12 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Leopoldo López grita 'me están torturando'

EL OPOSITOR FUE CONDENADO EN SEPTIEMBRE DE 2015 A 14 AñOS DE PRISIóN

EFE
CARACAS, VENEZUELA, sábado 24 de junio 2017, actualizada 9:36 am

Enlace copiado

El opositor venezolano Leopoldo López grita "mes están torturando" desde dentro de la cárcel militar de Ramo Verde, donde se encuentra detenido desde 2014, según consta en un vídeo que ha difundido hoy su esposa, Lilian Tintori, en las redes sociales.

"Lilian, me están torturando. ¡Denuncien, denuncien! Lilian, denuncia", grita López a Tintori según se escucha en el audiovisual de 26 segundos de duración que fue grabado desde las cercanías de la prisión, ubicada a las afueras de Caracas.

"Leopoldo grita desde Ramo Verde. Denuncio que a Leopoldo lo están torturando", apuntó Tintori al pie del vídeo sin más detalles, por lo que se desconoce cuándo fue grabado.

Más temprano, la esposa del político venezolano denunció que su marido lleva 78 días sin acceso a sus abogados y responsabilizó de esta situación al presidente del país, Nicolás Maduro.

"Han pasado 78 días sin que Leopoldo reciba la visita de sus abogados. La visita, la llamada o lo que sea. Leopoldo está incomunicado", declaró Tintori en rueda de prensa en Caracas.

La mujer de López añadió: "Y esta orden denunciamos que la dio en televisión Diosdado Cabello", en referencia al primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

"Es irregular, es una violación a sus derechos", agregó Tintori, que dijo no haber podido visitar a su marido en 19 días y anunció un nuevo viaje hoy al penal de Ramo Verde para intentar acceder a la cárcel y ver a su esposo.

Tintori hizo un llamamiento a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (un órgano de la Organización de Estados Americanos) que intervenga en el caso de López y denunció que el representante venezolano ante este organismo bloqueó su intento de presentar argumentos ante la comisión. López fue condenado en septiembre de 2015 a casi 14 años de prisión como responsable de los disturbios ocurridos al final de una marcha antigubernamental en 2014, en los que murieron tres personas.

El político de 46 años ha sido declarado "preso de conciencia" por Amnistía Internacional (AI).

 

ORDENA ADECUAR FFAA

Venezuela registró ayer protestas y graves disturbios, incluido un ataque a la sede del Parlamento, tras la muerte de un joven por disparos a quemarropa de un militar, ante lo cual el presidente Nicolás Maduro ordenó a las Fuerzas Armadas adecuarse para "la paz" y con miras al cambio de la Constitución.

"De inmediato, comencemos a adecuar las fuerzas de orden público que necesita la patria para que haya paz, paz con vida, y no caiga más nadie en el conflicto violento que ha declarado la oposición", afirmó Maduro.

Exjefe de Maduro pide justicia por su hijo

David Vallenilla, el padre del joven con el mismo nombre que falleció este jueves por disparos a quemarropa por parte de agentes de seguridad durante una protesta opositora en Caracas, aseguró hoy que fue jefe del actual presidente, Nicolás Maduro, y pidió que la muerte de su hijo no quede impune. “Yo quiero que esto no quede así nada más, Nicolás, por favor. No era malandro (delincuente), era un estudiante graduado. Hoy entregaba su dinero para el paquete de su graduación. Nicolás, por favor, (soy) David Vallenilla, fui tu jefe”, dijo a los medios desde la morgue en la que se encontraba el cuerpo de su hijo en Caracas.

Vallenilla aseguró que trabajó en el Metro de Caracas con el presidente venezolano, y que Maduro conoció a su hijo, hoy muerto, cuando este era pequeño. También destacó que “es claro que hubo una agresión directa contra David José” y enfatizó en que el joven, su único hijo, no era un delincuente. “Por favor, Nicolás, (...) por favor, amigo, yo te digo que eres mi amigo porque yo te respeto, porque tú eras una persona muy centrada (...). Está en tus manos ayudar a que esto quede claro. Y no era malandro, era mi único hijo”, dijo Vallenilla con voz entrecortada. El jueves, David Vallenilla, de 22 años, murió tras recibir disparos a quemarropa por parte de un agente de las fuerzas armadas de Venezuela durante una manifestación opositora en la autopista Francisco Fajardo, la principal arteria vial de Caracas, constató Efe e informó el Ministerio Público.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...