15 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Disciplina fiscal e inflación, las cartas de AMLO

El presidente López Obrador cuenta con su 'carta fuerte' en víspera del primer informe de gobierno

SOCORRO MUÑOZ/EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, domingo 01 de septiembre 2019, actualizada 9:12 am

Enlace copiado

SOCORRO MUÑOZ

La disciplina fiscal y el control inflacionario se han convertido en la 'carta fuerte' de López Obrador en un escenario de nulo crecimiento económico en los primeros nueve meses de gobierno.

A pesar del panorama adverso para la economía mexicana, Hacienda mantuvo su meta de uno por ciento en el superávit primario y la estimó para 1.3 por ciento para 2020. Para lograr este escenario el Gobierno le apostó en seis meses a una baja del 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto en el Gasto Público en relación con el presupuesto aprobado.

Otra de sus cartas fuertes ha sido el control en la inflación, la cual hasta agosto de ubicó en 3.78 por ciento, inferior a la observada en el inicio de la administración de Enrique Peña Nieto, que fue de 4.09 por ciento, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y del Banco de México.

Esta disciplina fiscal y control inflacionario afectaron el impulso económico, frenaron la inversión interna y generaron una baja en el empleo.

LOS RIESGOS DE LA ECONOMÍA

De acuerdo a las agencias internacionales y el Banco de México, entre los principales riesgos que muestra la economía de López Obrador se encuentra el escenario internacional, la caída en los ingresos presupuestarios, la desconfianza de los empresarios locales, la aprobación del tratado comercial con América del Norte (T-MEC), así como el deterioro en la calificación de la paraestatal Pemex.

LOS ACIERTOS

Dentro del análisis económico, el Gobierno de la 4T también muestra puntos positivos, entre los que destaca el superávit primario que ha mantenido, el control de la inflación, el incremento en la Inversión Extranjera Directa, el alza en las exportaciones, las remesas y el superávit en la cuenta corriente.

DISCURSO ECONÓMICO, ¿DESAFORTUNADO?

En términos económicos el presidente Andrés Manuel López Obrador manejó un discurso que fue modificando conforme pasaron los meses, de acuerdo a notas periodísticas de El Siglo de Torreón que surgieron de las conferencias de prensa por la mañana.

Primero a inicios de su administración prometió un crecimiento del cuatro por ciento anual, lo cual difirió con las calificadoras como Standard and Poor's y Fitch, quienes castigaron su estimación debido a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y los cambios en política energética.

Tras el resultado preliminar del crecimiento del segundo trimestre (se estimó primero un 0.1 por ciento), López Obrador bajó la estimación a dos por ciento, y al finalizar los seis meses del año, tras la confirmación del Inegi del cero por ciento de crecimiento, el presidente respondió: no me preocupa el crecimiento, me preocupa más el desarrollo.

El Siglo de Torreón realizó un análisis comparativo del Gobierno de Peña Nieto en relación con el actual de algunos datos económicos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...