Llora Suiza; Mueren 22 niños

Internacional EFE

Al menos 22 niños y seis adultos murieron en un accidente ocurrido en una carretera de la sureña localidad suiza de Sierre cuando regresaban de las vacaciones de esquí.

Llora Suiza; Mueren 22 niños

15 fotos, Al menos 22 niños y seis adultos murieron en un accidente ocurrido en una carretera de la sureña localidad suiza de Sierre cuando regresaban de las vacaciones de esquí. »


Al menos 22 niños y seis adultos murieron en un accidente ocurrido en una carretera de la sureña localidad suiza de Sierre cuando regresaban de las vacaciones de esquí.

De acuerdo con la agencia ATS, otros 24 niños, entre 12 años de edad, resultaron heridos. Los dos operadores del transporte murieron en el percance.

Según los primeros informes de los peritos policiales, el autobús matriculado en Bélgica, que viajaba en dirección a Sión, chocó contra un muro en el túnel de la autopista

En en el autobús viajaban 52 personas originarias de las ciudades de Lommel y Heverlee, en Flandes Bélgica.

Familiares acudieron al colegio Saint Lambertus a recibir noticias de los pequeños.

El dolor y la impotencia han teñido de duelo a suiza.

La conmoción, la tristeza, la tragedia y el luto han marcado a Bélgica tras el dramático accidente de autocar en el que anoche fallecieron 22 niños y 6 adultos de dos escuelas belgas cuando regresaban de un viaje a Suiza.

"Es un día negro para nuestro país, todos los belgas comparten nuestra inmensa tristeza, no hay palabras para expresar lo que sentimos", han declarado el primer ministro de Bélgica, Elio Di Rupo, tras anunciar un día de luto nacional.

La tragedia ha golpeado a las escuelas de primarias de Sint-Lambertus (Heverlee) y 't Stekske (Lommel), dos ciudades situadas en Flandes (norte de Bélgica), ésta última justo en la frontera con Holanda.

Los familiares de las víctimas viajaron en un vuelo militar especial puesto a su disposición y que les llevó hasta Ginebra, desde donde se han trasladado a los seis hospitales donde se encuentran ingresados los heridos.

Se desconocen las causas del siniestro, ya que el autobús estaba aparentemente en buen estado y el tramo del túnel en el que ocurrió el accidente era recto.

Los niños que viajaban en el autobús tenían en torno a 12 años, y diez de ellos eran holandeses, otro era polaco y uno alemán.

Un equipo de psicólogos especializados en este tipo de sucesos ha viajado con los familiares para prestarles asistencia durante estos duros momentos, además de expertos de la policía federal belga que colaborará en las tareas de identificación de los cuerpos.

En el lugar de accidente, personas han llevado flores en honor a las víctimas.

El presidente del Consejo Europeo y ex primer ministro belga, Herman Van Rompuy, dijo que tras este "horrible drama humano", todos los belgas se sienten "padres, madres, hermanos u hermanas de estos niños y niñas y de sus acompañantes".

Comentarios

Fotos más vistas