16 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows

Un placer en el paladar

Descubre la importancia de los postres

JUNIOR ROBLES
lunes 16 de septiembre 2019, actualizada 10:30 am

Enlace copiado

Después de un largo día en el trabajo o luego de una ruptura amorosa, no hay nada mejor que un postre para olvidar las malas rachas.

Estos platillos, que se caracterizan por su dulzura y suavidad, han sido siempre el broche de oro de una comida, incluso hasta llegan a resaltar la satisfacción de los alimentos anteriores.


En muchos casos se planean como una agradable sorpresa, pero realmente constituyen también un complemento importante al aporte de nutrientes en la alimentación diaria, pues contienen elementos nutritivos como frutas, leches, huevos y componentes energéticos como azúcares y grasas. ¡Eso sí!, se deben consumir con moderación.


Es importante considerar que los postres poseen gran aportación calórica y energética, esto ha impulsado a crear nuevas recetas con ingredientes que presentan menor riesgo para la salud; como aquellos que incluyen menos grasas, tienen más frutas naturales y los que se preparan con ingredientes sin refinar o azúcares sustitutas para evitar el sobrepeso o enfermedades como la diabetes mellitus.



Manzana, un postre nutritivo


La manzana, por ejemplo, es una fruta que siempre viene en las recetas de postres. Además de su exquisito sabor, posee gran contenido en hidratos de carbono, fibra, vitaminas y potasio; por eso es considerada a nivel mundial como una de las frutas más completas y saludables.


Proviene del manzano (Pyrus malus L.), árbol de la familia de las rosáceas, a la que también pertenecen otras frutas como el melocotón, el albaricoque, la ciruela y la cereza, por citar algunos ejemplos. Aunque se desconoce el origen exacto de dicha fruta, se cree que procede del cruce de varias especies de manzanos silvestres europeos y asiáticos. Lo que sí se puede asegurar es que el hombre, desde la antigüedad, aprendió a cultivar el manzano y actualmente es uno de los árboles frutales más extendidos a nivel mundial.


La manzana es una de las frutas más sanas que se conocen y, como tal, una de las más recomendadas para incluirla en nuestras dietas. Pero ¿te has preguntado cómo ayudan al organismo? Descubre la respuesta en la siguiente lista.

Para calmar la ansiedad. Cuando no te puedes concentrar porque tienes el estómago vacío, es recomendable comer una manzana, ya que solo aporta 50 calorías por cada 100 gramos. Esto va a evitar otros alimentos más calóricos como frituras, refrescos y golosinas.

Como dentífrico natural. Las fibras de la manzana combinadas con la fuerza de la masticación, tienen un efecto de arrastre y de limpieza de los residuos de comida en la boca, así como fortalecedor de las encías.

En la lucha contra el colesterol. La manzana contiene una fibra llamada pectina, la cual es ideal para reducir el colesterol que se ingiere con la dieta.

Para mejorar la memoria. La manzana contiene vitaminas B1 y B6, que evitan el agotamiento mental y refuerzan la memoria. También es fuente de fósforo (mineral presente en los fosfolípidos del cerebro), potasio y sodio, indispensables para la conducción nerviosa.

Para fortalecer pelo y uñas. La manzana aporta hierro y vitamina B5, que favorecen a la regeneración del cabello y de las uñas.

Como refuerzo para las defensas. La vitamina C, contenida en la manzana, estimula las células inmunes, reforzando las defensas y previniéndonos de catarros y gripes.

Como aliada frente las hemorragias. Su vitamina C refuerza las paredes de los vasos sanguíneos y ayuda en la cicatrización de las heridas, por estimulación en la formación del colágeno. También evita el sangrado espontáneo de nariz y encías.

Como ayuda al crecimiento. La manzana es fuente de calcio y fósforo, indispensables en la formación de las sales minerales del hueso. También aporta vitamina C, que interviene en la formación de la sustancia matriz del hueso. Por otra parte, las vitaminas del grupo B son necesarias para el crecimiento y desarrollo de los músculos.

Para aumentar la capacidad muscular. La vitamina B1 previene el cansancio muscular, mientras que la vitamina B2 ayuda en la obtención de energía y la vitamina B6 interviene en las proteínas que forman la masa muscular.


Existen múltiples razones para consumir manzanas. Agrégalas a tus postres y déjate consentir por su dulzura natural.



Receta


Manzana con queso, arándanos y nuez

Rinde: 1 porción

Ingredientes:

• 60 gramos de Crema Chilchota

• 40 gramos de Queso Manchego Chilchota

• 20 gramos de manzana amarilla

• 10 gramos de nuez

• 10 gramos de arándanos

• 2 gramos de azúcar

• 1 cereza

Procedimiento:

1. Lavar y desinfectar la manzana, secar con un trapo seco. Pelarla y cortarla en cubos de 1 centímetro por 1 centrímetro; colócala en un recipiente con agua y unas gotas de limón para evitar que se oxide.

2. Cortar el Queso Manchego Chilchota en cubos del mismo tamaño que la manzana. Picar la nuez a su gusto y cortar en 2 partes los arándanos.

3. En un bowl mezclar el azúcar y la Crema Chilchota. Batir hasta que el azúcar se deshaga por completo, incorpora la manzana, el Queso Manchego Chilchota y los arándanos. Mezcla, sirve y finalmente decora con la nuez y la cereza.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...