21 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

Piénsale piénsale

DE TORREÓN A LERDO
domingo 30 de junio 2019, actualizada 4:35 am


Enlace copiado

DE TORREÓN A LERDODE TORREÓN A LERDO

Del tranvía eléctrico que unía a nuestra región lagunera, sólo quedó el recuerdo gracias a la polka "De Torreón a Lerdo" del compositor Pioquinto González, que tuvo fama nacional.

La imperiosa necesidad de transporte público ha sido controlada por un ineficiente y caro servicio concesionado. Organizados los transportistas han logrado retrasar un proyecto de primera necesidad para la región y que ya estaba aprobado desde que era presidente Peña Nieto, como concretización de una de sus promesas de campaña.

La problemática ecológica por la contaminación del aire y las características de la región con poblaciones lejanas unas de otras deberían ser las razones fundamentales para que el Estado manejase el servicio público de transporte y no lo concesionara más.

Pero hay muchas circunstancias que detienen esta evidente prioridad en las políticas públicas. La necesidad de unión y coordinación entre las diversas autoridades a nivel estatal y de municipios, tendría que superar la separación de la región, que siendo una sola comarca, comprende dos estados, varios municipios y varios partidos en el poder. El poco interés en la resolución de las problemáticas comunes, la agendas gubernamentales diferentes, el desinterés y falta de coordinación entre gobernadores y presidentes municipales, recursos locales que se van a las bellas y apapachadas capitales de los estados de Durango y Coahuila, ha impedido la creación y ejecución de un proyecto metropolitano a largo plazo.

Los que sí están organizados son los transportistas, que han sabido manejar su capital político, sea apoyando, asociándose o/y coludiéndose muchas veces con las autoridades en turno, han dejado de ser concesionarios sujetos a las condiciones de la autoridad para ser un poder que pone condiciones. Es normal que defiendan sus intereses, lo que no es normal es que los gobiernos no defiendan los intereses de la población, pues cuando quisieran hacerlo no cuentan con el apoyo y presión de la comunidad que sigue sufriendo estoicamente.

La falta de participación y de organización social que no reclama un mejor servicio, hace que las autoridades que van de paso y que no están sujetas a ningún proyecto regional, prefieran ceder a las presiones de quienes lucran con la necesidad de transporte de la población. Prueba de ello es lo que pasó en la pasada visita del presidente López a la ciudad de Gómez Palacio, en la que se suspendió este proyecto en la parte durangueña, siendo que los recursos habían sido autorizados desde anteriores administraciones. Muy convenientemente para la federación, en vez de otorgar recursos para obras a favor de la salud, toma los que ya se habían aprobado para el metrobús y los etiqueta para otros rubros. ¿Qué paso? ¡Nos engañaron tontamente! (El colmo es que los transportistas piden ahora ese dinero para comprar camiones para ellos por el otorgamiento de créditos baratos).

Ante tal situación, los laguneros están creando organizaciones de ciudadanos a nivel regional que, sin el apoyo de las autoridades e incluso en contra de ellas, están exigiendo infraestructura, vialidades para el transporte seguro en bicicleta, autorización de servicio de transporte por medio de una plataforma digital (Uber), levantamiento de firmas para exigir la continuación del metrobus, etc. Grupos como "Ruedas del desierto" no sólo salen a pasear y a promover la bicicleta, sino que se están convirtiendo en una fuerza social y una organización con presencia ante las autoridades, que tendrán que tomarlas en consideración. La bicicleta es una buena opción para solucionar la problemática del transporte en la región; la creación de lugares para dejar las bicicletas y tomar un autobús servirá para cubrir grandes distancias. Pronto, la bicicleta eléctrica cambiará todo el transporte cuando las baterías del futuro sean más económicas. Los jóvenes son creativos y nos sorprenderán con soluciones fantásticas.

Falta mucho por hacer; estamos lejos de presionar con denuncias, huelgas, paros, manifestaciones o boicots de usuarios del transporte. La protesta pacífica y la acción organizada requieren un nivel alto de ciudadanización, pero los acontecimiento locales y nacionales, causados por las decisiones erradas de las autoridades federales (aunque mañana en la tarde en el Zócalo de la Ciudad de México se den "otros datos"), están provocando un despertar ciudadano sin precedentes. Hoy mismo se convocó a una gran marcha de protesta a nivel nacional en más de 50 ciudades de la República (en Torreón, es en la Plaza Mayor a las 10 de la mañana), que sin duda repercutirán en una mayor conciencia social.

No se puede minimizar el efecto de la frustración y el enojo de un padre de familia que, después de una agotadora jornada de trabajo, encuentra a su hijo dormido y ya no pudo jugar con él, porque tardó mucho en llegar a su casa a causa de en un transporte caro, lento y caluroso. O cuando ha tenido que pagar una cara tarifa de taxi, porque los camiones, coludidos con los taxistas, dejan de pasar temprano. La polka "de Torreón a Lerdo" tiene que sonar nuevamente como expresión de una sociedad unida, comunicada y organizada; para ello, es urgente un mejor sistema de transporte en precio, frecuencia, velocidad, horario, servicio, limpieza y comodidad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...