riley ha crecido y madurado, su pensamiento, su cerebro y su mente también lo han hecho, demostrado visualmente cuando un mismo recuerdo puede verse envuelto en tono de Alegría (amarillo) pero también, y al mismo tiempo, de Tristeza (azul), o en Desagrado combinado Temor, etcétera.

El conflicto dentro de la película proviene del proceso de cambio, cuando Alegría y Tristeza, los dos principales sentimientos (conforme al relato) se encuentran lejos de la consola principal que maneja la mente de Riley; lejos de ese cuartel general es como si tales sentimientos no existieran más en la joven, quien entonces deja de estar contenta por la mudanza y las nuevas experiencias que implican llegar a vivir a una nueva ciudad, con todo y conocer nueva gente, despedirse de viejos amigos y adaptarse a los nuevos lugares, experiencias que ahora toman otro nuevo sentimiento, otra asimilación: ira, miedo o descontento, por ejemplo.

Este cambio proviene de de-construir y reconstruir, conectar elementos, ya sea los sentimientos, la memoria, el raciocinio y los pensamientos centrales o las islas de la personalidad, como lo representa la historia de manera visual, un mundo (el cerebro de Riley) en el que Alegría y Tristeza se pierden, encontrando en el camino recovecos de la mente, el pensamiento abstracto, el subconsciente o la fábrica de los sueños, por ejemplo, incluso aquel amigo imaginario que Riley ha dejado en el fondo de su mente.

La isla de las bobadas, por ejemplo, cae destruida cuando los pensamientos centrales que la conforman se pierden de su lugar junto con Alegría y Tristeza. Esta acción visual  representa cómo este elemento de personalidad, las bobadas, es diferente de cuando Riley era niña a cómo ella es ahora; aunque ser graciosa e irreverente aún es parte de su personalidad, parte de quien es, ella ahora actúa de manera diferente ante tal faceta de su persona. Cuando la joven crece su personalidad también lo hace, es su forma de madurar; en la historia sucede cuando estas islas de la personalidad son destruidas y luego reconstruidas, valorando, en su restauración, los nuevos elementos de la vida de Riley, la gente que recientemente ha llegado a su círculo social, su ambiente, relaciones, rutina y experiencias.

La película acierta en ofrecer con su trama aquella explicación lógica visual de cómo funciona, de manera esencial, el cerebro humano, encontrando una representación para aquellos elementos de vital importancia para su desarrollo, lugares que Alegría y Tristeza recorren en su búsqueda por llegar de vuelta al cuartel central donde se maneja el cerebro de Riley.

Las emociones guían la vida de Riley. Cómo habla, actúa, piensa, siente y vive, pero en especial cómo ese funcionamiento dentro del cerebro hace a las personas únicas y diferentes, cambiantes, en evolución. Así, como se muestra al final de la película, el eje emocional de cada persona es diferente. Para Riley, Alegría pelea por hacerla feliz, sin entender, en un principio, que también los otros sentimientos son de gran importancia para el crecimiento de la joven; de esta forma, el motor central de personalidad puede ser otro sentimiento para otra persona diferente, o para ella misma en otro momento de su desarrollo. Tristeza en la mente de la madre de Riley, por ejemplo, o Furia en el de su padre. Y aunque muchos otros sentimientos conforman la personalidad del ser humano, la película se limita a cinco básicos para explicar de manera clara y concisa los cambios importantes de comportamiento, sentimientos y personalidad de una niña común y corriente, de alguien como Riley en pleno crecimiento.

Con un guión realizado por Pete Docter, Meg LeFauve y Josh Cooley, el proyecto de animación por computadora producido por Pixar Animation Studios y distribuido por Walt Disney Pictures, fue dirigido por Pete Docter y Ronnie del Carmen.

Ficha técnica:  Intensa Mente - Inside Out

Cine, Intensa Mente, Inside Out, 4,467 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD