09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Dos Bocas costaría más por ubicación, según expertos

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 21 de junio 2019, actualizada 3:46 pm

Enlace copiado

Los riesgos contemplados en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la Refinería de Dos Bocas podrían incrementar los costos y el tiempo de construcción del proyecto, aunque eso no impide su viabilidad.

En entrevista con Notimex, el consultor energético de Mercury LLC, Arturo Carranza, señaló que la MIA representa un avance, ya que sin ella no se puede iniciar la obra, la cual habla de riesgos de inundación o sísmicos, todos ellos atendibles, pero que pueden significar un aumento en los costos.

“Se van a poder atender, pero esto significa que Pemex va a tener que invertir más respecto a lo que pudo haber invertido si la refinería, por ejemplo, se hubiera hecho en Tula. El hecho de que sea en Paraíso, Tabasco, significa que la inversión va a ser más alta”, aseguró.

A su vez, el exconsejero independiente de Petróleos Mexicanos (Pemex), Fluvio Ruiz Alarcón, coincidió en que las consideraciones hechas en la MIA incrementarían el precio de la obra, además de los tiempos, lo que no representa que sea inviable el proyecto.

“Hay que ser muy cuidadoso sobre la viabilidad, la estimación de costos y tiempos, creo que lo que hemos conocido en estos días habla que no es imposible, pero sí sería técnicamente complejo… No es que no se pueda hacer, pero es un hecho que tendrá costos adicionales por la complejidad, por los riesgos”.

Por lo que consideró importante no confundir el objetivo estratégico de reducir la dependencia de combustibles con la Refinería de Dos Bocas, ya que si bien esta puede ser un instrumento para cumplirlo, también está la rehabilitación de la refinerías, además de medidas de contención de la demanda.

Ruiz Alarcón expuso que con la MIA hay más elementos para hacer una mejor estimación de los tiempos y costos, inclusive, si se mantiene la decisión de construir la refinería en ese lugar, porque quizá con estos incrementos podrían considerar otras opciones, como recuperar el proyecto de Tula, que en términos integrales requiere una menor inversión en infraestructura.

No obstante, consideró que es normal que, en términos de planeación, cuando se va precisando el alcance de una obra, la naturaleza del proyecto y el sitio donde se quiere construir, se va teniendo una mejor idea de cuáles pueden ser los costos y los tiempos.

De hecho, comentó que no sería raro que, debido a la complejidad que presenta el estudio hecho por el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), esta fuera la razón por lo que ninguna de las empresas invitadas a entrar al proyecto se comprometiera a realizar la obra con los costos y los tiempos que se le exigía.

“Es muy importante que no se cometa el error de confundir un proyecto concreto, con la obtención o el alcance de un objetivo estratégico… incluso en el extremo, diría que no habría que casarse con el proyecto en particular, si estas características y esos riesgos de los que hemos ido enterándonos estos días implican costos o tiempos o retos tecnológicos que son muy difícil de solventar”.

La titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, descartó el jueves pasado que haya riesgos de inundaciones en Dos Bocas, ya que en este sitio cuentan con una terminal marítima desde 1985.

Al ser entrevistada durante el IV Congreso Mexicano del Petróleo (CMP) en la ciudad de León, Guanajuato, señaló que este lugar tiene 90 tanques, los más grandes del país, con una capacidad de hasta 500 mil barriles, por lo que nunca se ha inundado.

“Se hace ingeniería, eso es ingeniería, entonces, y está desde 1985. También tenemos ahí en Dos Bocas el API que recibe diario buque tanques, y nunca se ha inundado”, afirmó la funcionaria federal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...