18 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Coahuila

Vinculan a proceso a exescolta por secuestro y homicidio

RENÉ ARELLANO / EL SIGLO DE TORREÓN
MONCLOVA, viernes 12 de julio 2019, actualizada 11:18 pm

Enlace copiado

José Antonio ”N”, exescolta y sobrino de la entonces primera dama de Frontera, secuestró y torturó hasta matar a su víctima, según la causa penal.

En 2017, cuando ocurrieron los hechos, el alcalde de Frontera era Amador Moreno y su esposa María Elena Liñán la presidenta del DIF municipal y primera dama. José Antonio “N”, sobrino de ésta, era el jefe de escoltas de su seguridad.

Éste viernes se realizó la segunda parte de la audiencia inicial, en la que el Juez de Control lo vinculó a proceso por el delito de secuestro agravado, por haber muerto su víctima durante el cautiverio.

El imputado dijo al Juez Penal que se sentía “incómodo” con la presencia de la gente que acudió a la audiencia penal y le solicitó que retirara al público, a lo que el juez denegó su solicitud.

El juzgador, en base a los elementos presentados por el Ministerio Público en la causa penal 86/2019, consideró que existen suficientes evidencias para considerar a José Antonio autor del secuestro y homicidio de su víctima, y ordenó su vinculación a proceso; otorgó tres meses para concluir la investigación judicial e iniciar el juicio en su contra por los hechos imputados.

La víctima respondió en vida al nombre de Alan Eduardo Rosales Castillo, de 19 años de edad. Murió la madrugada del 2 de abril de 2017, a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo y profundo causado por repetidos golpes contusos en la cabeza. Presentaba además quemaduras de primero y segundo grado en el rostro y cuerpo.

El secuestro tuvo lugar en la colonia Morelos, donde José Antonio, a bordo de una camioneta y acompañado por cuatro personas más, interceptó a Alan Eduardo que regresaba a su casa procedente de una fiesta, y luego de golpearlo en la cabeza con una botella lo subieron a la caja de una camioneta para llevárselo.

10 horas después, en una brecha a 2.8 kilómetros de la carretera federal 30, fue encontrado su cuerpo sin vida.

Dos de los cómplices, Ulises “N” y Pablo “R” fueron capturados y vinculados a proceso, mientras José Antonio estuvo prófugo de la justicia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...