18 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Escala crisis migratoria con inicio de redadas

Reconoce EUA que redadas podrían afectar a la separación de familias

EL SIGLO DE TORREÓN-AGENCIAS
TORREÓN, COAHUILA, lunes 15 de julio 2019, actualizada 8:28 am

Enlace copiado

La crisis migratoria en la frontera con Estados Unidos escaló ayer con el inicio de las redadas que implementará el Gobierno de Donald Trump contra inmigrantes ilegalmente establecidos.

De acuerdo con Ken Cuccinelli, director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), son alrededor de un millón de personas las que serán deportadas a sus países de origen, de las cuales mil 807 son de origen mexicano.

Como motivo de detención no se usa haber ingresado a Estados Unidos de manera ilegal, sino tener una orden judicial federal en el marco del debido proceso. Se estima que suman alrededor de un millón quienes se encuentran en esa situación y a ellas es a quien se busca, explicó en entrevista con la cadena CNN.

"Esa es la alberca que el ICE está drenando", precisó. Con respecto a la posible separación de niños de sus padres, aceptó que entre las órdenes judiciales sí se afecta a familias, pero declinó proporcionar más información, pues no podía dar detalles sobre el operativo, que se estima concluirá el próximo viernes.

Al respecto, el presidente Donald Trump reiteró que continuará con su política migratoria y precisó que 'no los puedo dejar entrar, se tendrán que ir'. Además el presidente lanzó ayer unos comentarios racistas contra congresistas demócratas que defienden la causa migratoria.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE) de México, Marcelo Ebrard, declaró que hasta el momento no hay mexicanos detenidos en las redadas anunciadas.

En tanto la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, desde la ciudad de Washington, dijo que al 1 de julio se tiene el registro de 1,807 mexicanos en centros de detención de Estados Unidos con órdenes de deportación y es probable que sean regresados a México en los próximos días.

Sin embargo, la realidad es más difícil en las ciudades fronterizas. Un reportaje reveló que en Mexicali, Baja California y Piedras Negras, Coahuila el panorama es el mismo: cientos de migrantes, en su mayoría centroamericanos, esperan pasar a Estados Unidos; cientos más han sido retornados y esperan su cita para seguir su trámite de asilo en el país vecino. En este contexto, las autoridades advierten que no están preparadas para una eventual deportación de connacionales ante las redadas que iniciaron ayer en Estados Unidos. En Piedras Negras, un activista migrante señaló que Coahuila no tiene la infraestructura ni capacidad para una repatriación masiva.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...