11 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Ver al séptimo arte desde la producción

Ale García, productora de cine, ofreció una plática en el museo Arocena dentro de Polos Audiovisuales

SAÚL RODRÍGUEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, jueves 05 de septiembre 2019, actualizada 10:03 pm

Enlace copiado

Su primer acercamiento al séptimo arte se dio por medio de filmes comerciales que eran transmitidos por la televisión mexicana.

Desde muy joven, Ale García supo que el mundo fílmico le interesaba, pero en Monterrey no existía una carrera de cine como tal. Así que optó por matricularse en la licenciatura en ciencias de la información y la comunicación. Fue en tercer semestre cuando estuvo segura de que el futuro de su carrera estaba escrito en un guión cinematográfico.

"Toda la vida me ha gustado organizar las cosas y ser un productor es como ser un organizador. Vas buscando tus desarrollos".

Fue a partir de su tesis de licenciatura que García comenzó a producir cine. El proyecto se llamó El burro jorobado (2009), allí arrancó su timeline.

"Lo que me faltó fue pasar por todas las ramas: estar como asistente, como coordinador, etcétera. Brinque a ese punto, tomar el toro por los cuernos, así fue como llegué a la producción"

Actualmente, Ale García, en compañía de su socio Antonio Urdapilleta, está al frente de Palma de Oro Films, casa productora fundada en 2014 para desarrollar proyectos de cine y televisión.

Hasta el momento, han producido películas como Los reyes del juego (2014) y México Bárbaro II (2017), de Fernando Urdapilleta; Esto no es Berlín (2019), de Hari Sama; Días de invierno (2019), de Jaziel Hernández Máynez, entre otras.

RETOS

Uno de los mayores retos que enfrenta un productor de cine es la obtención y gestión de recursos destinados a todas las etapas que implica rodar una película.

"El presupuesto siempre va a ser una cosa, porque nunca hay presupuesto que alcance para lo que uno se quiera imaginar".

Para García una herramienta fundamental es la honestidad con el equipo.

"Si empiezas a intentar sobrepasar tu presupuesto y a pensar que más adelante lo vas a conseguir, ese es un problema. Ya que tienes el proyecto firmado, desde que estás en la preparación tienes que canal de distribución va a ir. Si va a ser una película para Netflix, Amazon, Blim o Clarovideo. ¿Va para allá o para un canal comercial? ¿Para esta distribuidora o para otra? Si lo tienes claro desde la preproducción no vas a tener problema para encontrarle un canal de salida".

La productora también indica que ahora las plataformas digitales están apostando por distribuir ellas mismas sus proyectos, como lo que sucedió con Netflix en el caso de Roma (2018), de Alfonso Cuarón.

"Hay plataformas que te dicen: 'A mí no me interesa si sales en cine o no. Yo, que estoy haciendo este contenido para mis usuarios, que a veces los usuarios que te llegan a ver en las plataformas son mucho mayores a los que te ven en el cine'. En cada festival de cine hay encuentros con todos estos canales digitales. Entonces, están hambrientos en esta búsqueda. Están llegando cada vez más canales a México".

Respecto a los presupuestos federales, afirma que gracias a ellos subsiste el cine mexicano, fenómeno que explotó a raíz de la creación del programa EFICINE, el mayor fondo de producción cinematográfica que existe en el país.

"Son muy importantes. Gran parte de los productos mexicanos se producen a través de los fondos".

Por último, recalca la importancia que tiene el cine mexicano a nivel internacional, tanto en festivales como en plataformas digitales o el cine comercial.

"De hecho las plataformas digitales están pidiendo mucho cine mexicano porque es la potencia de Latinoamérica y en España se consume mucho. Cada vez se abren más géneros. Hace poco se estrenó una película que se llama El complot mongol, que es una película policiaca; teníamos años de no tener un proyecto así".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...