El boom de los festivales internacionales (por cierto del Hell & Heaven 2016)

De cosas variasRock Rodríguez

El boom de los festivales internacionales (por cierto del Hell & Heaven 2016)

PUBLICIDAD

Escrito por Rock Rodríguez 18 de julio de 2016
rammstein, música, festivales internacionales, hell and heaven
El boom de los festivales internacionales (por cierto del Hell & Heaven 2016)

Hace algunos años, los festivales en los que invitaban a grupos internacionales eran realmente escasos. Uno de los principales y me atrevo a decir que pioneros en el rubro, fue el Vive Latino, que comenzó su historia por aquellos años de 1998 (y que tuvieron a los Ángeles del Infierno como headliner). Este festival cada año fue evolucionando hasta llegar a convertirse en el principal foro al que cualquier amante del rock quería ir: cada año se esperaba con desesperación la develación del cartel, durante todo el año se juntaba dinero para realizar este viaje que francamente no es nada barato ni corto, siendo 'de provincia' (chaleeee, méndigos chilangos...).

De a poco, los promotores vieron que la gente se congregaba para ver a su artista favorito a pesar de la distancia y comenzaron a generar carteles como el del Pa'l Norte, que comenzó su andar en 2012, Machaca (2011), el mismísimo Hell and Heaven, que data de 2010 su primera edición, el recientemente creado en México 'Knotfest', que impresionó con su primer cartel, entre muchos otros más.

Cada uno de ellos con su propuesta, con su inclinación a cierto género del rock, con los plus que sólo ese festival te daba, comenzó el boom y la guerra de quién 'traía' al mejor artista. Esto último bien para beneficio del consumidor final, quien siempre está ansioso de ver a este tipo de artistas lo más cerca posible de su ciudad (y para empezar, en México).

Este año ya transcurrieron varios festivales, pero del que me toca hablar es del Hell and Heaven, que será este fin de semana próximo y al cual estoy muy feliz de poder asistir.

Uno de los grupos que recuerdo haber escuchado por primera vez por allá de 1997, que siguen activos y que muy pocas veces han pisado tierras mexicanas, sí, es Rammstein y encabeza el cartel de este año del citado festival. Los alemanes siempre se han caracterizado por un show sin precedentes, con mucha pirotécnia y harta energía sobre el escenario y, después de haberme perdido las fechas anteriores, no me perdonaría no verlo con mis propios ojos en esta ocasión.

La gran mayoría del cartel, en lo personal, me pasa desapercibido y eso es lo interesante de estos festivales; la gran diversidad de bandas y géneros que cada uno de ellos genera, da la facilidad al consumidor final de poder ver a su artista favorito por un precio no mucho mayor (incluso a veces menor) al que pagaría por ver sólo al grupo en cuestión. Ojo, aquí la abismal diferencia: es más caro meter al país a una sola banda consagrada, que a varias. Explico, al ser un evento de mayores magnitudes, los costos de escenarios, backline, equipos de audio y promoción, no se acercan ni poco a lo que se gastaría por traer a una sóla banda (claro, de manera proporcional). Si bien la contraparte más marcada es la logística, los beneficios me parece que valen la pena.

Entonces, ya aclarado el punto, no importa si el grueso de las bandas que van a tocar aparte de tu favorita no son de tu entero gusto, porque a final de cuentas vas con un propósito. Además, debo decir que al contrario de perder el tiempo, se lleva uno muy gratas sorpresas al ver en vivo a agrupaciones que nunca pensaste fueran a quitarte el sueño y/o que ni siquiera sabías que existían. Puedes darte cuenta de que hay mucha más música para escuchar que sólo la que a ti te gusta o conocías. Y eso sin contar las actividades que la mayoría de estos festivales ofrecen, precisamente para esos momentos en los que no te interesa estar pegado a la bocina del escenario chutándote a una banda que ni visual ni auditivamente cumple con tus necesidades.

Por eso y por muchas cosas más, este boom de los festivales internacionales en México vaya que me agrada. No falta el que dice que ya son muy mainstream o bien hípsters, como aquellos que odian el Corona Capital y no saben ni por qué (que si OCESA, que si blah, blah, blah). En fin, cada quién sus gustos y sus grupos, pero lo que es seguro es que si uno de estos festivales tiene en su cartel a tu artista favorito, harás lo posible por asistir.

Así que, señores y señoritas, este fin de semana no me encuentran por ningun lado porque voy a andar cantando en alemán y sin saber hablarlo.

rammstein, música, festivales internacionales, hell and heaven, 2,393 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD