Imágenes del mundo

MOSCÚ (RUSIA).- El comandante de las fuerzas radiotécnicas rusas, Andréi Koban (i), el portavoz del ministro de Defensa ruso, Igor Konashenkov (2-i), y un responsable de la planta electromecánica Liano, asisten a una rueda de prensa informativa sobre el derribo del avión MH17 de Malaysia Airlines sobre Ucrania celebrada en el Ministerio de Defensa de Rusia en Moscú. Las autoridades rusas presentaron hoy nuevas pruebas que demostrarían que el misil que derribó el avión malasio que cubría el vuelo MH17 en 2014 en el este de Ucrania no fue lanzado desde zonas controladas por los separatistas prorrusos, como señaló un informe del Consejo de Seguridad de Holanda. El sistema de radares ruso ubicado en la región de Rostov del Don -muy próxima a la zona de la tragedia que costó la vida a 298 personas- "no detectó el acercamiento de objetos voladores al avión en los momentos previos al siniestro", aseguró a los medios Andréi Koban. EFE
12/20 - MOSCÚ (RUSIA).- El comandante de las fuerzas radiotécnicas rusas, Andréi Koban (i), el portavoz del ministro de Defensa ruso, Igor Konashenkov (2-i), y un responsable de la planta electromecánica Liano, asisten a una rueda de prensa informativa sobre el derribo del avión MH17 de Malaysia Airlines sobre Ucrania celebrada en el Ministerio de Defensa de Rusia en Moscú. Las autoridades rusas presentaron hoy nuevas pruebas que demostrarían que el misil que derribó el avión malasio que cubría el vuelo MH17 en 2014 en el este de Ucrania no fue lanzado desde zonas controladas por los separatistas prorrusos, como señaló un informe del Consejo de Seguridad de Holanda. El sistema de radares ruso ubicado en la región de Rostov del Don -muy próxima a la zona de la tragedia que costó la vida a 298 personas- "no detectó el acercamiento de objetos voladores al avión en los momentos previos al siniestro", aseguró a los medios Andréi Koban. EFE

12/20 MOSCÚ (RUSIA).- El comandante de las fuerzas radiotécnicas rusas, Andréi Koban (i), el portavoz del ministro de Defensa ruso, Igor Konashenkov (2-i), y un responsable de la planta electromecánica Liano, asisten a una rueda de prensa informativa sobre el derribo del avión MH17 de Malaysia Airlines sobre Ucrania celebrada en el Ministerio de Defensa de Rusia en Moscú. Las autoridades rusas presentaron hoy nuevas pruebas que demostrarían que el misil que derribó el avión malasio que cubría el vuelo MH17 en 2014 en el este de Ucrania no fue lanzado desde zonas controladas por los separatistas prorrusos, como señaló un informe del Consejo de Seguridad de Holanda. El sistema de radares ruso ubicado en la región de Rostov del Don -muy próxima a la zona de la tragedia que costó la vida a 298 personas- "no detectó el acercamiento de objetos voladores al avión en los momentos previos al siniestro", aseguró a los medios Andréi Koban. EFE


FOTOS: Imágenes del mundo

Más vistas

Internacional Agencias

Fotografías de El Siglo de Torreón

Otras fotografías recientes