16 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 02 de octubre 2019, actualizada 7:29 am

Enlace copiado

La Cuarta Transformación en Coahuila se vistió de manteles largos y decidió hacerle el fuchi un ratito a eso de la austeridad durante el informe del senador taurino, carbonero y facturero Armando Guadiana Tijerina. Al informe acudieron, como era de esperarse, los alcaldes de Morena en el estado y uno que otro despistado, como el rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, Salvador Hernández Vélez, a quien por cierto no le cuadran las cuentas y le faltan unos 300 millones de pesillos para cerrar el año y, según nuestros subagentes, disfrazados de pregoneros, don Salvador muy ingenuamente pensó que el senador Guadiana se los podía completar. Otro de los despistados que ahora acude hasta de espectador atrás de las vallas fue Carlos Román Cepeda, otrora conocido como “el bien peinado”, extrañando los tiempos donde lo invitaban al presídium, ya que ahora tuvo que aguantar aventones, gritos y chiflidos en los eventos ya característicos del partido en el poder federal.

También quien aprovechó los reflectores de este informe fue el ex ‘hooligan’ panista y hoy morenista Luis Fernando Salazar, quien por cierto ya se autodestapó para contender por la alcaldía de Torreón, aunque dicen las lenguas viperinas le han recomendado que no se acelere, porque don Luis Fernando, que es de mecha corta, tendrá que aguantar mucha carrilla de otros aspirantes que seguramente le van a recordar su origen blanquiazul, así que como aún faltan algunos añitos, se le puede cebar la candidatura ahora con la 4T.

Por cierto, cuentan nuestros subagentes, disfrazados de hermosos manantiales privatizados de la ciudad de Parras, que el informe de Guadiana estuvo más simpático que un programa de humor, ya que en una especie de ‘stand up’ don Armando intentó dar una cátedra a los asistentes sobre el huachicoleo eléctrico, aunque batalló harto para no morderse la lengua, porque por supuesto no mencionó en su informe su deuda con Bancomext y de sus muy conocidos negocios de venta de carbón que hacen, que año con año no pierde un solo contrato, a pesar de que jura y perjura no le vende directo a la Comisión Federal de Electricidad, aunque todos sepan que en la región la explotación del mineral va a parar a la sufrida paraestatal, así sea a través de terceros. Según los reportes de nuestros subagentes, lo que sí estuvo muy bueno fue la comilona que armó en sus viñedos del multifacético José Antonio Rivero, quien un día aparece con el PRI, otro día con el PAN y, pa’ que no digan, también con los de la 4T. Por cierto, hasta la mismísima ciudad del vino tinto llegaron en majestuosos aviones Pedro Haces, Ricardo Monreal, la senadora panista Xóchitl Gálvez y otros tantos que no le corren a la gorra, y que además son expertos en degustaciones. Los únicos que faltaron fueron representantes del gobernador Miguel Riquelme, con el que tanto presumía don Armando llevar una gran relación. Así fue de “austero” el primer informe del senador por Coahuila.

***

Y quien no se quiere quedar atrás en eso de mostrar el músculo político, sobre todo de cara a las próximas elecciones, es la senadora viajera y primera actriz de videos poco virales, la priista Verónica Martínez, quien el próximo viernes rendirá su informe, en el cual se espera hará un comparativo de esos que realizan los políticos a “modo”, y aprovechará para medir fuerzas con la presencia de políticos de la talla nacional, y al que se dice sí asistirá el ‘góber’ Miguel Riquelme. Por cierto, ¿dónde cree, estimado lector, que será la sede de la fiesta… Perdón, informe? Pues en el Centro de Convenciones de Torreón, y es que la casta tricolor en la provincia de Coahuila hasta piñatas quiere realizar en este espacio al que tanto se le ha invertido, por lo que no quieren perder la oportunidad para presumirlo entre invitados de todo tipo, aunque sea para chutarse las dos horas de discurso con los que la senadora espera torturar... perdón, ilustrar a los asistentes.

***

La hoguera de las vanidades nuevamente sale a relucir. Ahora, estimado lector, en relación con el tema de los alcoholímetros que serán ubicados en algunos negocios de Torreón. Como sabrá, el Gobierno de Coahuila, a través de la Secretaría de Salud y de Finanzas, se metió a las labores de prevención en el consumo de alcohol en los bares disfrazados de restaurantes. Esto de la mano de sus nuevos aliados y mejores amigos de la Cámara de Comercio de Torreón, cosa que no le pareció a una de sus filiales, la Canirac, representada en Torreón por el restaurantero Carlos Finck, quien parece más interesado en promocionar el Oktober Fest 2019 que en sumarse a sus socios o agremiados en eso de la prevención etílica, como el programa “Servicio Responsable”, que encabezan las dependencias estatales con apoyo del Instituto de Capacitación para el Trabajo de Coahuila. Y es que a través de esta última dependencia se capacitó y certificó a dueños, gerentes, y meseros, que ya suman cerca de 80 personas de más de 40 negocios de la vida nocturna, y ninguno es socio o fue enviado por la flamante Canirac. Desde que inició el proyecto, don Carlos, quien gusta de comer gorditas de maíz con cubiertos, no mostró interés y comentó a sus allegados que la campaña era parecida a la que presumió el Ayuntamiento de Torren en marzo, pero que solo se enfocaba en promocionar la aplicación “alternativa” de Uber, la cual fue bautizada como “EnTaxi”, de Paco Guardado, líder de taxistas, que despotrica siempre que puede contra cualquier servicio de transporte que no sea el suyo, y vive intentando ser una copia barata del mismo. El asunto es que el programa de “Servicio Responsable” que inició como piloto en Torreón será replicado en Saltillo, por medio de la Canirac de la capirucha del sarape, donde mostraron interés y respondieron a la convocatoria del Estado y sus secretarías participantes, ¿pues cómo no?, si allá está toda la hueste priista.

**

El que antes estaba indeciso y ahora no sabe es el jefazo de la Policía de Torreón, Primo García Cervantes, quien de nueva cuenta pidió “permiso” a su cargo como director de Seguridad Pública de Torreón, pero como el dato fue dado a conocer por la incómoda prensa y no por las autoridades municipales, la noticia se prestó a todo tipo de especulaciones; incluso, nuestros subagentes, disfrazados de reportero a modo, nos comentan que quien terminó haciendo otra vez corajes gracias a su equipo de trabajo fue el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, quien mientras presumía la llegada de una nueva empresa a La Laguna tuvo que explicar que su director de Seguridad había pedido permiso porque, según él, tenía que ir a arreglar asuntos con la Policía Federal a propósito de la transición a la Guardia Nacional de la 4T, corporación a la que pertenece el comisario y de la que se encuentra con permiso. La cosa es que alguien le sugirió a don Jorge si no se trataba de algún asunto de exámenes de control y confianza no aprobados, o de renuncias ante el incremento de los delitos en el municipio, preguntas que hicieron que el alcalde Zermeño estallara y acusara a los medios de andar difundiendo noticias de manera irresponsable, aunque también arremetió contra los empresarios por andar de alarmistas solo porque en algunos videos salen sujetos armados secuestrando empresarios a plena luz del día, como si eso fuera tan grave. Claro, el alcalde en ningún momento reconoció que la ausencia de información es la que da espacio a la especulación y, como siempre, terminó culpando a todos menos a su equipo de asesores, así como omitiendo la gravedad de los robos de autos y el creciente fenómeno que tiene nerviosos a varios integrantes de la IP en la ciudad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...