De periodista a princesa| Boda real en España

Nosotros

Foto: EFE, Reuters

22 de mayo de 2004

De periodista a princesa| Boda real en España

46 fotos, Foto: EFE, Reuters

22 de mayo de 2004 »


El príncipe Felipe de España y Letizia Ortiz se convirtieron en marido y mujer tras pronunciar el "sí quiero" en la catedral de La Almudena, en la primera boda real que celebra Madrid desde hace un siglo, cuyo inicio resultó deslucido por una intensa lluvia.

El príncipe Felipe esperó unos minutos solo en el altar hasta que llegó Letizia, ataviada con un traje del diseñador Manuel Pertegaz, que iba ceñido al talle y con cuello corola, de color blanco y realizado en seda natural valenciana con hilos de plata fina.

Pasadas las once de la mañana se escuchó el "Allegro" de Haendel, que daba paso a la entrada de la novia en el templo para el enlace real del príncipe Felipe, futuro heredero de la Corona, de 36 años, con la periodista Letizia Ortiz, de 31 años.

La abuela materna de doña Leticia; y sus hermanas, Telma Ortiz, Érika Ortiz, y su marido, Antonio Vigo, (de izda.a der) fueron captados en un momento de la ceremonia.

La lluvia obligó a cambiar el recorrido previsto del cortejo nupcial de la novia, cuyo traje llevaba una cola de 4,5 metros, que tuvo que ser trasladada a la puerta de la catedral en un Rolls Royce en lugar de hacerlo a pie.

El cortejo de la familia real, en el que iba el novio con su madrina, la reina Sofia, sí pudo realizar el trayecto a pie aunque en los últimos metros debieron acelerar el paso a causa de la lluvia.

Cuando la novia llegó al altar acompañada por su padre, Jesús Ortiz, y precedida por los pajes, los cinco nietos de los reyes y una sobrina de la novia, el príncipe -que vestía uniforme de gala del ejército y lucía el toisón de oro- la recibió con un beso en la mejilla, después del cual se inicio la ceremonia religiosa.

"Sí, estamos decididos", respondieron los novios al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, oficiante de la ceremonia, cuando éste les preguntó: "¿estáis decididos a amaros y respetaros durante toda la vida?", tras lo cual ambos recitaron la fórmula más larga del ritual católico.

"Yo, Felipe, te recibo a ti, Letizia, como esposa y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida", dijo el heredero español, tomando las manos de su ahora ya flamante esposa, quien repitió la misma fórmula.
Antes de darse el "sí, quiero", el heredero de la Corona española se volvió hacia su izquierda, donde se encuentra situada la familia real española para pedir su consentimiento a su padre, el rey Juan Carlos I, quien junto a su esposa, la reina Sofía, se mostraban muy emocionados.


El monarca hizo un simple y pequeño movimiento de cabeza, con el que daba su permiso para la unión y de este modo se realizaba la primera boda real en España en 98 años.

La ceremonia del enlace de Felipe de Borbón con Letizia Ortiz a la que asistieron 15 jefes de Estado y representantes de 40 casas reales, es calificado por muchos medios como la Boda del Siglo.

Todos los canales televisivos dieron en sus principales telediarios gran relevancia a la noticia, que los diarios de mayor difusión llevaron a sus portadas.

La princesa de Asturias entregó su ramo, compuesto por lirios, como emblema de los Borbones, rosas, flor de azhar, de manzano y espigas de trigo, símbolo de fecundidad, esperanza y alegría, así como atributo de Nuestra Señora de la Almudena.

Esta primera boda real que se celebra en Madrid desde hace un siglo, fue bendecida por el papa Juan Pablo II en un mensaje leído por Monseñor Rouco Varela, en la recta final de la ceremonia litúrgica.

La boda del Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, con la periodista Letizia Ortiz ha tenido un amplio eco y seguimiento de los medios de comunicación en todo el mundo.

Los padres de Letizia Ortiz, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano fueron captados en esta imagen

En la ceremonia religiosa hubo varios deslices, principalmente en momentos en que se revivieron antiguas costumbres en las que el novio y la novia intercambian monedas como símbolo de las posesiones que compartirán

Los Príncipes de Asturias saludaron desde uno de los balcones del Palacio Real a los españoles, en una de las imágenes más esperadas del día .

Miles de ciudadanos congregados en la Plaza de Oriente, aclamaron a los recién casados bajo un sol que tímidamente empezó a brillar en el cielo de Madrid.

Miles de españoles ovacionaron a su futura reina, quien lució el vestido diseñado por el modisto Manuel Pertegaz con cuatro metros y medio de cola.

En medio de una pertinaz lluvia, que a lo largo del trayecto por el centro madrileño fue disminuyendo, una pareja sonriente en todo momento saludó a quienes durante horas se ubicaron detrás de las vallas de seguridad para verlos.

Tras contraer matrimonio, los príncipes de Asturias, quienes iniciaron su relación sentimental en la primavera de 2003, realizaron un recorrido, en un automóvil Rolls Royce blindado, por las principales calles del centro Madrid, donde fueron ovacionados por miles de españoles.

Guardias reales enviados por la pareja colocaron un ramo de rosas blancas en una arboleda de olivos y cipreses ubicados frente a la estación de trenes Atocha, uno de los objetivos de los ataques terroristas, junto a una nota que decía: "Siempre en nuestros recuerdos, Felipe y Letizia".


Los padres del príncipe Felipe, los reyes de España se mostraron muy sonrientes durante la ceremonia

Escoltados por la Guardia Real motorizada, los príncipes se dirigieron a la basílica de Nuestra Señora de Atocha, patrona de la corona española, donde depositaron el ramo de novia a la Virgen de Atocha, santa patrona de los Borbón (casa de Austria).

Unas mil 200 millones de personas siguieron en vivo uno de los enlaces reales más esperados de las últimas décadas, cubierto por casi cinco mil periodistas españoles y corresponsales extranjeros y enviados de todo el mundo.

Ya a un paso más rápido, la pareja emprendió su regreso al Palacio Real, donde fue recibida por los mil 400 invitados al enlace y la banda de gaiteros de Asturias, que interpretó el himno de esta región y "La Marcha de Mayo" en honor de los novios.

El interés que despertó la boda entre el Príncipe Felipe con una joven ajena a las familias reales motivó la elevada presencia de la colonia latinoamericana residente en España en los aledaños de la catedral, que albergó la primera boda real en Madrid desde hace un siglo.

Desde primeras horas de la mañana y, a pesar del cielo gris y lluvioso de la capital española, empezaron a congregarse miles de ciudadanos de todas las edades y de diversas nacionalidades en los alrededores de los principales escenarios del enlace, la catedral de La Almudena y el Palacio Real.

Desde pasadas las 9 de la mañana comenzaron a llegar a la catedral de La Almudena los 1.400 invitados al enlace, miembros de familias reales de todo el mundo junto a destacadas personalidades de la política, la cultura, el deporte y las finanzas.



La princesa española Cristina y su esposo Inaki Urdangarin con su elegancia real fueron captados en esta imagen

La princesa Carolina de Mónaco a su llegada

Entre los mil 400 invitados a la boda figuraba el príncipe Carlos de Gales, el ex presidente sudafricano Nelson Mandela y la reina Rania de Jordania.


La reina de Jordania Noor a su llegada

La reina de Holanda Beatrix a su llegada

El príncipe de Holanda Willem-Alexander y su esposa Maxima

El presidente sudafricano Nelson Mandela y su segunda esposa, Graca Machel

Un total de cuatro mil 878 periodistas de 45 países del mundo, se acreditaron para trabajar en la cobertura informativa de la boda real y el Centro de Prensa registró el viernes esa cifra de representantes de 445 medios, entre los que destacan tres mil 800 de ellos de 185 medios españoles.

Fue la primera boda real en España desde la del rey Alfonso XIII, bisabuelo de Felipe, en 1906.



El padre del príncipe, el rey Juan Carlos, y su abuelo, Juan de Borbón, se casaron en el extranjero durante la dictadura del general Francisco Franco.

El torero Enrique Ponce y su esposa, Paloma Cuevas

El escritor Mario Vargas Llosa y su esposa

El director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, acompañado de su esposa, la diseñadora Agatha Ruíz

El cantante Miguel Bosé a su llegada

Severiano Ballesteros y su esposa, Carmen Botín

El jugador de baloncesto Pau Gasol

Comentarios

Fotos más vistas