12 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Anuncia Venezuela intervención de empresa eléctrica estatal

EFE
CARACAS, VENEZUELA, miércoles 03 de abril 2019, actualizada 6:02 pm

Enlace copiado

El gobierno de Nicolás Maduro anunció el miércoles la intervención y reestructuración de la estatal venezolana Corpoelec con miras a “mejorar” sus operaciones en medio de una serie de apagones que desde el 7 de marzo afectan al país sudamericano.

"Se ha decidido la intervención, reestructuración y modernización de la empresa Corpoelec", anunció la vicepresidenta Delcy Rodríguez en una declaración difundida por la estatal Venezolana de Televisión.

La medida apunta a "atender la emergencia nacional eléctrica provocada por el ataque criminal contra el Sistema Eléctrico Nacional y sus servicios derivados, y al mismo tiempo la edificación de un nuevo sistema blindado frente a este tipo de ataques multiformes que ha sufrido el Sistema Eléctrico Nacional".

Desde el 7 de marzo, cuando se registró el hasta ahora peor apagón de la historia venezolana, el gobierno de Maduro había denunciado que los cortes de energía son consecuencia de varias causas, desde "ataques electromagnéticos" dirigidos por Estados Unidos hasta un ataque con arma de fuego a una instalación eléctrica perpetrado por políticos locales de oposición.

El anuncio se produjo dos días después de que Maduro designara como nuevo ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec a Igor Gavidia, un graduado en ingeniería eléctrica con 25 años de experiencia en el sector que en 2009 se desempeñó como presidente de EDELCA, la empresa estatal que entonces administraba el complejo hidroeléctrico del Guri, y que aporta más del 60% del consumo eléctrico del país.

Gavidia, de 65 años, sustituyó al general Luis Motta Domínguez, que estuvo cuatro años en el cargo y era culpado repetidamente por los críticos del gobierno por las repetidas fallas eléctricas, particularmente en la provincia.

Motta fue objeto por unanimidad en febrero de 2017 de una moción de voto de censura por parte de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, que pidió su destitución por su presunta responsabilidad en la crisis eléctrica nacional y supuestos hechos de corrupción durante su gestión.

Los apagones, que aún se mantiene en algunos centros poblados, dejaron a millones de venezolanos sin servicio de agua, mientras el funcionamiento de Internet y los teléfonos fijos y móviles es intermitente desde el 25 de marzo en varias regiones del país.

Corpoelec, creada en julio de 2007, tomó el control de casi una decena de empresas eléctricas públicas, entre ellas varias privadas, que fueron nacionalizadas --como la Electricidad de Caracas C.A., vista como un modelo de eficiencia-- por el antecesor y padre político de Maduro, el ahora fallecido Hugo Chávez, quien consideraba "estratégico" retomar el control del sector petrolero, eléctrico y las siderúrgicas, entre otros, que fueron privatizados antes de su llegada al poder en 1999.

Los expertos sostienen que las repetitivas fallas son consecuencia de una administración corrupta e incapaz que se traduce en la falta de mantenimiento del sistema eléctrico nacional. Las instalaciones están casi en ruinas, particularmente las centrales termoeléctricas que otrora conformaban el sistema de respaldo en caso de una avería en la hidroeléctrica de Guri.

Las termoeléctricas sólo operan al 10% de su capacidad, de acuerdo con cifras de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...