18 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Los Estrambóticos ponen a bailar a la Glorieta de Insurgentes

Por el 50 aniversario

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH , jueves 05 de septiembre 2019, actualizada 7:53 pm

Enlace copiado

Los Estrambóticos hacen bailar ska a la Ciudad de México con su presentación en la Glorieta de Insurgentes.

Entre gritos de protesta y coros al unísono exclamando "ulero" el público reclamaba para que Los Estrambóticos subieran al escenario montado en la Glorieta de Insurgentes, como parte del festejo por el 50 aniversario del Transporte Colectivo, Metro.

La gente estaba inconforme con la demora, que se estaba tomando el grupo en aparecer en escena, y un intermediario tuvo que dar unas palabras a la muchedumbre para contenerlos.

"Voy por ellos... ¡Y regreso!", exclamó un miembro del equipo de Los Estrambóticos.

Pronto los coros de abucheo cesaron y le dieron paso a los aplausos y exclamaciones de admiración al ver a la banda aparecer y colocarse sus instrumentos.

Uniformados con camisas negras y el logo de su banda en color naranja en el pecho dieron inicio a la tocada e invitaron a los asistentes a saltar y aplaudir al ritmo de su ska.

Los primeros acordes de "Camino a ninguna parte" animaron a los asistentes y fue cuando el característico slam apareció en la Glorieta.

Algunos incluso aprovecharon para lucir sus mejores brincos en la pantalla grande que se colocó en el lugar, sacando una sonrisa a uno que otro asistente que no se animó a entrar al llamado Circle pit.

"No me haces falta" fue al siguiente canción que mantuvo al público energético y sin mantener los pies quietos.

Desafortunadamente no todos fueron lo suficientemente fuertes y tuvieron que ser sacados de la muchedumbre tras casi perder el conocimiento; las autoridades corrieron en auxilio de los afectado, pero esto no detuvo a la banda que ya está acostumbrada a que pase esto en los masivos.

"Uno siempre tiene que traer un regalo y más cuando es invitado a una fiesta de 50 años", dijo Arturo Ruelas, mejor conocido como "Pinocho," vocalista de la banda.

Posteriormente, mostró un cuadro enmarcado del Metro de la Ciudad de México con todos los señalamientos incluidos; un miembro del programa de cultura de la capital mexicana pasó a recibirlo e incluso fue besado por el vocalista después de que la muchedumbre gritara "¡Beso, beso, beso!".

Los músicos estaban a punto de marcharse y eso no fue del agrado de los asistentes que aún esperaban escuchar más de lo temas.

Entre coros obscenos, la banda regreso al centro del escenario y comenzaron a tocar "Peter Punk", y fue cuando la audiencia perdió la cordura.

El slam alcanzó un nuevo nivel e incluso algunos agitaban su melena (headbanging) con movimientos violentos y gritaban fuertemente la letra de la canción.

Finalmente, la agrupación dio una última despedida y prosiguió con la melodía de "La Herida".

Fue en ese instante que la lluvia ya salpicaba a la gente, pero no importó, los empujones se hicieron más frecuentes y veloces, pero en ningún momento se perdió la energía, ni en el público ni en el escenario.

Con una reverencia Los Estrambóticos se despidieron de su público y agradecieron a las autoridades que los invitaron a ser partícipe del festejo número 50 del Metro de la Ciudad de México.

Horas antes, Alex Lora y su Tri sorprendieron a los transeúntes con algunas clásicas rolas de su repertorio para así festejar al cincuentón gusano anaranjado.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...