26 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Promete Macron reconstruir a Notre Dame en cinco años

El presidente de Francia pidió a su pueblo que se sienta 'consciente de su historia'

AGENCIAS
PARÍS, FRANCIA, miércoles 17 de abril 2019, actualizada 8:42 am

Enlace copiado

El presidente francés, Emmanuel Macron, fijó ayer en cinco años el periodo para reconstruir "todavía más bella" la catedral de Notre Dame de París, un día después de que fuera parcialmente devastada por un incendio.

"Somos un pueblo de emprendedores. Tenemos mucho que reconstruir. Y la reconstruiremos. Más bella todavía", aseguró el presidente en una alocución solemne televisada a la nación desde el palacio del Elíseo.

"Quiero que esté terminada en cinco años. Podemos hacerlo. Y para hacerlo nos movilizaremos", agregó Macron, que aseguró que en la tragedia de Notre Dame hay una oportunidad de unir al pueblo francés.

El presidente pidió "huir de la impaciencia y de los anuncios inmediatos" y pidió a su pueblo que se sienta "consciente de su historia" y que "aproveche la catástrofe para reflexionar sobre lo que fuimos y lo que somos, para mejorar".

Macron se dirigió en el mismo formato y a la misma hora en el que tenía previsto hacerlo ayer para anunciar las grandes medidas de su política para los próximos años, como respuesta al descontento mostrado por los "chalecos amarillos".

Pero aquel discurso fue retrasado por el incendio de Notre Dame, al que el presidente se dirigió para ver de primera mano sus consecuencias.

En un tono solemne, afirmó que en los próximos días hará esos anuncios, muchos de los cuales han sido filtrados ya a la prensa.

Macron aseguró que el pueblo francés ha sido capaz de levantar grandes obras y reconstruirlas.

"El incendio de Notre Dame nos recuerda que nuestra historia no se detiene nunca, que siempre habrá dificultades que superar, que aquello que creemos indestructible puede ser dañado. Todo lo que supone la Francia, material, espiritual y vivo, es frágil. No debemos olvidarlo", señaló Agregó que les corresponde a los franceses "garantizar la continuidad de la nación".

Durante el drama, señaló, "cada uno dio lo que tenía" y quiso ver en esa prueba de solidaridad una muestra de unidad.

"Comparto su dolor, pero también su esperanza. Ahora tenemos que trabajar. Actuaremos y triunfaremos", aseguró.

SERÁ UN PROCESO LARGO Y COMPLICADO

La reconstrucción de la Catedral de Notre Dame de París será un proceso largo, complicado y caro, coinciden los expertos.

El principal desafío por el momento es proteger de la intemperie el interior de la estructura de 850 años, luego de que su techo soportado por enormes vigas de madera fue consumido por las llamas.

La prioridad será cubrir los restos del edificio con láminas de plástico o metal a fin de impedir que entre la lluvia. A partir de entonces los ingenieros y arquitectos podrán entrar y evaluar los daños.

Afortunadamente, la catedral es un edificio histórico que ha sido prodigiosamente documentado. Con el paso de los años, historiadores y arqueólogos han elaborado planos, fotos e imágenes, incluso tomografías tridimensionales minuciosamente detalladas.

Duncan Wilson, director de la organización preservacionista Historic England, declaró el martes que lo importante primero es apuntalar lo que queda de la estructura sin dañar los escombros que cayeron en el interior y que pueden servir de gran fuente de información e incluso de materiales para la reconstrucción.

"El segundo desafío es realmente resguardar todo el material", expresó. "Parte de ese material podría ser reutilizable y esa es una tarea ardua, es como una excavación arqueológica".

A pesar de temores iniciales de que la catedral entera se derrumbaría, la estructura básica sigue en pie. Sus dos enormes campanarios siguen erguidas y la enorme bóveda de piedra se mantiene soportada por contrafuertes masivos. La catedral, construida para durar una eternidad, ha sobrevivido su más prueba más grave.

Tom Nickson, profesor de arquitectura y arte medieval de Instituto Courtauld de Londres, declaró que la bóveda de piedra "sirvió como un escudo antiincendios entre el techo altamente inflamable y el interior, que también era altamente inflamable". Esa fue, aseveró, precisamente la intención de los creadores de la catedral.

Ahora tendrán que realizarse revisiones detalladas para determinar si las piedras quedaron debilitadas o resquebrajadas por el calor. De ser así, la bóveda entera podría tener que ser demolida y reconstruida.

Los vitrales de la catedral lucen intactos, pero probablemente sufrieron un "impacto térmico" por haber sido expuestas a las llamas y luego al agua fría, manifestó Jenny Alexander, experta en arquitectura y arte medieval en la Universidad de Warwick. Eso significa que el vidrio, enmarcado en plomo, quizás quedó debilitado y tendrá que ser inspeccionado de cerca.

Una gran decisión será si se conservará la catedral tal y como estaba antes del incendio o se adopta un enfoque más creativo.

No siempre es una elección sencilla. La aguja de Notre Dame, destruida en el incendio del lunes, fue añadida a la catedral gótica durante las renovaciones del siglo XIX. ¿Se reconstruirá como estaba o será reemplazada con un nuevo diseño para el siglo XXI?

Es probable que en la decisión se analicen consideraciones financieras y políticas, así como las estéticas.

Los expertos coinciden en que el proyecto tomará años, incluso décadas. Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, la organización cultural de Naciones Unidas, dijo que restaurar Notre Dame "tomará mucho tiempo y costará mucho dinero".

Varias empresas francesas ya respondieron a una exhortación del gobierno para recaudar fondos y ya se han prometido cientos de millones de euros (dólares).

Pocos dudan de que Notre Dame se levantará de nuevo.

"Las catedrales son el ave fénix de piedra: recordatorios de que más allá de la adversidad podemos renacer", dijo Emma Wells, arqueóloga de edificios de la Universidad de York.

"El resquicio de esperanza, si podemos llamarlo así, es que esto permite a los historiadores y arqueólogos entrar y descubrir más de su historia de lo que nunca antes habíamos imaginado.

"Es un palimpsesto de capas de historia, y podemos entrar y entender el arte de nuestros antepasados medievales", agregó. Un palimpsesto es un manuscrito antiguo que conserva huellas de una escritura anterior borrada artificialmente. (Con información de EFE y AP)

Lo salvado y lo perdido

Notre Dame era un museo que alojaba tesoros y reliquias de incalculable valor religioso, artístico, musical e histórico. Aquí un vistazo a lo salvado y lo perdido en el incendio:

=>LA CORONA DE ESPINAS: La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo que se salvó esta reliquia, la más sagrada de la catedral. Según la tradición, es una reliquia de la corona colocada sobre la cabeza de Jesucristo durante su crucifixión y fue traída a París por el rey Luis IX en el siglo XIII. Está hecha de juncos y atada con un filamento dorado. Desde 1896 está bajo vidrio y se saca muy ocasionalmente. El vicealcalde de París Emmanuel Gregoire dijo que es una de las piezas que fueron trasladadas de urgencia a una “ubicación secreta” después del incendio. Añadió que también fue rescatada la túnica de San Luis, una pieza en forma de camisa del siglo XIII que se cree que perteneció al rey Luis IX.

=>CLAVO Y FRAGMENTO DE LA SANTA CRUZ: El trozo de madera de 24 centímetros (9.5 pulgadas) y el clavo de 9 centímetros (3.5 pulgadas) fueron, según la creencia, parte de la cruz sobre la que fue crucificado Jesucristo. El trozo de madera es mantenido en un envase de vidrio. Por ahora se desconoce la suerte de las dos piezas.

=>EL ÓRGANO: El órgano impresionante, que data de poco después de 1730 y que tiene unos 8,000 tubos, no se quemó, pero no se sabe si sufrió algún daño por humo, calor o agua. “Es un instrumento muy frágil”, expresó a Bertrand de Feydeau, vicepresidente de la Fundación del Patrimonio Cultural Francés.

Agregó que el órgano tiene un sonido “increíble” y “colores sumamente ricos” y que hay una lista de espera de más de dos años para los organistas que desean tocarlo. Cada uno de los tubos fue limpiado individualmente durante las obras de reparación de 2013.

=>EL TECHO: El techo de la catedral fue hecho de enormes vigas de madera, provenientes de árboles talados en los siglos XII y XIII. Según los expertos Francia ya no tiene árboles de semejante tamaño. Feydeau dijo a la Radio France Info que el techo de la catedral no podrá ser reconstruido como estaba exactamente porque “en estos momentos no contamos en nuestro territorio con árboles de ese tamaño, como los árboles cortados en el siglo XIII”. Agregó que esa reparación podría hacerse con base en nuevas tecnologías.

=>LAS CAMPANAS: Después de la Revolución Francesa, la catedral fue declarada “Templo de la Razón” en contraposición con el clero. Las campanas originales fueron destruidas y reemplazadas excepto una, apodada Emmanuel y que pesa 13 toneladas. En 2013, durante unas labores de reparación con motivo del 850mo aniversario de la catedral, nueve campanas reemplazaron a otras antiguas. El tañido de esas campanas particulares es históricamente famoso y son mencionadas en “Nuestra Señora de París”, la novela de Víctor Hugo en la que el jorobado Quasimodo hace sonar las campanas. Por ahora se desconoce la magnitud de los daños sufridos por esas piezas.

=>CUADROS: Hay en la catedral aproximadamente una decena de cuadros enormes, que retratan temas religiosos y que datan de entre 1630 y 1708. El ministro de cultura francés Franck Riester manifestó que los cuadros más importantes serán sacados de allí a partir del viernes. “Sospechamos que no fueron dañados por el fuego, pero podría haber daño del humo”, declaró.

=>ESTATUAS: Justo la semana pasada 16 estatuas fueron sacadas de la catedral de Norte Dame para labores de reparación. Era parte de un plan que incluía remozar la aguja de la catedral, que fue consumida por las llamas. Las estatuas de cobre de 3 metros de altura representan a los 12 apóstoles y cuatro evangelistas.

=>VITRALES: Los tres enormes vitrales color rosado de la catedral datan del siglo XIII. La directora de la organización cultural de la ONU dijo que por ahora es muy pronto para decir si resultaron averiados. La directora de la agencia, Audrey Azoulay, dijo a The Associated Press que los expertos de arte no han podido evaluar el interior del lugar desde que ocurrió el incendio, aunque ella dice haber recibido informes preliminares optimistas. La Catedral de Notre Dame es parte de uno de los sitios culturales protegidos por la UNESCO.

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...