21 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Perderá fuerza la economía

Estiman que la economía global perderá fuerza luego de dos años de crecimiento

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 03 de enero 2019, actualizada 9:14 am

Enlace copiado

Instituciones multilaterales, un banco de inversión y un centro de análisis coinciden en que la expansión de la economía global perderá fuerza en 2019, debido en buena medida a la creciente tensión comercial entre Estados Unidos y China.

En análisis difundidos en los días recientes, expertos coinciden en que el crecimiento va a perder dinamismo en 2019 luego de dos años consecutivos de un crecimiento que desafió las expectativas, aunque descartaron que una recesión económica global pueda ser inminente.

El banco de inversión Merrill Lynch asentó que la economía global pasará de un crecimiento estimado de 3.8 por ciento para el 2018 a una expansión calculada en 3.6 por ciento para el siguiente año, con una inflación de alrededor del tres por ciento.

"Es probable que la mayoría de las más grandes economías experimenten una desaceleración en su actividad, con un crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) real del 1.4 por ciento en Europa y Japón, y un crecimiento del 4.6 por ciento en los mercados emergentes", según un informe del banco.

Destacó, además, que es probable que el crecimiento de China se debilite aún más a principios del próximo año como resultado de las condiciones financieras aún ajustadas y del conflicto comercial con Estados Unidos.

"El escenario global se ha debilitado, pero creemos que es demasiado pronto para centrarse en los riesgos de una recesión. La política fiscal global ha pasado de ser estimulante a neutral, pero la política monetaria sigue apoyando el crecimiento", precisó Ethan Harris, jefe de economía global del banco.

Harris añadió, sin embargo, que el escenario de una baja moderada en la expansión económica parte de suposiciones "relativamente benignas para la mayoría de los riesgos", como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la probable salida de Italia de la Unión Europea y Brexit.

Por su parte, un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) concluyó que los riesgos para la economía del mundo van en aumento por las tensiones comerciales y por el endurecimiento de las condiciones financieras.

En su más reciente informe, la OCDE revisó a la baja su expectativa de crecimiento global, para ubicarla en 3.5 por ciento para 2019, tras calcular que sería de 3.7 por ciento en un informe emitido el pasado mayo.

"El crecimiento del comercio y la inversión han disminuido debido a los aumentos de aranceles. Las tasas de interés más altas y la apreciación del dólar estadounidense han provocado una salida de capital de las economías emergentes que está debilitando sus monedas", según el documento.

Puntualizó, además, que los estímulos monetarios y fiscales se están disolviendo progresivamente en el grupo de países que pertenecen a la OCDE, organismo del que México es parte.

"Los conflictos comerciales y la incertidumbre política se están sumando a las dificultades que enfrentan los gobiernos para garantizar que el crecimiento económico siga siendo fuerte, sostenible e inclusivo", consideró Angel Gurría, secretario general de la OCDE.

Mientras tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó a la baja su proyección de crecimiento para la economía mundial, que estima crezca en 3.7 por ciento en 2019, o 0.2 puntos porcentuales menos que la expansión calculada para el 2018.

El ajuste a la baja refleja un crecimiento más débil en las economías avanzadas, el aumento de las tensiones comerciales y mayores precios del petróleo, de acuerdo con el FMI.

Maurice Obstfeld. economista en jefe del FMI, aseguró que los datos recientes muestran un debilitamiento del comercio, la producción manufacturera y la inversión en el mundo. Puntualizó que el crecimiento global parece haberse estancado.

Mientras tanto, el organismo de análisis económico The Conference Board resaltó que la economía global registrará un crecimiento de 3.1 por ciento en 2019, comparado con una expansión estimada de 3.2 por ciento durante el presente año.

"La economía mundial se mantendrá sólida durante el próximo semestre, sin signos de una desaceleración, suponiendo que no haya interrupciones políticas importantes, como una escalada generalizada de los aranceles comerciales", declaró Bart van Ark, economista en jefe del organismo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...