Concluye visita de Benedicto XVI a Cuba

Internacional EFE Y AP

El Papa Benedicto XVI concluyó su visita a Cuba con una misa multitudinaria y una reunión con Fidel Castro.

Concluye visita de Benedicto XVI a Cuba

11 fotos, El Papa Benedicto XVI concluyó su visita a Cuba con una misa multitudinaria y una reunión con Fidel Castro. »


Ante cientos de miles de personas reunidas en la plaza de la Revolución de La Habana, lugar de los grandes acontecimientos relacionados con la revolución comunista cubana, Benedictó XVI ofició una misa.

Benedicto XVI arribó en el papamóvil a la Plaza de la Revolución José Martí, saludando a las miles de personas reunidas.

Cientos de miles de cubanos asistieron a la misa del papa Benedicto XVI en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana, donde la dificultad para ver al pontífice bajo el sol y entre una marea de parasoles fue el gran "reto" de los peregrinos.

El mandatario cubano, Raúl Castro y varios de sus ministros tenían asientos en primera fila.

"Cuba y el mundo necesitan cambios, pero estos sólo se darán si cada uno está en condiciones de preguntarse por la verdad y se decide a tomar el camino del amor, sembrando reconciliación y fraternidad", afirmó el papa con rotundidad.

Benedicto XVI reclamó mayor libertad religiosa en Cuba para que la Iglesia ejerza su labor plenamente.

Miles de fieles soportaron el intenso sol para presenciar la misa del Papa Benedicto XVI en Cuba.

El obispo de Roma invitó a los cubanos a "no vacilar y a seguir a Jesucristo, señalando que ayuda a derrotar "los egoísmos, las ambiciones y la opresión".

El papa Benedicto XVI se reunió en La Habana con Fidel Castro, quien en un ambiente de cordialidad le hizo numerosas preguntas, entre ellas: "¿qué es lo que hace un papa, cuál es su misión?".

El encuentro entre el papa Ratzinger y Castro se produjo en la Nunciatura Apostólica (embajada de la Santa Sede) tras la misa que ofició el Pontífice en la plaza de la Revolución.

El coloquio se desarrolló en un ambiente cordial y el papa y Castro charlaron muy animadamente durante 30 minutos, señaló Lombardi, que precisó que el comandante tenía mucho interés en conocer el pensamiento de Ratzinger sobre diferentes aspectos y le hizo numerosas preguntas.

Comentarios

Fotos más vistas