17 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

El tremendo par

JULIO FAESLER CARLISLE
viernes 27 de septiembre 2019, actualizada 7:33 am


Enlace copiado

La historia de la humanidad se ha hecho con personajes reales y los acontecimientos son simplemente episodios.

En medio de tanta confusión, contradicciones y sorpresas increíbles que están sumiendo al mundo en la incredulidad, de repente brotan personajes sui géneris en Washington y Londres que nos mantienen cada vez más entretenidos. Como si se hubieran puesto de acuerdo, Trump y Johnson se combinan en pareja, actuaciones sin ensayos previos, para que a diario le sirvan a su azorado público una increíble obra de teatro de final imprevisible.

Todo lo que estamos viendo en famosos escenarios, Casa Blanca, Parlamento o NNUU, donde muy experimentados actores, vueltos imprevisibles, montan sus teatralidades políticas, se apoderan de nuestra atención un día tras otro con sus desplantes, irreverencias y audacias con que hacen burla de sistemas de gobierno perfeccionados y luego copiados por todos los países como las muy acreditadas instituciones de la democracia en su forma parlamentaria, que mantiene la tradición monárquica, o del sistema presidencial armado de tantos mecanismos de control tripartito del ejercicio del poder.

Los episodios de los últimos días son, apenas los primeros capítulos de dos novelas fascinantes de vericuetos internacionales y misterios que, escena tras escena, nos sorprenden, con alardes y presunciones, debates, juegos de palabras y vanidades ilimitadas que, alimentadas por dos personajes convencidos de su infinita superioridad sobre el resto de los mortales, es decir su electores, rompen todo antecedente.

La osadía de Boris Johnson que, mediante una mentira, extrajo el asentimiento real para su estrafalario recurso de silenciar al Parlamento por casi un mes y así silenciar el debate que haría peligrar su obsesiva meta de sacar al Reino Unido de la Unión Europea. La treta se compara con los múltiples chantajes que Donald Trump utiliza como su arma favorita, una tras otra, para intimidar a presidentes y gobiernos extranjeros con el simple objeto de amarrar negocios personales y ahora, su reelección.

Los enredados senderos que cada una de esas maquiavélicas estrategias diseñadas para engañar con sus maniobras, no solo al electorado incauto, sino peor aún a las instituciones creadas desde hace siglos, para encauzar los pasos de la política. Los enredos que urdieron cada uno de estos líderes exige una minuciosa arquitectura de compromisos con círculos cada vez mayores de turbios entendimientos.

Desde que asumió el poder, el presidente de Estados Unidos, aprovechando el poderío de su país, se ha visto obligado a comprometer y utilizar las lealtades de sus allegados o de los poderosos en países donde operaban sus intereses personales. Por su parte, el Primer Ministro ha centrado su campaña en una serie de mentiras y engaños sobre el Brexit.

Ambos se ven atrapados en su propia ambición. La derrota que están encontrando desgasta a las instituciones más augustas de sus naciones. Se exhibe la brecha entre lo que siempre Trump y Johnson declaran que se adjudican el papel de ejecutores de los deseos de sus pueblos expresados en los comicios. Los resultados son el caos actual al que han lanzado a sus pueblos.

Usar los organismos diseñados para asegurar la democracia para cumplir la voluntad del jefe de la nación centrado en su propia y única visión del mundo solo lo puede hacer el que con astucia o suerte se colocó con la fuerza y los medios que el electorado le entregó.

La falla que siempre acontece en esas situaciones de empleo personal del poder público es la incongruencia que el pueblo fácilmente detecta entre lo que el líder propone pero no cumple. Todo jefe de estado, sin importar el sistema político, tiene que despojarse de toda incongruencia entre su discurso y la actuación real.

Desviar el poder hasta el grado de caricaturizarlo es lo peor que puede acontecerle a un líder.

juliofelipefaesler@yahoo.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...