12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Ensayo sobre la cultura

Octubre

José Luis Herrera Arce
OCTUBREOCTUBRE, lunes 30 de septiembre 2019, actualizada 9:14 am


Enlace copiado

Otoño, mes décimo del año en donde se festeja lo que muchos no quisieran festejar, el descubrimiento de América. Pero más que las proezas de Colón, que después se podrá hablar de ello, me quiero referir a que no acabamos de descubrir el mundo prehispánico, aunque muchos pensarán que sí; sobre todo ahora que nuestro presidente quiere poner de moda las culturas indígenas; el náhuatl, que para mí resulta muy difícil de pronunciar y exige a la corona de España pedir perdón por la conquista de México; como si se pudiera pedir perdón por todas las conquistas que ha habido en el mundo y que ha ensanchado las relaciones entre los pueblos.

Antes que nada, me siento muy contento de haber encontrado una autora que viene a suplir la carencia de biografía moderna en la cuestión de las culturas indígenas. Ella se llama Sofía Guadarrama Collado que acaba de publicar una novela histórica que lleva el título de Tezozómoc, el tirano olvidado. Es el antecedente a lo que va a ser el imperio Mexica. Una obra bien lograda que de una manera o de otra te hace sentir el panorama político que se vivía en Mesoamérica a la llegada de los aztecas al territorio cuando hubieron de postrarse ante el reino de Azcapotzalco, del cual el rey era el personaje al que se refiere el libro.

También, esta obra, la podemos tomar como la primera parte del siguiente volumen de la serie que versará sobre Nezahualcóyotl, ya que se convierte en el personaje secundario más interesante de la historia. Es hijo de Ixtlilxóchitl quien es quien en verdad se enfrenta a Tezozómoc.

No sé si Andrés Manuel le exija al rey de Azcapotzalco que pida perdón por intentar la conquista del reino de Texcoco; no acabaríamos nunca. Dejemos los perdones en paz, para digerir la historia como es sin intentar falsas interpretaciones.

En estos tiempos el pueblo Mexica va surgiendo, dándose a conocer como portadores de una religión que se funda en los sacrificios humanos. Una de las primeras sacrificadas fue un personaje de la nobleza de Azcapotzalco que los aztecas prometen en convertir en su diosa y la sacrifican para después desollarla y el sacerdote se cubra con su piel. Circunstancia que renueva las guerras entre los dos pueblos.

Hablando de los aztecas, los primeros tlatoanis fueron acamapichtli, Huitzilihuitl, y matecihuatl. Hay que ir entrenando con la escritura y la pronunciación del náhuatl. Después vendrán, Chimalpopoca, Itzcóatl y Moctezuma primero. A los dos últimos los acompaña como consejero, Tlacaelel. La tercia es la que enseñorea a los aztecas venciendo a los de Azcapotzalco, que ya era gobernado por Maxtla.

La historia no termina ahí porque aún falta la de muchos tlatoanis más como Axayacatl, Tixoc y Ahuizoitl, Moctezuma II, Cuitláhuac y Cuauhtémoc; todos conquistadores que fueron extendiendo el imperio a base de conquistas. El único que tuvo sus fallas, según parece, fue Axayacatl que perdió en contra de los Tarascos aunque pudo realizar otras conquistas. Esta es una historia que me gustaría conocer con mayor profundidad. Era el hermano menor de los emperadores que vinieron después de él; ¿Cuál fue la relación familiar después de la derrota? Esperemos que Sofía nos lo cuente en los libros que nos tiene prometidos.

Mesoamérica no es México y tampoco los aztecas. Ya lo he dicho muchas veces; una historia muy importante que no está bien contada para el pueblo en general es la de los Toltecas, fundamento innegable de las que vinieron posteriormente incluyendo la maya. Chichenitza está llena del espíritu de la serpiente emplumada, cuya sombra, en una época del año, parece moverse por las escaleras de su gran pirámide.

Ya mencioné a la cultura maya que es harina de otro costal y que también hay mucho que contar de ella. Mencioné a los tarasco que sí pudieron contener a los aztecas fue por sus dotes de guerreros y me imagino que también han de haber tenido dotes culturales muy importantes. En Oaxaca encontramos a los Mixtecos y Zapotecos, hay mucha bibliografía sobre ellos y en el norte están diseminadas por todas partes las tribus chichimecas, como los Tarahumaras o los Seris y muchísimas más.

Si se trata de ser patriotas y darles su verdadera importancia a los pueblos que llegaron a este territorio antes que los españoles, pues hay que buscar información. Ir de vez en cuando al museo de antropología del boque y cuando vayas a la CD de México, al de allá y al proyecto templo mayor, para después darse una vuelta a Teotihuacán. Después gritar: Que viva México.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...