21 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Acusan a Boris Johnson de atizar divisiones para su ventaja política

Con vistas a unas posibles elecciones anticipadas

EFE
LONDRES, INGLATERRA, jueves 26 de septiembre 2019, actualizada 12:16 pm

Enlace copiado

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, fue acusado este jueves por diputados de todos los partidos de emplear lenguaje abusivo e instigar divisiones como "táctica política" con vistas a unas posibles elecciones anticipadas.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, le pidió que se disculpe por el comportamiento "vergonzoso" que mostró en la sesión de ayer en la Cámara de los Comunes, cuando despreció a sus rivales, y le reprochó que provoque enfrentamientos para captar votos.

Corbyn condenó el "censurable" lenguaje utilizado por el jefe del Gobierno, especialmente contra diputadas laboristas que le pidieron que no usara vocablos como "rendición" y "traición" para calificar actos parlamentarios pues incitan a los extremistas a amenazar y atacar a los diputados.

Anoche, Johnson encendió los ánimos al declarar que el Tribunal Supremo "se equivocó" al juzgar ilegal su suspensión del Parlamento y que "la mejor manera" de honrar la memoria de Jo Cox, la diputada laborista proeuropea asesinada antes del referéndum del "brexit" de 2016, era ejecutando la salida de la Unión Europea (UE).

La también laborista Jess Phillips, que hoy planteó una pregunta sobre el asunto en los Comunes, le acusó de "incitar el odio" para su ventaja política, mientras que la líder liberaldemócrata, Jo Swinson, señaló que "no es apto" para ser primer ministro.

El exministro David Gauke, expulsado por Johnson del grupo parlamentario conservador por desmarcarse de la línea gubernamental, "condenó" la estrategia del dirigente y confió en que no se aplicará en unos futuros comicios.

La propia hermana del primer ministro, Rachel Johnson, le acusó de emplear su tribuna parlamentaria como "el púlpito del acosador" para "fomentar apoyos" electorales a su plan del "brexit" y presentarse como "el portavoz del pueblo" contra "el poder establecido".

El portavoz del jefe del Ejecutivo, que llegó al poder en julio sin pasar por las urnas, declinó hoy presentar disculpas pero remarcó que "es inaceptable" que los parlamentarios "sean intimidados".

Al comenzar la jornada de este jueves en los Comunes, el presidente de la cámara, John Bercow, instó a buscar el consenso después del ambiente "tóxico" que imperó el miércoles, con un intercambio de gritos, insultos y acusaciones.

Sin una mayoría parlamentaria que le permita realizar sus planes de dejar la UE con o sin pacto el 31 de octubre, el primer ministro desea ante todo convocar elecciones generales, pues lidera las encuestas de intención de voto.

Ayer volvió a acusar de "cobardía" a la oposición, que se niega a aprobar esos comicios o instigar una moción de censura (que podría tener el mismo resultado) hasta que no haya quedado descartado de facto un "brexit" duro.

Como muestra de la tensión existente, este jueves el Parlamento votó en contra del receso de tres días laborables solicitado por el Gobierno para poder celebrar la semana próxima en Manchester (norte inglés) el congreso anual del Partido Conservador.

El rechazo a esta pausa significa que la formación gobernante hará su congreso, del 29 de septiembre al 2 de octubre, con el Parlamento en marcha, lo que implica que algunos diputados podrían tener que regresar a Londres a votar en las cámaras.

El partido ha indicado no obstante que Johnson mantendrá su intervención ante los militantes prevista para el miércoles, con lo que no asistiría a la sesión semanal de preguntas al primer ministro en los Comunes -lo que se interpretaría como otro desprecio al legislativo-.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...