21 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Notre Dame es llamado de atención a recintos de México, afirman Bomberos

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, martes 16 de abril 2019, actualizada 6:17 pm

Enlace copiado

El incendio en la catedral de Notre Dame en París, es un llamado de atención para fortalecer los protocolos de prevención y actuación para salvaguardar la integridad de personas y el resguardo de piezas valiosas en museos, recintos religiosos, monumentos y edificios históricos de la Ciudad de México.

El subdirector de Prevención del Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, Alejandro Augusto Martínez González, destacó que se debe aprender de la experiencia de Notre Dame y avanzar en convenios con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y con la Iglesia Católica, para establecer convenios y protocolos ante ese tipo de situaciones.

En entrevista, expuso que esta instancia tiene un protocolo y operativo permanente, desde hace varias décadas, con alrededor de cinco elementos en cada sitio, tanto en el Museo Nacional de Antropología e Historia como en Palacio Nacional, donde el personal está capacitado en el manejo de hidrantes, rociadores y otros equipos para casos donde existan conatos de incendios.

“Antropología es el único museo donde se tiene este operativo” y en el caso de las iglesias “contamos con un protocolo especial por el tipo de estructuras en caso de incendio, ya que la mayoría son bóvedas catalanas, construcciones de hace varios siglos, por lo que tenemos que atacar el incendio de una forma diferente”, explicó.

El Segundo Superintendente del H. Cuerpo de Bomberos detalló que en casos de incendio en templos religiosos, sobre todo en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se labora con más medidas de seguridad.

Ello, precisó, porque son edificios, estructuras añejas, más susceptibles a colapsar al recibir el fuego y el agua. Son techos que se debilitan, por lo que la actuación y los protocolos de los bomberos cambian por el riesgo de derrumbes.

Respecto al cuidado del arte sacro en este tipo de incendios en iglesias o museos, reconoció que no existe un protocolo establecido como tal.

No obstante, a raíz de los ocurrido en Francia en la Catedral de Notre Dame, “sería importante acercarnos al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y otras instancias, a las propias iglesias, para conocer y aprender el manejo de estas piezas”.

Martínez González consideró necesario crear un grupo de bomberos que sean capacitados en la extracción de ese tipo de piezas históricas, valiosas.

“Es importante un acercamiento con el INAH para que nos digan cómo manejar esas piezas, esos materiales para no dañarlos, obviamente siempre privilegiando primero el rescate de personas y la seguridad de los bomberos”, sostuvo.

“Lo ocurrido en Notre Dame es un llamado de atención para el país, para la Ciudad de México, para empezar a fortalecer los protocolos de actuación de los bomberos en iglesias, en museos, en monumentos históricos, ya que si bien hay un índice muy bajo de incendios estos sitios, también es cierto que siempre hay un peligro latente por el tipo de construcciones, la presencia de fuego en las veladoras y una gran cantidad de visitantes”, señaló.

Comentó que tanto en la Catedral como en la Basílica de Guadalupe, por ser zonas federales, cuentan con presencia de la Policía Federal, además de que tienen brigadas internas de protección civil.

“Los bomberos tenemos presencia en estos dos recintos en épocas de festividades como el 12 de diciembre, tanto el interior como el exterior de los templos, así como en otros como San Hipólito, cada 28 de todos los meses, donde estamos alertas por la gran cantidad de personas que lo visitan”, agregó.

Insistió en que se deben reforzar los protocolos de prevención y actuación, así como firmar convenios de colaboración con museos e iglesias. En el caso de los templos religiosos alertó que deben apegarse a las normas de protección civil, con salidas de emergencia, sistemas contra incendios, sobre todo por el manejo del fuego en veladoras, telas, madera y una gran afluencia de personas.

“Las iglesias deben cumplir con medidas de seguridad. No hay de otra. El caso Notre Dame es una advertencia, no sólo para el caso de incendios, sino incluso de sismos, porque la mayoría son edificios muy viejos. El Cuerpo de Bomberos tiene que hacer visitas para emitir opiniones técnicas y medidas de seguridad”, subrayó.

Por otra parte, cabe destacar que de acuerdo a las normas generales de seguridad para los museos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, que datan de 1986, se destaca que “los museos deberán contar con el personal indispensable que tenga capacidad técnica necesaria en la custodia de bienes culturales” y para la prevención de incendios.

La norma que debería de aplicarse a los 170 museos que hay en la capital del país agrega que estos sitios “deberán contar con los equipos y dispositivos necesarios para la prevención de incendios, así como con salidas de emergencia adecuadas, tomando en cuenta su estructura y los bienes culturales que alberguen".

Puntualizó que "para el caso de que se presente un siniestro de esta naturaleza. El equipo para el combate de incendios, así como las salidas de emergencia, deberán ajustarse a las disposiciones vigentes que sobre la materia se dicten”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...