Buñol se pinta de rojo con la Tomatina

Internacional EFE Y AP

Las calles de una ciudad de Buñol, al este de España, se inundaron de pulpa roja cuando miles de personas se arrojaron tomates en la batalla anual llamada la "Tomatina", que se ha convertido en una gran atracción turística.

Buñol se pinta de rojo con la Tomatina

10 fotos, Las calles de una ciudad de Buñol, al este de España, se inundaron de pulpa roja cuando miles de personas se arrojaron tomates en la batalla anual llamada la "Tomatina", que se ha convertido en una gran atracción turística. »


tomatina

Las calles de una ciudad del este de España se inundaron de pulpa roja cuando miles de personas se arrojaron tomates en la batalla anual llamada la "Tomatina", que se ha convertido en una gran atracción turística.

Por segunda vez en dos años los participantes de fuera de la ciudad tuvieron que pagar una tarifa de 10 euros (13 dólares).

En la fiesta anual en Buñol, a unos 50 kilómetros de Valencia, los camiones descargaron 125 toneladas de tomates maduros para diversión de unos 22,000 participantes, muchos de ellos extranjeros.

El municipio de 20,000 habitantes empezó a cobrar para ayudar a pagar sus deudas de unos 5.5 millones de euros.

Todas las entradas fueron vendidas con semanas de anticipación.

La festividad se basa en una riña en 1945 en la que niños locales se arrojaron tomates producidos en la región.

Australianos, británicos, japonenses y neozelandeses encabezaron una lista de alrededor de turistas que viajaron a Buñol para disfrutar de esta fiesta.

Las calles de Buñol se pintaron totalmente de rojo.

Turistas y locales se divirtieron bañándose en tomate.

Como novedad, parte de los ingresos de la venta de entradas se destinarán a la ONG india Lokpanchayat, que trabaja con mujeres en riesgo de exclusión y por la construcción de infraestructuras hídricas.

Comentarios

Fotos más vistas