07 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

1907: La villa de Torreón es elevada al rango de ciudad

UN DÍA COMO HOY...

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 15 de septiembre 2015, actualizada 12:56 pm

Enlace copiado

Torreón cumple 108 años como ciudad. Desde sus inicios como población rural hasta hoy, se siguen escribiendo nuevos capítulos que marcan la vida de los habitantes de Torreón.

Sería el 15 de septiembre de 1907 cuando las autoridades del estado, encabezadas entonces por Miguel Cárdenas, decidieron elevar el rango de esta población.

El presidente municipal era en aquella época Rafael Adalpe, mismo que tuvo que lidiar con grandes conflictos previos al estallido de la Revolución Mexicana, la cual desató problemas entre empresarios, peones y trabajadores de todas las clases.

Las principales actividades comerciales y económicas se realizaban en la zona centro que abarcaba principalmente el actual sector Alianza, cerro de la cruz y la estación del ferrocarril.

Para los primeros meses de Torreón como ciudad ya se contaba con bancos, negocios de comida, servicios de construcción, alumbrado parcial y medios de transporte como el ferrocarril y el tranvía, mismo que llevaba por nombre "Ferrocarril eléctrico de Lerdo a Torreón S. A.".

El trazo moderno de las calles y avenidas, su creciente población y su ubicación geográfica fueron convirtiendo a Torreón en una zona clave del país.

En esos primitivos días ninguna vialidad tenía pavimento, por lo que era usual observar carretas tiradas por caballos como el principal medio de transporte en el interior de la ciudad.

La primera vialidad en ser pavimentada sería la hoy avenida Morelos, llamada entonces "de las palmas", pero fue hasta 1925.

Este panorama no representaba grandes impedimentos a la población de la época, que en aquel entonces, se encontraba compuesta de una variedad de ciudadanos franceses, libaneses, españoles, chinos, estadounidenses y una amplia base mexicana.

Esta diversidad también se reflejó en la actividad industrial que era encabezada por ciudadanos de todas las nacionalidades, así podíamos encontrar al banco chino Wah Yick, las áreas ganaderas españolas y empresas como La Constancia, La Metalúrgica, La Continental, La Alianza y La Unión.

 LLEGA LA REVOLUCIÓN A LA LAGUNA

El rápido crecimiento se vio pausado de momento por el estallido de la Revolución Mexicana, desde finales del siglo XIX existían grandes tensiones entre las poblaciones rurales y los propietarios de las haciendas y empresas.

La ubicación estratégica y la importancia económica que adquirió la ciudad en sus primeros años fue un arma de doble filo para los primeros meses de 1910.

El gobierno federal de Porfirio Díaz envió tropas para resguardar este punto ante una eventual invasión de los revolucionarios, los empresarios locales veían en este movimiento una amenaza que tuvo algunos efectos reales con tintes de racismo, intolerancia y hasta vandalismo desde antes de 1910.

Sin embargo la ciudad no sufriría su primera "gran pérdida social" hasta el año de 1911, en ese año las fuerzas revolucionarias maderistas tomaron por primera vez la zona urbana y la plaza de armas.

El desorden ocasionó la destrucción de decenas de negocios y la matanza de más de 400 ciudadanos chinos, pero a pesar de esto la ciudad se resistió y con el paso del tiempo mantuvo su dinámica característica.

En 1914 la fuerzas villistas expulsaron de la ciudad a una gran parte de la entonces exitosa comunidad española, la mayor parte de estos ciudadanos daba la mayoría de los impulsos económicos en el sector agrícola y huyeron al tono de las amenazas de "fusilamiento".

Sin embargo, dos años más tarde la orden de los villistas dio marcha atrás y se permitió su regreso a la región, los efectos del estallido revolucionario ocasionaron una inevitable crisis que los españoles ayudaban a sanar con su productiva actividad.

 COMIENZA LA RECONSTRUCCIÓN

Al inicio de la década de 1920 la ciudad se encontraba afectada por la Revolución, tanto en su infraestructura, servicios públicos y otros aspectos culturales.

En esta década se colocaron las primeras zonas de pavimentación, se incrementó el drenaje y se mejoraron áreas hospitalarias, que durante la época revolucionaria, funcionaban de manera improvisada en sitios como el Casino de la Laguna, el banco Chino y hasta el edificio Arocena.

En esta época arribaron industrias norteamericanas que buscaban salir del ambiente de la depresión estadounidense, también se unieron otras empresas como la "Dodson Mfg. Co", que generaron empleos y dieron impulso a la economía.

Entre la década del 30, 40 y 50 aparecieron en el ambiente de Torreón otros edificios, como una presidencia municipal, más hospitales y ya circulaban diarios como "El Siglo de Torreón".

La estabilidad institucional benefició a la ciudad que se servía de los beneficios del río Nazas, el cultivo algodonero y una intensa actividad agrícola general que inició con el reparto de tierras del presidente Lázaro Cárdenas.

El mercado Alianza había regresado y el mercado Juárez era ya un importante centro de comercio hasta 1929, durante la semana santa de ese año hubo un incendio que prácticamente lo destruyó junto con su famosa torre de reloj. El sitio fue reconstruido dos años después con el mismo aspecto que conserva hoy en día.

Para 1950 y 1960 llegaron a la región la radio, la televisión y los automóviles ya circulaban naturalmente en las vialidades pavimentadas y acondicionadas con drenaje.

La población se fue incrementando y de esta manera las necesidad de los gobiernos municipales, el crecimiento de la mancha urbana se hizo constante hacia el oriente y espacios como la alameda Zaragoza se iban convirtiendo en los preferidos para las familias durante los fines de semana.

La actividad ganadera y agrícola tuvo importantes repuntes de cara a 1980, y precisamente en ese periodo nacieron sitios que marcaron el rostro moderno de la ciudad, como la anterior presidencia municipal ubicada junto a la plazuela Juárez.

El estadio Revolución ya había vibrado con el campeonato del extinto equipo de beisbol "Unión Laguna" en el pasado, había llegado el turno del futbol con la aparición de los equipos "Diablos Blancos" y la "Ola verde", más tarde nació el Santos Laguna que brillaría en poco tiempo dentro de la primera división.

Las industrias como Lala, Peñoles, Cemex, Coca-Cola, Soriana y otras más se afianzaron como ejes de empleo y de actividad económica en la región.

También el sector de los servicios se diversificaría en este tiempo y la mayoría de la población pertenecía ya al ambiente urbano moderno.

El primer cuadro sólo conservaba algunos edificios de cuando nació la ciudad, algunas familias mantuvieron sus comercios y actividades industriales a través de la agitada historia local.

 HACIA EL FUTURO

Cuando se realizó el anuncio oficial de que la Villa de Torreón sería elevada de categoría, existían 18 mil habitantes, hoy la ciudad cuenta con más de 635 mil ciudadanos y un gran número de retos por resolver.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...