26 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Doctor en Casa

Mantén tu cerebro en forma

El ejercicio es la clave

LAURA PUENTES
Torreón, Coahuila, jueves 23 de agosto 2018, actualizada 11:11 am

Enlace copiado

Como ya sabemos, el cerebro es un de los órganos más importantes del cuerpo, sin embargo, poco se conoce de cómo mantenerlo sano para que su funcionamiento sea el apropiado a lo largo de nuestra vida. No sólo hay que mantenerlo activo, sino que también hay que ejercitarlo para que rinda “al cien”. Descubramos la importancia del la actividad física para el cerebro.

Más que un beneficio, una necesidad

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2010), la inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial. En este contexto, ha aumentado el número de investigaciones cuyo objetivo es estudiar los beneficios que el ejercicio físico brinda al cerebro.

Algunos de los estudios realizados a personas entre 7 y 16 años de edad, muestran que aunque en esta etapa es difícil establecer una relación directa entre el ejercicio físico y los cambios cerebrales asociados al entrenamiento, debido al rápido desarrollo que sufre el cerebro, las tareas de memoria y atención selectiva los niños con mejor condición física presentan puntajes más altos, evidenciados por medio de una resonancia magnética.

De igual manera, en una investigación realizada a personas de entre 18 y 30 años, se observaron mejorías en el funcionamiento motor, memoria de trabajo, atención, velocidad de procesamiento y habilidades viso-espaciales. No obstante, los resultados cambiaron significativamente cuando se dejó de realizar el entrenamiento, lo que sugiere que la constancia es sumamente importante para preservar el beneficio.

En cambio, con personas de entre 60 y 79 años se encontró un incremento en el volumen de materia gris y blanca. Asimismo, se notó progreso en tareas conductuales de inhibición y atención selectiva visoespacial, esto bajo entrenamiento físico durante más de 6 meses. Además, se han detectado mejorías en la circulación de oxigeno al cerebro, memoria y memoria episódica. Estos datos sugieren que el ejercicio físico ofrece protección neuronal y un incremento en las conexiones neuronales.

Tu protección ante el tiempo

El ejercicio físico parece ser un factor protector ante el declive neurodegenerativo en adultos mayores con o sin demencia, ya que los procesos cognoscitivos beneficiados al realizar ejercicio físico son aquellos que se deterioran con el envejecimiento.

Si se hiciera una comparación de los cerebros de atletas con los de adultos que no practican deporte, se encontraría como resultado que los deportistas tienen un mayor volumen de la materia gris, lo que se debe a la práctica y entrenamiento continuo del deporte que practican.

Entre las practicas deportivas que más se recomiendan realizar son: nado, artes marciales, atletismo, basketball, futbol soccer, gimnasia, caminatas, bicicleta y entrenamiento aeróbico. El tiempo de realización de cada actividad puede variar, por la edad y el gusto que se tenga a la misma.

Conforme se vayan dando respuesta a las dudas que aún rodean a la salud de nuestro cerebro, será posible la creación de programas específicos, adaptados a distintas poblaciones. Será posible el tratamiento de daños neurológicos y neuropsicológicos que puedan apoyar los tratamientos actuales de rehabilitación cognoscitiva.

Mientras la ciencia y la medicina resuelven estas incógnitas, lo mejor es realizar cualquier ejercicio físico para mejorar las posibilidades de tener una vida larga y sana.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...