20 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Enlace copiado

Un enorme incendio envolvió ayer las secciones altas de la catedral de Notre Dame en París mientras se realizaban renovaciones, poniendo en riesgo uno de los mayores tesoros arquitectónicos del mundo occidental ante la mirada atónita de turistas y parisinos.

Las llamas causaron el derrumbe de la aguja de la catedral y se extendieron hacia una de sus emblemáticas torres rectangulares, pero el jefe de bomberos de París, Jean-Claude Gallet, dijo que la estructura del recinto se había salvado gracias a que lograron impedir que el fuego se propagara al campanario norte.

La catedral del siglo XII alberga obras de arte de valor incalculable y es una de las atracciones turísticas más famosas del mundo, inmortalizada en la novela de Víctor Hugo "Nuestra Señora de París" de 1831.

notredameinterior

Así quedó el interior de la catedral de Notre Dame.

Aún se desconoce la causa del incendio, pero la prensa francesa informó que una brigada de bomberos de París indicó que el fuego "podría estar ligado" a un proyecto de renovación de 6.8 millones de dólares (6 millones de euros) en la aguja de la iglesia, que contenía 250 toneladas de plomo. La fiscalía descartó que se trate de un incendio provocado o que tenga posibles móviles relacionados con el terrorismo, e indicó que lo estaba considerando un accidente.

Mientras la aguja caía, el cielo se iluminaba de naranja por las llamas que salían del techo detrás de la nave de la catedral, uno de los lugares más visitados del mundo. Cientos de personas abarrotaron los puentes alrededor de la isla en la que se ubica la estructura, observando incrédulas las enormes columnas de humo. En declaraciones vertidas junto al viceministro del Interior Laurent Nunez el lunes por la noche, el jefe de bomberos Gallet dijo que "dos terceras partes del techo están destrozadas", e indicó que trabajarían toda la noche para enfriar el edificio.

Por la noche había indicios de que el fuego estaba cediendo, ya que podían verse luces en las ventanas de la fachada de la catedral, aparentemente de investigadores que inspeccionaban.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo que se logró recuperar la significativa colección de obras de arte y objetos sacros dentro de la iglesia. Algo notable es que sólo uno de los aproximadamente 400 bomberos que combatieron las llamas resultó herido, señalaron las autoridades.

El incendio ocurrió a menos de una semana de las conmemoraciones de Pascua y la Semana Santa. Mientras la catedral ardía, los parisinos se reunieron para orar y entonar himnos frente a la iglesia de Saint Julien Les Pauvres, al otro lado del río frente a Notre Dame, mientras las llamas iluminaban el cielo detrás de ellos. El arzobispo parisino Michel Aupetit pidió a los sacerdotes de toda Francia que hicieran sonar las campañas de sus parroquias en llamado a la oración.

El presidente de Francia Emmanuel Macron le dio al incendio trato de emergencia nacional, acudiendo al lugar y sosteniendo reuniones en los cuarteles de la policía de París. Se comprometió a reconstruir la catedral y dijo que solicitaría ayuda internacional para lograrlo.

"Se ha evitado lo peor, aunque la batalla aún no se gana del todo", afirmó el mandatario, y añadió que el martes lanzará una campaña nacional de recaudación de fondos y convocará "a los mayores talentos" del mundo para que ayuden a reconstruir el monumento.

Construida entre los siglos XII y XIII, Notre Dame es la catedral gótica más famosa de la era medieval, así como una de las estructuras más queridas del mundo. Ubicada en la Île de la Cité, una isla sobre el Río Sena, la arquitectura de la catedral es reconocida por, entre otras cosas, sus gárgolas y arbotantes.

ghdfj

Creyentes católicos se hincaron para orar y cantar el Ave María mientras observaban incrédulos los momentos en que se consumían miles de años de historia y devoción.

Entre las obras de arte más reconocidas en su interior están sus tres rosetones, ubicados a lo alto de las caras oeste, norte y sur de la estructura. Sus invaluables tesoros también incluyen una reliquia católica: la corona de espinas, que sólo se exhibe de manera ocasional, incluidos los viernes de Cuaresma.

La historiadora francesa Camille Pascal dijo a la televisora BFM que el incendio marcó "la destrucción de una herencia invaluable".

"La catedral ha vigilado a París por 800 años", dijo Pascal. "Eventos felices y desafortunados durante siglos han quedado marcados por las campanas de Notre Dame".

"Solo podemos horrorizarnos por lo que vemos", agregó.

thtrhrj

Miles de visitantes de diferentes países y parisinos fueron testigos del incendio que devastó al histórico edificio. Muchos de ellos compartieron en sus redes sociales los momentos críticos del incidente.

Miles de visitantes de diferentes países y parisinos fueron testigos del incendio que devastó al histórico edificio. Muchos de ellos compartieron en sus redes sociales los momentos críticos del incidente.

El mundo conmocionado

/media/top5/nacional0incendiodejaencenizaselcorazondefranciaverdaderapesadilla22450257jpg.jpg

El grave incendio que desde la tarde de ayer consumió parte de la catedral parisina de Notre Dame, transmitido por las televisiones en tiempo real, ha conmocionado al mundo, que no cesa de lamentar con estupor el suceso acaecido a un templo símbolo de París, de Francia, su historia y del mundo católico.

Más de 500 bomberos luchaban por la noche contra las llamas que acabaron con al menos dos tercios de la cubierta y provocaron el desplome de la aguja del templo, el monumento más visitado en Francia y una de las obras maestras del arte gótico con sus más de ochocientos años de historia.

Las dos torres del pórtico se han salvado del fuego, originado por causas desconocidas en el tejado que estaba en restauración, así como las reliquias que atesoraba el templo.

A medianoche el Gobierno francés señaló que la estructura de la catedral "puede haberse salvado", debido al enfriamiento reciente, pero se mostró cauto y prudente ante el devenir de la noche y los trabajos de extinción de este templo construido en 1272. El presidente galo, Emmanuel Macron, desde los alrededores de Notre Dame consideró que "lo peor se ha evitado" en el incendio, aunque recordó que "la batalla todavía no se ha ganado totalmente" y proclamó que quería reconstruir la catedral "todos juntos".

Las iglesias cristianas en Tierra Santa manifestaron que rezan por la catedral y expresaron su "solidaridad con la Iglesia en Francia, especialmente durante la Semana Santa (...) y deseamos lo mejor a esta Iglesia y a sus fieles", señaló el asesor de líderes de la Iglesia en Tierra Santa, Wadie Abunassar.

El Vaticano ha recibido con "incredulidad y tristeza" la noticia del "terrible" incendio. El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, mostró la "cercanía" del Vaticano a los católicos franceses y a los parisinos y aseguró oraciones por los bomberos y todos aquellos que se esfuercen en "hacer lo posible para afrontar esta dramática situación", concluye el comunicado.

"Qué triste espectáculo. Qué horror. Comparto la emoción de la nación francesa, que también es la nuestra", dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien recordó que Notre Dame pertenece a toda la humanidad. "Ha inspirado a tantos escritores, tantos pintores, tantos filósofos, a tantos visitantes venidos de todas partes", consideró.

La primera ministra británica, Theresa May, mostró su apoyo a Francia: "Mis pensamientos esta noche están con las personas de Francia y con los servicios de emergencias que luchan contra el terrible incendio en la catedral de Notre Dame". Al igual que la canciller alemana, Angela Merkel: "Estoy apenada por esas terribles imágenes", dijo en un mensaje difundido a través de la cuenta en Twitter de su portavoz, Steffen Seibert. El rey de España, Felipe VI, se mostró seguro de que la catedral parisina "resurgirá de sus cenizas": "El pueblo francés la reconstruirá, la levantará sin duda de nuevo. Y estaremos ahí; el mundo entero está y estará con Francia. La catedral de Nôtre Dame resurgirá de sus cenizas", tuiteó el monarca.

Al otro lado del Atlántico, el presidente de EUA, Donald Trump, llegó a sugerir el empleo de aviones cisterna para apagar las llamas de Notre Dame, según dijo en su recurrida cuenta de redes sociales. "Tan terrible ver el inmenso incendio en la catedral de Notre Dame en París. A lo mejor, se podrían emplear aviones cisterna para apagarlo ¡Hay que actuar rápido!", escribió. Sugerencia que no gustó mucho a las autoridades en París, que a través del secretario de Estado francés del Interior, Laurent Nunez, rechazaron las críticas recibidas por las redes sociales a tal respecto. "El lanzamiento de agua desde el aire habría sido extremadamente peligroso", aseguró.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó de "desgracia para el arte, la cultura y la religión" el voraz incendio de Notre Dame", y a través de su canciller, Marcelo Ebrard, transmitió la solidaridad del pueblo mexicano con Francia además de poner "su apoyo y conocimientos para la reconstrucción que habrá de venir".

En Nueva York, el secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró "horrorizado" por las imágenes del incendio de Notre Dame, "una joya única del patrimonio mundial que reina sobre París desde el siglo XIV", señaló Guterres en francés a través de su cuenta de Twitter.

La Agencia de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se adelantó ya a ofrecer su apoyo para la restauración del templo. "La Unesco sigue de cerca la situación y está al lado de Francia para salvaguardar y rehabilitar este patrimonio inestimable", escribió en Twitter Audrey Azoulay, antigua ministra francesa de Cultura y directora general de la agencia. (EFE)

gftrh4rth

La prensa francesa hizo eco de la tragedia con su cobertura y en las portadas de todos los diarios. Libération, periódico de línea editorial centro izquierda, tituló su portada de hoy "Nuestro drama".

'No se trata de una reliquia, no de una pieza de cristal... es el todo', claman expertos de arte

/media/top5/nacional0incendiodejaencenizaselcorazondefranciaverdaderapesadilla22450261jpg.jpg

Notre Dame, sobreviviente de guerras y revoluciones, se ha mantenido por siglos no sólo como la más importante de las catedrales góticas y una joya imponente de la arquitectura occidental.

Se ha erguido, en palabras de una experta en arte conmocionada, como "uno de los grandes monumentos a lo mejor de la civilización". Y fue así que en todo el planeta el lunes, un atónito e impotente mundo del arte lloró junto al pueblo francés mientras un enorme incendio devastaba la querida catedral.

"La civilización es tan frágil", dijo Barbara Drake Boehm, curadora del departamento de claustros medievales del Museo Metropolitano de Arte en Nueva York, con la voz temblorosa mientras intentaba explicar en palabras lo que la catedral significa. "Este monumento de piedra grande y corpulento ha estado allí desde 1163. Ha salido airoso de tantas pruebas".

"No se trata de una reliquia, no de una pieza de cristal... es el todo", afirmó, con dificultades para hallar las palabras lo suficientemente efusivas para describir la trascendencia de la catedral. "Es el alma misma de París, pero no es solo para el pueblo francés. Para toda la humanidad, es uno de los grandes monumentos a lo mejor de la civilización". Boehm habló poco antes de que el jefe de los bomberos de París anunciara que finalmente habían podido salvar la estructura, incluyendo sus dos torres principales. Gran parte del techo quedó destruido.

Los expertos hacen notar que Notre Dame es una síntesis estéticamente fluida de diversos siglos.

"Todo se mezcla tan armoniosamente", dijo Nancy Wu, experta en arquitectura medieval y educadora en los claustros del Met. Dijo que le impactó lo delicado de la estructura, así como los tres sorprendentes rosetones de vitrales, y los elegantes tallados del exterior. "Hay muchos detalles que le recuerdan a uno intrincados encajes", señaló, "aunque es un edificio de piedra fría y dura".

Además de la estructura, a los expertos en arte les preocupaba el destino de incontables e inapreciables obras de arte y artefactos en el interior, incluidas reliquias como la corona de espinas, que sólo es exhibida ocasionalmente. "Esta catedral tiene diversos elementos que no sólo son famosos, sino también significativos en lo religioso", dijo Julio Bermúdez, profesor en la escuela de arquitectura y planeación en la Universidad Católica en Washington, D. C. (AP)

The Cathedral Notreesgwegz

Así lucía la catedral de Notre Dame en el París de 1911.

Se esfuma parte de la historia y de la cultura

La catedral de Notre Dame guardaba una historia de milenios y de momentos históricos como ninguna otro edificio religioso en el mundo.

-Su nombre significa en castellano Nuestra Señora de París. La construcción de Notre-Dame comenzó hace más de 850 años sobre las ruinas de dos iglesias anteriores, que se edificaron sobre un templo dedicado al dios romano Júpiter. El edificio se yergue en la Île de la Cité, una pequeña isla en el río Sena, en París. Se inició a levantar en 1163, y sus dos enormes torres fueron concluidas alrededor de 1245, pero la catedral no fue terminada sino hasta principios del siglo XIV. Su aguja central fue añadida en el XIX. Tardó casi 200 años en completarse.

-La primera piedra de la catedral fue colocada por el Papa Alejandro III en 1163, y el altar mayor fue consagrado 26 años después. Asimismo, las torres de 223 pies de altura se construyeron entre 1210 y 1250, y la iglesia se completó oficialmente en 1345. El interior de la catedral mide 130 x 48 metros. La estructura principal mide 64 metros de altura. Los tres afamados rosetones se remontan al siglo XIII.

-Este fue lugar de importantes hechos históricos, como la coronación del rey Enrique VI de Inglaterra en 1431, la beatificación de Juana de Arco por el Papa Pío X en 1909. De acuerdo con la BBC, la catedral escapó a una posible destrucción durante la Revolución Francesa, cuando Napoleón se coronó rey de Francia en 1804. Asimismo, sobrevivió a dos guerras mundiales.

-En 2013 la catedral celebró sus 850 años con una restauración del órgano. Cada uno de los casi 8,000 tubos, algunos de los cuales se remontan al siglo XVIII, fue limpiado individualmente. Nueve campanas gigantescas reemplazaron a las del siglo XIX.

El colapso de una herencia universal

/media/top5/nacional0incendiodejaencenizaselcorazondefranciaverdaderapesadilla22450273jpg.jpg

El difícil acceso a la isla fluvial en la que está enclavada la catedral, rodeada por las aguas del Sena, dificultó la labor de los bomberos, que se centraron en evitar que el fuego dañara la estructura y provocara el derrumbe del monumento, en particular de la torre norte, la más afectada de las dos.

El fuego, originado por causas todavía desconocidas en el tejado, que estaba en restauración, también dañó buena parte de las obras interiores, aunque no las reliquias que atesora el templo, entre ellas la corona de espinas de Cristo.

Los cañones de agua, que vistos desde la distancia parecían los arbotantes que sujetan las paredes de la catedral, lograron imponerse al avance del fuego, aunque no evitaron que dos tercios de su cubierta, al igual que su célebre aguja -ambos añadidos al templo gótico en el siglo XIX-, quedaran totalmente destruidas. Así fue como se colapsó:

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...