Vancouver, la ciudad-set

Blogs de El Siglo

Vancouver, la ciudad-set

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 14 de octubre de 2010

Si usted es fanático de alguna película y tiene la oportunidad de visitar la ciudad donde se grabó, le aseguro que el sentimiento de estar en el mismo espacio donde sus actores favoritos estuvieron, no tiene comparación. Y para quienes vamos por más, a sacar los binoculares, porque nunca se sabe cuándo se encontrarán con su estrella favorita. Cuando vamos de visita a algún lugar, normalmente nos fijamos en las atracciones turísticas más importantes, como son los edificios históricos, los museos o las avenidas principales para caminar; pero existen ciudades o áreas de ellas a las que vale la pena añadirle a nuestra búsqueda e itinerario un apartado referente a los sets de filmación. Esta experiencia puede resultar interesante.

Para ser sincera estas ideas fueron lo último que pasó por mi mente cuando recibí mi carta de aceptación para estudiar guionismo en Canadá; pero una vez instalada, ya rodeada de gente interesada en el cine, las posibilidades llenaron mi mente. Vancouver es una ciudad que ofrece una gran variedad de escenarios, y por ello, muchas producciones estadounidenses deciden trasladarse a esta ciudad para filmar tanto películas como series de televisión. Su estilo citadino, combinado con sus alrededores suburbanos, la cercanía de bosques, lagos y demás escenarios naturales, la hacen una candidata ideal para grabar películas sin tener que ir de una ciudad a otra.

Sabiendo esto, yo, como muchos otros, camino por las calles con los ojos bien abiertos y la cámara fotográfica lista; afortunadamente he tenido  oportunidad de ver filmar comerciales, series y películas, he tenido la oportunidad de quedarme en los alrededores y ver cómo el equipo de producción prepara un set, cómo se organizan las grabaciones, y ser testigo de la realización de ensayos, así como escuchar las palabras: grabando y corte.

Para mí, acercarse a la filmación de alguna producción era casi prohibido, pero ahora sé que no lo es. En Vancouver, por ejemplo, si uno se encuentra cerca de alguna grabación, si es respetuoso con el trabajo de quienes filman, es posible quedarse cerca de la acción. Además cualquier persona de producción está abierta a responder la clásica pregunta: ¿Qué se está filmando aquí? Tal fortuna no hizo más que hacerme pensar en la suerte que tengo, pero sobre todo, en darme cuenta que con tantas producciones anuales alrededor del mundo, debe existir una proporción igualitaria con respecto a la cantidad de grabaciones a las que fácilmente se puede tener acceso.

He de aceptarlo, en mi ciudad natal han sido filmadas varias producciones nacionales e internacionales a las que nunca me acerqué; Puebla ha sido escenario de películas como Justo en la mira (EUA, 2008), Hombre en llamas (EUA, 2004), o Arráncame la vida (México, 2008). Durante sus grabaciones no se me ocurrió correr al set de grabación, sólo por azares del destino pude ver camiones de vestuario y sonido; pero ahora sé que debí haber aprovechado la oportunidad e ir a darme una vuelta. Ya algún famoso filósofo español señalaba que el hombre es él y sus circunstancias; así que aprovechemos las circunstancias y disfrutemos de los lugares que visitemos, con ojo critico, espíritu abierto y obsesiva curiosidad.

Porque el cine está en todos lados y muchas veces no nos damos cuenta. Hace poco corrí a buscar una lista de películas filmadas en Vancouver, mi motivación fue ver un mapa de la ciudad con pequeños íconos que señalaban los lugares donde se habían filmado grandes producciones de cine. Entre la lista se encuentran películas como La historia sin fin (Alemania-EUA, 1984), Blade (EUA, 1998), Destino Final (EUA-Canadá, 2000), El efecto mariposa (EUA-Canadá, 2004), Una chica en apuros (EUA-Canadá, 2006), Jennifer’s body (EUA, 2009), Eclipse (EUA, 2010), Brigada A (EUA, 2010), entre muchas, muchas otras más. Por eso pienso que Vancouver es una metrópoli transformada en Set, o mejor, es un Set natural apto para miles de historias. Pero, que es la vida sino un sinnúmero de historias para vivir y contar.

Así que esté en donde esté, abra bien los ojos, lleve consigo binoculares y cámara, por si acaso, pero en especial recuerde que el cine es parte de nuestras vidas, y nada, nada, está fuera de nuestro alcance, sólo falta poner atención y empeño.

6,079 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD