22 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Sargazo es un problema global, concluyen en Encuentro Internacional

EL UNIVERSAL
CANCÚN, QR., jueves 27 de junio 2019, actualizada 10:48 pm

Enlace copiado

La primera ronda del Encuentro de Alto Nivel para la Atención al tema del sargazo, celebrada este jueves en Cancún, arrojó como conclusiones preliminares para una Agenda Común, entender y atender los florecimientos atípicos de la macroalga, su recale y descomposición en las playas del Gran Caribe, como un problema global, no sólo regional.

Los puntos de la Agenda que discuten representantes de 17 países reunidos en este centro turístico se trazaron durante las intervenciones de ponentes, conferencistas internacionales y de especialistas que integraron un panel de discusión, como parte de la primera jornada del evento, que dio pie a mesas de trabajo privadas con los ministros de Turismo y Medio Ambiente para integrar un primer acuerdo, que será difundido esta noche.

Entre los puntos preliminares se concluyó que además de reconocer la dimensión global del problema, se requiere de unidad y coordinación entre gobiernos, inclusión de más actores, investigación científica, innovación tecnológica, legislación y financiamiento, incluso de carácter internacional.

También se propuso actuar ante el arribo del sargazo, como sucede ante un huracán, promoviendo una cultura por etapas, que se active previo al arribo del sargazo, durante su aproximación y recale, y al momento de su disposición final.

El exdirector general de Ordenamiento Turístico Sustentable de la Secretaría de Turismo (Sectur), Jerónimo Ramos, sugirió que los gobiernos locales y el federal incorporen la figura del sargazo dentro de los Atlas de Riesgo.

Frank Comito, director general de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (Caribbean Hotel and Tourism Association), habló de promover esquemas fiscales que beneficien a los centros de hospedaje que invierten en mitigación de daños, con reducciones de impuestos, lo cual fue respaldado por Ramos.

Comito subrayó la grave situación en que se encuentran los medianos y pequeños hoteles en algunos países del Caribe, con riesgo a cerrar, ante la imposibilidad de sufragar las pérdidas que genera el arribo masivo de sargazo o el caso de hoteles en Barbados -por ejemplo- que gastaron hasta 100 mil dólares al año para mover a sus huéspedes a playas en donde no había macroalgas.

"Los pequeños y medianos hoteles pueden quebrar", dijo, al reiterar que hacen falta programas de incentivos fiscales para pequeños hoteles en ese tipo de situaciones.

La secretaria general de la Asociación de Estados Americano (AEA), June Soomer, enfatizó que es crucial trabajar en coordinación y unidad, porque ocurre que a veces entre gobiernos, "nadie habla con nadie" y los esfuerzos parecen aislados.

El evento, que reúne a ministros de Medio Ambiente y Turismo de 12 de los 19 países impactados por el arribo del sargazo en las cosas del llamado "Gran Caribe", no contó con la representación de ningún funcionario del gobierno federal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró en días pasados -en Tulum y Cancún- que el fenómeno del sargazo no era un "problema gravísimo", sino un "asunto menor", que incluso se "magnificó" para cuestionar a su administración.

"El sargazo es un problema global, no sólo del Caribe y necesitamos manejarlo de manera global (…) Necesitamos tener un plan de control del sargazo en el Caribe, que contemple mecanismos para reducir el desastre y darle respuesta", afirmó June Soomer, secretaria de la AEA.

Para ello se requiere, mencionó, contar con sistemas de alerta temprana, estudios científicos e innovación tecnológica para hacer frente al "desastre", pues la región es la más vulnerable a sus impactos al vivir del turismo, primordialmente de sol y playa.

Soomer, quien dijo que varios países del Caribe han decretado "estado de emergencia" ante el arribo masivo de sargazo, manifestó que para los 25 países de la AEA, los "desastres como el sargazo no conocen límites, ni fronteras".

Durante el acto inaugural, Soomer planteó solicitar una enmienda a la Convención de Cartagena, para crear un protocolo que dé al sargazo, al pez león o a cualquier especie que resulte amenazante, el tratamiento de "especie invasora" y así poder acceder a financiamiento internacional.

Dicha convención está enfocada en la protección y el desarrollo del medio marino en la región del Gran Caribe; reconoce su valor económico, social y cultural e incluye las zonas costeras.

De ella se desprenden dos protocolos; el de Áreas Naturales Protegidas y especies de vida silvestre (ESPA) y el otro, que tiene que ver con descargas de contaminación terrestres.

"Lo que propuso la secretaria general es crear un nuevo protocolo, de especies invasoras, dándole esa denominación al sargazo. Ya con ese protocolo puedes ir a solicitar financiamiento, porque tendrías objetivos específicos y un mecanismo.

"El sargazo es un tema de importancia regional y global; la idea es ver, de todas las organizaciones del Caribe, a través de cuál de ellas podríamos elaborar un programa de trabajo, porque para poder pedir financiamiento hay que decir qué se va a hacer con el dinero", explicó a EL UNIVERSAL, Alejandra Navarrete, asesora legal internacional para la Ocean Foundation.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...