15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Pide decretar 'emergencia nacional'

Guaidó aseguró que 16 estados siguen apagados y parcialmente hay luz en ocho

EFE
CARACAS, VENEZUELA, lunes 11 de marzo 2019, actualizada 8:02 am

Enlace copiado

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por unos 50 gobiernos de 195, anunció ayer que solicitará a los diputados decretar "estado de emergencia" para hacer frente a la "catástrofe" que atraviesa el país por un apagón que suma ya casi 70 horas.

El opositor señaló en una rueda de prensa que el Parlamento "sesionará de emergencia (el lunes) para evaluar (decretar) el estado de alarma nacional y tomar las acciones" correspondientes.

"Vamos a solicitar al Parlamento (que decrete la emergencia), debemos atender de inmediato", insistió sin aclarar qué potestades podría obtener el gobierno interino que dice presidir si fuera aprobado este decreto.

Señaló que la oposición mantiene "conversaciones" con una empresa alemana con capacidad para proveer de manera inmediata plantas eléctricas y otros insumos necesarios estabilizar el sistema. La mayor parte de Venezuela permanece sin electricidad desde el pasado jueves a las 17.00 hora local, cuando se produjo una falla en la central hidroeléctrica de Guri, la más importante del país y que abastece del servicio a cerca de 70 % del territorio.

El gobierno de Nicolás Maduro dijo entonces que esa instalación recibió un "ciberataque" de EUA, país al que suele responsabilizar de los graves males que sufre Venezuela.

Pero Guaido dijo ayer que el apagón no fue causado por un sabotaje y apuntó a la desinversión y mala gestión como las causas reales de la prolongada caída que experimenta el servicio eléctrico.

Además, criticó la respuesta del gobierno de Maduro ante la crisis y que se mantenga a la población desinformada. "¿Cómo es posible que a esta hora no haya un reporte de lo que ocurre en el Guri? Ya basta (Maduro) de esconderte detrás de un psiquiatra", dijo en referencia a los partes que ha ofrecido el ministro de Información, Jorge Rodríguez, desde la falla masiva del jueves.

Guaidó confirmó que son 17 los muertos en los hospitales a causa del apagón. "Hay 17 muertos confirmados, 15 de ellos en Maturín, pero producto de la falta de comunicación no hemos podido monitorear 17 de los 40 hospitales que normalmente se monitorean", dijo el líder opositor. Asimismo, reiteró su llamado a la Fuerza Armada para que dé la espalda a Maduro y no reprima a la población que se manifiesta en el país para exigir el fin de la crisis.

"Ya ustedes saben que quien fue comandante en jefe fracasó, que no puede hablar por él mismo, que ni siquiera les puede dar la cara", dijo en palabras dirigidas a los militares.

Los cortes eléctricos son constantes en Venezuela, un país que padece una acuciante crisis económica pese a contar con la mayor reserva de petróleo en el planeta así como otros recursos. Aunque se expresan con mayor crudeza en las regiones de la provincia, ya se sienten también en Caracas, la capital del país y sede de los poderes públicos.

Gobierno de Maduro pide calma

El apagón que se produjo el jueves en varias regiones de Venezuela llegó ayer a su tercer día en medio de un clima de caos, debido a que las comunicaciones, el suministro de agua, el transporte y los comercios se han visto afectados, pero el Gobierno de Nicolás Maduro ha pedido calma.

Aunque la noche de ayer se informó del retorno intermitente de la energía eléctrica en la mayoría de las zonas de Caracas, en Zulia, Táchira y varios estados, sus habitantes aseguran que no les ha llegado la luz desde el jueves a las 17:00 horas cuando ocurrió el masivo apagón que el Ejecutivo atribuye a un “sabotaje”.

Desde el Gobierno de Maduro se ha asegurado que trabajan para solucionar el problema y elministro de Defensa, Vladimir Padrino López, pidió hoy en una declaración al canal estatal VTV “calma” y no caer en la “violencia”. Algunos medios locales informan de conatos de saqueo en Caracas y otras regiones del territorio venezolano, donde los alimentos que se mantenían refrigerados han comenzado a dañarse por la falta de electricidad.

Además, el apagón también ha afectado al suministro de agua, un recurso ya escaso, y ante ello muchos venezolanos han acudido a ríos o a los chorros de manantiales en los cerros para llenar bidones o bañarse.

Los comercios, por su parte, continuaron cerrados y los pocos que abrieron sus puertas cobraron a los usuarios en efectivo, un bien escaso en Venezuela, o en dólares, moneda a la que también tienen poco acceso los venezolanos.

Las filas para abastecerse de gasolina no faltaron en las pocas estaciones de servicio que se encuentran abiertas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...