23 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Al Larguero

LABERINTOS

ALEJANDRO TOVAR / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 20 de agosto 2019, actualizada 2:14 pm


Enlace copiado

La vida paralela, favorita de los pobres y sentimentales, tiene la obligación de poseer una nueva forma de dignidad, no el deseo de estar y sentirse mejor solamente, sino existir con decoro, porque el protagonista, se sumerge en la intimidad de una forma secreta y asombrosa, donde el humor es una forma de melancolía, donde reinan las expectativas y es un arte manejar el miedo.

No es tan simple dejar de ser un tipo neurótico, que es como la marca del novillo en el trasero, como un sello de fábrica, como una esperanza en bancarrota, como Oribe jugando una cascarita en La Partida, como Raúl Navarro desviando un penal a Guzmán en Zacatepec, volando como un pajarillo rubio en la tarde caliente con el Torreón de Carlos Miloc y luego comentando: “sabía que los tira a la derecha, a media altura y me lancé” Risas, cervezas y bromas en la noche de Cuernavaca con aquella muchachada que hoy le llora. Raúl tendrá ofertas diversas, porque Grimaldo, Miloc, Papadópulos lo quieren pero querrá jugar con Gennoni y Tarabini.

En cualquier momento, así como se pueden consumir bebidas tan diversas, estará en venta la Seratonina, que es la hormona de la felicidad, pues regula la tristeza, la apatía y hasta las obsesiones, pues así como cada cual tiene sus luces y sombras, deben existir soluciones para los laberintos cerebrales y quienes abusan de ella, terminan hartos, como el gran Anthony Bourdain y ahora mismo uno puede enloquecer porque se juntan los detalles y es difícil asimilarlos.

Lo que es emoción, se transforma en sufrimiento, con Yankees peleando con todos como si fuera una guerra mundial. TV de por medio y esa vieja acción. De estar acostumbrados a la inmediatez pero los Atléticos están en la peleas 3-2 en la novena. Viene Chapman, que tiene la cara del Tío Tom y una sonrisa cavernosa. Descontrolado, da una base y todos temblamos. Saca dos outs con rodados a tercera. Enfrenta al jonronero Davis con dos misiles a 100 mph y lo liquida con un slider para completar 34 salvamentos. No hay vida común, eso es vivir en trapecio sin red.

Luego ver al fenómeno Verlander (36) que poncha a 14 para llegar a 238 y 2934 de por vida. La meta son 20 triunfos, tiene hoy 15-4 pero aunque se va sin decisión y luego caen en extrainnings con Indios, tenemos espacio para ver a nuestro Roberto Osuna sacar la novena en tres hombres, con una frialdad que impresiona a sus 24 años y con 27 salvamentos en 32 intentos a cinco del líder Aroldis pero los críticos dicen que está a la baja, ¿entonces a quién entenderle?

Su equipo, Astros de Houston, debe ser considerado el gran caballo de MLB, porque la inclusión de Zack Greinke puede significar la diferencia, es un lanzador de primer orden, ahí donde Yankees sufre por la inestabilidad de J.A. Happ, las rodillas de cristal de Sabathia, la irregularidad de Tanaka y la ausencia de Severino. Verlander, Greinke y el joven Osuna pueden fabricar sentimientos.

Total que esa vida paralela se regresa a la realidad con rapidez, cundo uno ve mudarse a otro mundo a sus favoritos, como Navarro primero, luego Mantequlla Nápoles y encima se cumplen 42 años de que se fue Elvis Aaron Presley (1935-1977) y dicen que para estos días se aparece por las noches cantando “It’s now or never” y es mejor despertar, con la virtud estética de la ficción.

arcadiotm@hotmail.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...