21 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Marca división a Cumbre G7

Líderes no logran llegar a acuerdos sobre temas que afectan a la economía mundial

EFE
BIARRITZ, FRANCIA, lunes 26 de agosto 2019, actualizada 7:56 am

Enlace copiado

Las diferencias de fondo marcaron la segunda jornada de la Cumbre del G7.

Desde la reintegración de Rusia como miembro del Grupo, soluciones sobre China, la reforma de la Organización Mundial del Comercio, entre otros temas, se percibe la ausencia de un consenso entre los líderes más poderosos del mundo.

La cumbre del G7 subrayó ayer su inquietud por las tensiones comerciales, que suponen una amenaza para el crecimiento económico global, una preocupación ante la que el presidente de EUA, Donald Trump, solo pudo contraponer un limitado nuevo acuerdo comercial con Japón.

Con la economía mundial en plena ralentización y la amenaza de una recesión en Alemania y el Reino Unido, en parte debido al incremento de la tensión comercial del último año entre EUA y China, pero también por la amenaza de un "brexit" sin acuerdo, esta cumbre de Biarritz tenía como objetivo buscar alguna forma de tregua.

Ahora mismo hay "enormes riesgos económicos en el mundo por las tensiones comerciales", reconoció claramente la canciller alemana, Angela Merkel, en unas declaraciones.

Merkel recalcó que Alemania quiere en primer lugar "que haya un acuerdo lo antes posible sobre la Organización Mundial del Comercio (OMC), que debe reformarse y potenciar su papel como árbitro" de estos conflictos.

La tensión comercial, alimentada especialmente por Trump y sus sanciones y aranceles a China, pero también con amenazas a la Unión Europea y otros países, protagonizó la primera sesión de la cumbre de este domingo.

A pesar de que la discusión fue positiva, con una "maduración en los temas", como la reforma de la OMC, "sería ir muy lejos decir que hay un acuerdo" en este asunto, reconoció un destacado funcionario de la Unión Europea.

La conversación se centró en China, después de que Trump protagonizara el viernes una nueva escalada en el conflicto. En la sesión, los líderes del G7 hablaron sobre "evaluación, análisis y objetivos" del proceso, precisó el funcionario europeo en declaraciones a la prensa.

Convinieron en que "China es una amenaza sistémica, que supone un desafío en término de distorsión del comercio", pero "no hay acuerdo sobre cómo lidiar con China", añadió.

Para Merkel, se trata de encontrar soluciones sobre China "en las que todos los países se beneficien. Eso es posible y ganaremos todos".

Este domingo, Trump aseguró que los demás miembros del G7 no le han pedido que frene la guerra comercial con China, aunque reconoció que tiene dudas sobre todo lo que hace.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...