Se divierten en la primera Tomatina de pago

Internacional EFE

Unas 20 mil personas participaron en la tradicional fiesta de la “Tomatina”, que se celebra cada año desde 1945, y que en esta edición fue la primera que se pago para poder acceder a la “guerra” de tomate en Buñol, Valencia.

Se divierten en la primera Tomatina de pago

11 fotos, Unas 20 mil personas participaron en la tradicional fiesta de la “Tomatina”, que se celebra cada año desde 1945, y que en esta edición fue la primera que se pago para poder acceder a la “guerra” de tomate en Buñol, Valencia. »


tomatina

Unas 20 mil personas participaron en la tradicional fiesta de la “Tomatina”, que se celebra cada año desde 1945, y que en esta edición fue la primera que se pago para poder acceder a la “guerra” de tomate en Buñol, Valencia.

En esta edición, el ayuntamiento cobró 10 euros (13 dólares) a turistas y visitantes para ayudar a costear el evento.

Para este año, se dispuso de 130 mil kilos de tomate que se comenzaron a tirarse desde camiones poco antes de las 11:00 hora loca (09:00 GMT) y por espacio de una hora las calles centrales de Buñol y sus protagonistas se tiñeron de rojo.

Ni la lluvia ni el precio para poder participar impidieron que la guerra de tomates, con 130,000 kilos de esta fruta, durara una hora, como marca la tradición.

Los asistentes a la Tomatina, ataviados con ropas viejas o disfraces y con gafas de bucear para protegerse los ojos, comenzaron a disparar tomates, tras aplastarlos para aminorar el dolor de su impacto, sobre sus compañeros de batalla, liberando adrenalina a tomatazo limpio.

En pocos minutos, un líquido viscoso y rojo comenzó a inundar la calzada y a cambiar el color de las fachadas y de la vestimenta de los participantes de esta contienda.

La previsión meteorológica se cumplió y una intensa lluvia, acompañada de rayos y truenos, cayó sobre los participantes que, lejos de verlo como un impedimento, lo jalearon.

Buñol, al este de España, dijo que unas 20,000 personas se dieron cita en esta fiesta popular conocida en todo el planeta.

Los asistentes disfrutaron de la tradicional "guerra de tomates" en las calles de Buñol.

Españoles y turistas de todo el mundo acudieron a celebrar esta conocida fiesta.

El origen se remonta a una batalla de comida que tuvieron varios niños del pueblo en 1945.

Comentarios

Fotos más vistas