23 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 04 de septiembre 2019, actualizada 7:27 am

Enlace copiado

Si alguna entidad se ha vuelto favorita para la Cuarta Transformación, sin duda es Coahuila, al menos para que los secretarios de Estado lleguen a presidir eventos de relevancia, y hasta el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador amenazó… Perdón, prometió que visitaría la provincia cada dos meses, aunque sea como modo de conexión para ir a otros estados. La semana pasada llegaron hasta el palacio rosa de la capirucha del sarape los gobernadores de Nuevo León y Tamaulipas para ratificar la firma del convenio que en materia de seguridad se habían propuesto hace mes y medio; dicen algunos intrigosos de oficio que todo iba viento en popa, incluso cuando los generales de las respectivas regiones militares presentaron la evaluación y hasta el programa para otros 45 días, pero como nunca falta el prietito en el arroz en este tipo de reuniones, nuestros subagentes, disfrazados de candiles de esos caros de Villa Ferré, nos reportan que el gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca, no aguantó la cortesía mostrada al principio y en su intervención le dejó caer un costal de arañas ponzoñosas al jefazo de seguridad ciudadana del Gobierno federal, Alfonso Durazo, quien al mejor estilo de los duelos de Pedro Infante y Jorge Negrete le contestó con una ráfaga de dardos, por lo que los gobernadores de Coahuila, Miguel Riquelme, y de Nuevo León, Jaime Rodríguez el Bronco, nada más se volteaban a ver. La cosa es que para bajarle la intensidad al momento bochornoso el ‘góber’ Riquelme tuvo que entrar de réferi para calmar los ánimos y devolver la reunión a su lugar.

Al final también nos informan que el secretario Durazo y el ‘góber’ de Tamaulipas se encerraron por espacio de media hora, y aunque se aventaron los cojines y las almohadas del salón, los subagentes confirman que al final salieron contentos y dispuestos a trabajar en total coordinación; al retirarse don Alfonso junto al secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, y de la Marina, Francisco Soberón, dicen que los tres gobernadores siguieron la tertulia y luego de los respectivos tequilas hasta dos o tres canciones entonaron, incluso frente a los varios representantes de la prensa que se quedaron aturdidos, no solo por la mala voz y lo desafinado de los gobernadores al cantar, sino porque se vio la buena amistad que llevan los mandatarios. Ojalá esto sirva para mejorar las condiciones y la percepción de seguridad que se tiene, sobre todo en el ingobernable estado de Tamaulipas, es decir, que de algo sirvan los tequilas.

***

Nuestros subagentes, disfrazados de archivero empolvado en la Fiscalía General del Estado que comanda el mismísimo Gerardo Márquez Guevara, más conocido en el bajo mundo de la liga de la justicia como el zurdo, nos detallan que don Gerardo lleva más de seis meses elaborando una carpeta de investigación contra el excacique de Matamoros, el profe Jesús Contreras Pacheco. Se dice que minuciosamente la están revisando una y otra vez para que el profesor Contreras, que es muy hábil en eso de las danzas circenses, porque lo mismo agarra el trapecio que se escapa al mejor estilo Houdini, no tenga oprtunidad de evadir la justicia. Se dice que la fiscalía no quiere cometer errores y que esperan que por algunos pecadillos cometidos en el pasado el profe se pase una buena temporada en el fresco Botellón. Don Jesús ha brincado de partido en partido y ahora con la fiebre morenista le ha dado por ir a buscar cobijo en el partido del reciclaje. Lo malo es que ahora que nadie confía en él lo más seguro es que no se escape de la justicia que cojea y cojea, y muy contadas ocasiones llega. Recordemos que el profesor Contreras fue el alfil de batalla y fiel escudero del exgobernador Rogelio Montemayor, hoy renegado del PRI que tantos años lo mantuvo viviendo en el acierto a él y varios de sus familiares, y aunque sigue cobrando en el convaleciente Clúster de Energía, de ser ciertos los rumores, al consejero del alcalde de Matamoros, Horacio Piña, se le harán largos los días.

***

Dicen que cuando algo empieza mal… Luego de que por primera vez en la historia de Gómez Palacio llegara al poder un partido diferente al PRI, bueno, ni tan diferente, ya que la versión lagunera de la Cuarta Transformación parece gobernar con los mismos vicios que el partido anterior, la nueva administración de Gómez Palacio, encabezada por la expriista Marina Vitela, arrancó con más desconciertos que aciertos. Después de un prolongado silencio doña Marina decidió nombrar a su gabinete en grupos, y entre familiares y excolaboradores de otros partidos la lista generó todo tipo de comentarios, nepotismo puro, dirían los expertos. Entre los nuevos directores se encuentran dos familiares directos, el sobrinazo César Yahir Vitela García, a quien nombró titular de Desarrollo Social, cartera que permitirá aceitar las estructuras; en la dirección de Relaciones Públicas la alcaldesa de Morena ubicó a la madre de sus nietos, su nuera Grethel Valeria Romo Prieto. Cuentan nuestros subagentes, disfrazados de muebles viejos de la presidencia, que al menos otros tres familiares en primer grado de consanguineidad de doña Marina están pidiendo permiso en el ISSSTE para integrarse a la administración municipal como auxiliares en cualquier dependencia. Entre los trabajadores incómodos de la 4T gomezpalatina se encuentra la directora del DIF, Betzabé Martínez Arango, quien fue criada como hija de la alcaldesa desde pequeña. Otros nombres que también llaman la atención son los de Liliana Estrella Rivera, la excandidata berrinchuda del PAN a la alcaldía y quien ahora es titular de Transparencia; el que por fin recibió hueso como director de Desarrollo Económico fue el expriista más panista de Gómez, Juan Ávalos.

Los puestos alcanzaron para todos, incluyendo a la sobrina del síndico Omar Castañeda, Reina Isabel, quien ahora funge como procuradora de la Defensa de la Mujer; también para el exsubsecretario de Desarrollo Social de Durango, Karol Wojtyla Martínez, recordado por renunciar a su cargo luego de la polémica que surgió tras publicar en las inestables redes sociales una imagen misógina y hacer comentarios sexistas, ahora será el encargado de la Oficialía Mayor. Como bienvenida el departamento de Comunicación Social empezó a trabajar con una verdadera austeridad republicana, pero en generación de información, ya que decidió advertir a los medios preguntones que las actividades de la actual administración serán a puerta cerrada, y los que quieran información deberán atenerse a los tardíos boletines de prensa. Como el que mandaron para anunciar al nuevo director de la Policía Municipal, Javier Armando Esparza Pantoja, a quien llamaron “Javier Hernández”; claro, luego se supo que los encargados de redactar el boletín estaban comiéndose las uñas con un partido de futbol en el que jugaba el “Chicharito” Hernández, y de ahí la confusión.

***

Otro que también polemizó con el nombramiento de un gabinete ‘reciclado’ que lo acompañará en los próximos tres años fue el alcalde de Lerdo, Homero Martínez. En un solo día y sin perder el aliento nombró y tomó protesta a 87 funcionarios, de los cuales varios repiten cargos, o solo cambiaron de oficina, pero también tiene a uno que otro ‘muerto viviente’ de administraciones pasadas. Uno de esos ‘zombies’ es el exalcalde Luis Fernando González Achem, que ahora es el coordinador de asesores, además del hermano de la exalcaldesa de la que tanto renegó y vociferó don Homero; también le dio trabajo a una sobrina y a otros familiares de doña María Luisa González Achem. De entre los funcionarios ‘reciclados’ que descansaron al enterarse de que seguirían viviendo en el acierto están Jesús Mario Castrillón , Gerardo Lara Pérez, Rosalío Valenzuela, José Dimas López y Francisco Javier Urruticochea. También llamó la atención el amor del alcalde a su otro centro laboral, la Universidad Autónoma de Coahuila, con la cual mantiene un estrecho acercamiento, tanto que lo demostró con las bendiciones de la sagrada nómina. Don Homero nombró como director de Salud a Cecilio Medina Elizondo, hermano del eterno patriarca de la UA de C en Torreón, Manuel Medina. Nuestros subagentes, disfrazados de vendedor de nieve Chepo, nos informan que en realidad fue don Manuel Medina, jefazo del alcalde de Lerdo, quien le dictó la mayoría de los nombres del gabinete, como el del jefe de Comunicación Social, Miguel Ángel Solís Maldonado, quien era encargado de prensa de la coordinadora de la misma UA de C y sobrinaza de don Manuel, Lorena Medina. Como favor político al otro grupo de esta casa de estudios que encabeza el rector Salvador Hernández se encuentra la torreonense Norma González, quien con aceptar la dirección de Cultura de Lerdo aleja cualquier posibilidad de integrarse al equipo del ‘góber’ de Coahuila, Miguel Riquelme; incluso sonaba como la sustituta de la cuestionada Sofía García en la Secretaría de Cultura.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...