19 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nosotros

José Agustín de Escudero, experiencias y viajes por Sudamérica (Capítulo IV )

Segunda parte

Alejandro Ahumada Investigador Histórico
domingo 20 de mayo 2018, actualizada 5:39 pm

Enlace copiado

En 1884, viajó a Perú donde fue nombrado Presidente Honorario Perpetuo y delegado especial para las Repúblicas de México, Centro América, Argentina, Uruguay y Paraguay en la Sociedad de Instrucción Peruana, esta sociedad fue creada para fomentar la instrucción primaria gratuita y difundirla en los departamentos o provincias del Perú. Este hecho se dio al término del período de la llamada guerra del pacífico que se situó entre los países del Perú, Bolivia y Chile entre los años de 1879 a 1884. Y al terminar en este período en el mismo año de 1884, se desató una guerra civil que terminó en 1885.

En septiembre de 1884, gestionó con la línea alemana de vapores "Kosmos" una ruta por los países centroamericanos que representaban ya un nuevo punto económico y así conectarlos con Uruguay y Argentina, agilizando las exportaciones entre ellos, sus conocimientos y la facilidad comercial atribuida por tantos países centroamericanos le daba esa oportunidad de fomentar las exportaciones en ese circuito.

El 4 de marzo de 1885, Agustín de Escudero escribió una carta dirigida al Presidente de Guatemala haciéndole saber de su renuncia al cargo de encargado comercial de este país en Argentina, recordándole que en aquel momento de su nombramiento se había hablado que no reflejaría ningún perjuicio a la nacionalidad mexicana, ya que en los lineamientos para la representación de este país, tenía como requisito asentado en la Constitución de 1879 el ser guatemalteco o naturalizado para poder ejercer el cargo. El motivo de esta carta fue debido a que Agustín de Escudero había perdido su nacionalidad mexicana que tanto temía, por haber aceptado el cargo oficial en un gobierno extranjero, y explicándolo al Presidente en su carta, que el hecho de tener ese cargo podría afectar las relaciones entre ambos países. Es hasta el año de 1886 cuando se formalizó la renuncia de Agustín de Escudero por esos antecedentes y fue comunicado al gobierno argentino la suspensión provisional de esa delegación. Tras varios trámites con el gobierno mexicano, le fue restituida su nacionalidad a mediados de 1886. Sus cartas personales, al hablar de esos momentos, hace notoria la tristeza de lo ocurrido y frases como la siguiente dejan ver su amor por México… "No importa lo que me hayan hecho, yo siempre seguiré siendo mexicano".

En el año de 1887, apareció la siguiente nota del periódico Convención Radical de la Ciudad de México

Deuda de gratitud nacional.

El Sr. Licenciado Agustín de Escudero, natural de México y que ha permanecido algún tiempo en la América del Sur como ministro de la República centroamericana en algunos países del continente meridional, nos informa que en la república Argentina, se hizo a México el honor de haber puesto el ilustre nombre de Juárez a una ciudad que le hace algún tiempo fundó. Igualmente, nos dice que en la capital de Buenos Aires, se dio el nombre de calle de México a una hermosa avenida compuesta además de treinta calles y bastante céntrica. Sabido por todas estas muestras de simpatía que la República de la Plata ha dado a nuestra patria, el Sr. Escudero, como mexicano, ofreció públicamente a nombre de México, que la República de Juárez tendría el honor de obsequiar a la Argentina con un retrato del Benemérito de las Américas, ofrecimiento que aún no se ha cumplido, obstante haber aquí pintores tan notables como el Sr. Escudero y Espronceda y algunos otros.

Como esto constituye una deuda de gratitud nacional, creemos que el ayuntamiento de esta capital debía dar el nombre de calle de Río de la Plata a alguna de las hermosas avenidas que están formándose en las diversas colonias nacientes en la gran Tenochtitlan. El Sr. Escudero, para cumplir su palabra empeñada, piensa abrir una suscripción popular para que todas las clases de la sociedad mexicana contribuyan a reunir la cantidad necesaria para enviar una estatua de Juárez, que pueda colocarse en la nueva ciudad Argentina que lleva el nombre de nuestro mortal patricio. Deseando el mejor éxito hasta noble proyecto

Existen grandes huecos en su andar en esos últimos años en Sudamérica, no he encontrado una razón o motivo principal para haber abandonado ese gran entorno en el que se desenvolvió. Sus experiencias desde España como eclesiástico, donde su proceder y principios expresados marcaron el inicio de su travesía, se mantuvieron presentes en todos sus periódicos fundados y columnas en las que participó en los países donde residió. Sus conocimientos en geografía le hicieron ser invitado para estar presente en diferentes asociaciones sudamericanas, sus amplios conocimientos de igual manera lo llevaron también a ser invitado en las asociaciones y entidades educativas de varios países, sus experiencias en colonización de tierras, el rico entorno comercial que formó y sus experiencias registradas en la participación de los momentos de reconstrucción o de conflictos armados de cada país que vivió, le dieron la marca a ese Agustín de Escudero que llegó a la Comarca Lagunera justo en los años que la Villa de Lerdo perdía el gran auge obtenido por la llegada del Ferrocarril Central con el nacimiento y desarrollo de la naciente población del Torreón.

alejandroahumadatorreon

Si tiene comentarios, escríbanos a: siglosdehistoria@yahoo.com

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...