29 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nacional

'No más discursos' exigen al presidente

ELIA BALTAZAR / EL SIGLO DE TORREÓN-AEE
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 18 de mayo 2017, actualizada 6:42 am

Enlace copiado

Al cabo de 10 años de violencia escalada contra la prensa, que ha dejado un saldo de 106 periodistas asesinados en el país desde el año 2000 y 23 más desparecidos, el presidente Enrique Peña Nieto anunció una serie de medidas para reforzar la seguridad de la prensa en el país.

En la residencia oficial de Los Pinos, cuando apenas arrancaba su intervención, Peña Nieto escuchó una voz aislada que se replicó entre fotógrafos y camarógrafos, quienes exigieron "no más discursos". Es la primera vez que la prensa rompe el tradicional silencio para reventar en un grito de "¡justicia!" por los periodistas asesinados.

Dos días después del asesinato del periodista Javier Valdez en Sinaloa, que revivió las protestas de la prensa en distintas partes del país, Peña Nieto reunió a los gobernadores, invitó a los embajadores y convocó a la lectura de un mensaje que duró menos de 30 minutos.

En la residencia oficial de Los Pinos, acompañado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el procurador general de la República, Raúl Cervantes, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, el presidente guardó un minuto de silencio por el asesinato de Valdez.

En su breve mensaje, Peña Nieto anunció el fortalecimiento del Mecanismo de protección para las personas defensoras de los derechos humanos y periodistas y la Fiscalía especial para la atención de delitos contra la libertad de expresión, así como un esquema nacional de coordinación con los estados y protocolos de operación.

Ayer miércoles el presidente y la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) se reunieron de manera extraordinaria y urgente para atender la seguridad de la libertad de prensa, de periodistas y defensores de los derechos humanos. Después de la reunión, el presidente anunció las acciones que pondrán en marcha tanto el gobierno federal como los estatales.

Estas medidas se dan dos días después, también, del atentado que sufrieron Sonia Córdova y su hijo Jonathan Rodríguez, subdirectora y reportero del semanario El Costeño de Autlán de Navarro, Jalisco, y que le costó la vida al joven. También ocurre a 7 días del asesinato de la activista Miriam Rodríguez en San Fernando, Tamaulipas.

En un contexto de 7 asesinatos de periodistas sólo durante 2017, Peña Nieto aseguró: "Cada crimen contra un periodista es un atentado contra la libertad de expresión, contra la ciudadanía".

Luego de afirmar que la crítica, el derecho de disentir y la libertad de prensa son pilares de las sociedades libres, aseguró: "Lucharé hasta el último día de mi mandato para fortalecer las condiciones del ejercicio pleno del periodismo profesional, riguroso y valiente que México necesita".

Aseguró que los retos que representa el crimen organizado obligan a que México se distinga como un país democrático que defiende la libertad de expresión. "Es claro que debemos ir más allá para que los periodistas puedan realizar su labor sin restricción y sin temor", aseguró.

Peña Nieto anunció que la primera medida adoptada por el gobierno federal será "fortalecer la estructura y presupuesto asignado al Mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas".

El mecanismo de protección trabaja desde 2012 y es atendido por la sociedad civil, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el gobierno federal, detalló el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Peña Nieto refirió que gracias al mecanismo actualmente 538 personas están bajo protección, de las cuales 342 son defensoras de derechos humanos y 196 son periodistas.

La segunda acción será establecer un "esquema nacional de coordinación con los estados y protocolos de operación para coordinar acciones y reducir situaciones de riesgo". Su instrumentación estará a cargo del mecanismo de protección, dijo Peña Nieto.

La última acción por parte del gobierno federal será "fortalecer la Fiscalía especial para la atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión" anunció el presidente.

Este fortalecimiento se verá reflejado en tener mayor contacto con la sociedad civil y el gremio; revisión e impulso de las investigaciones de atentados a periodistas y defensores; coordinación transversal entre el gobierno federal y los locales; creación de ministerios públicos especializados dentro de las fiscalías; protocolos homologados de atención a víctimas.

Por su parte, Mancera anunció que las entidades trabajarán en un mecanismo de protección homologado con el del gobierno federal. "La delincuencia no puede acribillar periodistas sin que haya consecuencias", dijo.

Refirió que también existe un compromiso por parte de la Conago para crear y homologar fiscalías o áreas especializada para la atención de estos crímenes. Además habrá un protocolo único de protección, prevención y atención a víctimas.

El jefe de gobierno dijo que la Conago atenderá el cumplimiento de la recomendación 24/2016 de la CNDH; conformará mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas y defensores; e investigará con resultados evaluables los homicidios.

Raúl Cervantes, procurador general de la república, aceptó que existe una deuda con la sociedad y con los periodistas, y dijo que deben ser detenidos los responsables materiales e intelectuales de estos asesinatos y no se debe revictimizar a los periodistas.

Amplían burocracia

Ante los reclamos por los recientes asesinatos de periodistas -incluido el de Javier Valdez, registrado el lunes pasado en Culiacán- y defensores de los derechos humanos, el presidente Enrique Peña Nieto anunció ayer un paquete de tres medidas para reforzar a quienes se encuentran en riesgo por el desarrollo de su labor.

Las medidos consisten, básicamente, en la ampliación de personal y recursos a instancias ya existentes y la creación de un "esquema de coordinación" con las entidades. Anunció la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR contará con más personal.

Ofreció la revisión e impulso permanente de las investigaciones en proceso, "garantizando el derecho a la verdad, el acceso a la justicia y el combate a la impunidad".

Además, indicó, se fortalecerá la estructura y se ampliará el presupuesto del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. Detalló que actualmente protege a 342 defensores y 196 periodistas. (Agencia Reforma)

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...