20 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Crónica de una muerte anunciada

El touroperador británico puso fin ayer a 178 años de historia en el sector de viajes

EFE
LONDRES, INGLATERRA, martes 24 de septiembre 2019, actualizada 8:49 am

Enlace copiado

Las deudas, la competencia de los rivales online y factores geopolíticos como el "brexit" empujaron en los últimos años al grupo de viajes Thomas Cook a su hundimiento ayer, según apuntan algunos analistas.

El touroperador británico puso fin este lunes a 178 años de historia en el sector de los viajes al declararse en suspensión de pagos, Una medida que afecta a sus 22, 000 empleados, de los que 9, 000 son británicos y que ha dejado varados a aproximadamente 600, 000 turistas - según la BBC - por todo el mundo, unos 150, 000 de este país.

La reputada firma, que había pactado un paquete de rescate con el grupo chino Fosun, no logró, sin embargo, reunir 200 millones de libras (227 millones de euros) en fondos adicionales que le reclamaban los bancos -como el parcialmente nacionalizado RBS y el Lloyds- para garantizar su supervivencia.

Thomas Cook atravesó momentos complicados a nivel financiero durante la última década pero su delicada situación se agravó de forma notable este último año.

Entre los elementos que han contribuido a su caída, los expertos apuntan a una voluminosa deuda de 2, 100 millones de dólares (1, 913 millones de euros) que le imposibilitaba hacer frente de manera competitiva a sus rivales del mercado de viajes online.

Ello obligaba a Thomas Cook a tener que vender tres millones de paquetes de vacaciones anualmente simplemente para poder cubrir los pagos de sus intereses.

Los analistas apuntan también a otros factores geopolíticos que han ido haciendo mella en su balance de cuentas.

En 2016, el intento de golpe de estado ocurrido en Turquía -el destino más popular en los paquetes ofertados por la empresa- tuvo un fuerte impacto, así como la ola de calor que afectó a Europa en 2018, y que desanimó a muchos turistas a marcharse al extranjero.

El touroperador que registró pérdidas valoradas en 1, 500 millones de libras (1, 680 millones de euros) el pasado mayo, correspondientes a la primera mitad de su primer año fiscal, se fusionó en 2007 con la compañía MyTravel.

Ese acuerdo pretendía crear un gigante europeo en el negocio de los viajes, pero resultó un fiasco financiero para Thomas Cook, pues quedó sumido en deudas millonarias, de las que nunca se recuperó.

También la salida del Reino Unido de la Unión Europea, prevista en principio para el próximo 31 de octubre, ha generado una gran incertidumbre y ha desanimado a muchos potenciales clientes a gestionar reservas vacacionales con un operador que va a quedarse fuera de la Unión Europea (UE).

El coste del combustible y el encarecimiento del precio de los hoteles han podido influir además en el triste desenlace del grupo.

La compañía ha intentado sobrevivir hasta el último momento. Sus directivos mantuvieron reuniones de emergencia con diferentes accionistas y acreedores hasta esta madrugada, en un desesperado intento por mantenerse a flote.

El grupo había previsto sellar la pasada semana un paquete de rescate con el conglomerado chino Fosun, estimado en 900 millones de libras (1, 023 millones de euros), pero fue retrasado por la exigencia de los bancos de contar con nuevas reservas de cara al invierno.

Operación independiente

El grupo Ving, la filial nórdica del touroperador británico Thomas Cook, anunció este lunes por la noche en un comunicado que la suspensión de pagos de su matriz no le afecta y aseguró que seguirá operando de forma independiente en Escandinavia y Finlandia.

El grupo Ving, el mayor touroperador de los países nórdicos, es una filial independiente desde 2007, según apunta la compañía en el comunicado, por lo que la quiebra de Thomas Cook “no tiene ningún impacto directo” en sus operaciones, que continuarán con normalidad a partir de este martes.

El grupo Ving está compuesto por la aerolínea Thomas Cook Airlines Scandinavia, los touroperadores suecos Ving y Globetrotter, la compañía de viajes danesa Spies y la finlandesa Tjäreborg, y es una de las filiales más rentables del gigante turístico británico.

“Aunque me entristece el hecho de que el grupo Thomas Cook y todos sus empleados y fieles clientes en muchos países se hayan visto afectados por la quiebra, mi responsabilidad está aquí en los países nórdicos para que el grupo Ving siga su viaje”, afirmó en el comunicado el consejero delegado de la filial, Magnus Wikner.

Según la compañía, se trata de la empresa turística líder y una de las más rentables en el mercado nórdico, con más de 60 años de experiencia.

“Como somos una empresa independiente y rentable, hemos logrado asegurar la continuidad de nuestro negocio con la ayuda de los bancos, los inversores y los avalistas”, afirmó Wikner.

Pide crédito

Condor, filial alemana del Thomas Cook, ha solicitado un préstamo puente respaldado por el Gobierno alemán para evitar una posible falta de liquidez de la empresa, tras la insolvencia del turoperador británico anunciada la pasada madrugada.

En un comunicado remitido a Efe esta noche, Condor aseguró que este lunes operaron según lo previsto todos los vuelos de la aerolínea.

En la actualidad, alrededor de 240.000 clientes viajan con Condor: la aerolínea opera unaflota de 58 aviones que incluye los aparatos de Condor, Thomas Cook Aviation y Thomas Cook Balearics, según el comunicado.

“Para evitar la posible falta de liquidez de Condor, la compañía ha solicitado un préstamo puente respaldado por el gobierno (...que) está siendo examinado por el Gobierno Federal de Alemania. El gobierno estatal de Hesse se ha comprometido a apoyar a la compañía”, subrayó la empresa.

Condor tuvo resultados positivos en los últimos años y ha mantenido una buena posición en el mercado. Ello “nos diferencia de casos como los de Air Berlin y Germania; el interés en nuestra compañía de otros actores del mercado subraya nuestro atractivo?, aseguró Ralf Teckentrup, presidente del consejo de administración, en el comunicado.

¿Cómo afecta?

 

El grupo de viajes Thomas Cook, que se declaró este lunes en suspensión de pagos, ha dejando a más de 150, 000 turistas británicos varados a la espera de su repatriación.

*La quiebra de Thomas Cook afecta a 22, 000 empleados, de los que 9, 000 corresponden al Reino Unido.

* Tras el colapso, aproximadamente 600, 000 turistas de todo el mundo, según datos proporcionados por la BBC, han quedado varados.

*De ellos, 150, 000 son británicos.

* Hay 51 destinos afectados en unos 16 países en los que operaba el turoperador.

*La compañía, que llevaba años con dificultades financieras, vendía paquetes turísticos a 19 millones de clientes en todo el mundo, por lo que hay afectados a nivel global.

*La operación de repatriación de los damnificados comenzará hoy y durará hasta el próximo 6 de octubre. Se estima que doblará los esfuerzos realizados en 2017 con el colapso de la aerolínea Monarch.

*Entonces, la Autoridad de Aviación Civil (CAA) fletó 567 aviones.

*El grupo británico registró el pasado mayo pérdidas valoradas en 1, 500 millones de libras (1, 680 millones de euros) correspondientes a la primera mitad del año fiscal.

*Hasta el último momento, Thomas Cook ha tratado de asegurar su futuro. Su directiva llevó a cabo reuniones de emergencia este domingo en un último intento por lograr los 200 millones de libras (227 millones de euros) en fondos adicionales que le reclamaban los bancos.

* La firma llevaba operando desde hace 178 años, y fue fundada en 1841 en el condado inglés Leicestershire.

* La empresa cuenta con 105 aviones y posee 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...