16 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nosotros

Un castillo para Torreón

SIGLOS DE HISTORIA

Maestra Idoia Leal Belausteguigoitia, Investigadora Histórica
TORREÓN, COAH, domingo 25 de marzo 2018, actualizada 9:51 am

Enlace copiado

(PRIMERA PARTE)

Tenemos en el centro un castillo, es hermoso y antiguo. Su techo fue alguna vez uno de los más altos de aquella joven y próspera Villa del Torreón. Tiene remates estilo gótico inglés. En ese castillo, hay un balcón que fue testigo de hechos históricos, como cuando el Presidente de la República, Venustiano Carranza, estuvo ahí en 1919 y una multitud de laguneros se arremolinaron para escucharlo.

Era tradicional que, en el balcón, un ensamble de músicos amenizara con sus melodías el ambiente de todos los que recorrían la avenida desde 1904; muchos iban descalzos y con sombrero rumbo al mercado, otros con huaraches, los más elegantes lucían zapatos comprados en la "Zapatería Francesa" o de "El Puerto de Liverpool".

La avenida Hidalgo era de tierra y lodo, recordemos que fue hasta aproximadamente 1920 cuando se pavimentó. Sin embargo, era maravilloso caminar por ahí, porque la vista se alegraba al admirar ese gigante de cantera rosada, sus tejas rojas resaltan con el cielo azul lagunero.

ANUNCIOS QUE AFEAN...

Hoy, los carros y autobuses llenan la avenida Hidalgo, los peatones pasan con prisa, pocos lo observan, casi nadie tiene la ocurrencia de voltear para arriba y contemplar el castillo. La gente más joven quizás nunca lo ha visto y por lo tanto desconoce su historia y su importancia. En su planta baja, hay múltiples negocios con estridentes anuncios que afean la fachada. Lo mejor sería que esos negocios reduzcan el tamaño de sus anuncios y pongan del mismo color sus muros; así la planta baja sería un conjunto armónico. Hoy, luce muy abandonado.

NUEVO USO: EL RETO DE HOY

Tuve la fortuna de conocer a su actual propietario. En una charla cordial, platicamos sobre el Hotel Salvador. Le conté mi fascinación por ese magnífico edificio y la urgencia de dar un uso a las plantas superiores, que desde hace dos décadas (o más) están vacías.

"Hay que arrastrar el lápiz y echar números" - dijo él.

Torreón cumplió 110 años en el 2017, y sería un gran homenaje a la ciudad darle un nuevo uso a este importante edificio. "Empezar un legado" - respondí.

También, le manifesté mi agradecimiento por cuidar durante estas últimas décadas el castillo, ya que el Hotel Salvador es un protagonista de nuestro Centro Histórico. Recordemos que hemos perdido muchos edificios admirables en nuestra ciudad, el castillo es un testigo que nos contempla desde 1904.

Urge en Torreón un reglamento de clasificación y conservación de inmuebles valiosos, por su arquitectura o su valor histórico, que se respete con religiosidad, que prohíba estrictamente modificarlos y mucho más demolerlos. Se podría - y probablemente debería - elaborar en colaboración con el INAH y el INBA. Urge hacerlo y difundirlo.

Tristemente, como ejemplo de uno de tantos edificios demolidos, tenemos la sucursal del Banco de Londres en México (foto), en Hidalgo y Valdés Carrillo. Era un bello y valioso edificio de cantera labrada que fue derribado. Hoy, contemplamos una farmacia con una gigantesca y horripilante fachada de lámina. El Banco de Londres desapareció, pero afortunadamente ahí, en la Hidalgo, sigue en pie el antiguo Hotel Salvador.

ideasenventa@yahoo.com.mx


Si tiene comentarios, escríbanos a: siglosdehistoria@yahoo.com

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...