26 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Personajes en la historia de méxico

José de León Robles de la Torre
TORREÓN, COAH., miércoles 02 de octubre 2019, actualizada 9:14 am

Enlace copiado

ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS PUBLICADOS EN LA REVISTA CULTURAL EL PUENTE NO. 5 DE FECHA JULIO - AGOSTO DE 1991

Autores Hernán Domínguez, Luis Wolff Montes, Beatriz González de Montemayor, titulado El último avión de Francisco Sarabia, perteneciendo al número 45 de la serie de publicaciones, como sigue:

Relato tomado de la primera mesa de informantes, La aviación, en el coloquio de informantes para la Historia Oral de Torreón, el tres de agosto de 1990. Los ponentes fueron Luis Wolff Montes, Guillermo Wolff Montes y Hernán Domínguez. La moderadora, Beatriz González de Montemayor, Renán Domínguez fue mecánico al servicio del aviador Francisco Sarabia, Luis Wolff Montes fue funcionario de la CAT, una de las primeras compañías de aviación en la Laguna. La historiadora Beatriz González de Montemayor fue la primera mujer en la Laguna que obtuvo licencia de aviadora.

Francisco Mijares (informante del público): porque se ha olvidado que Sarabia, precisamente, volaba de aquí de Torreón a Gómez o a Lerdo, y a veces caía en el río, porque no tenía el avioncito ni sustitución suficiente ni gasolina para llegar allá.

Cuando anduvimos por Tampico, hace algunos años, encontramos el avión de Francisco Sarabia hecho pedazos en el malecón. Entonces nos dijimos, ¿por qué está hecho pedazos aquí un avión tan histórico y todo, que los gringuitos tumbaron, verdad? Entonces fueron con el Gobernador de Tamaulipas y con el Presidente Municipal y logramos, pues logré, porque en realidad no hubo otro que se animara, yo estaba entonces como Jefe de Revisión de la Nacional Agrícola de la SARH... Pues gracias a esas gestiones y a que nos comunicamos acá, creo que Román Cepeda estaba entonces, y se logró que se trajeran el avión, y ahora lo reconstruyeron y lo tenemos allí.

Hernán Domínguez: Yo soy de Mérida, Yucatán. No soy de Torreón. Tengo muchos años de estar acá, 35, 37 años, pero no soy originario de la Laguna. Conocí a don Pancho Sarabia en 1935, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y allí empecé a trabajar con él. Luego nos fuimos a Mérida y allí seguimos trabajando. Entonces, los aviones que él tenía eran un Bellanca y Clavelera; también tenía trimotores, y se dedicaba a sacar chicle de la sierra y traerlos a las pistas de donde pudiera ya transportarse en barco, a cualquier parte del mundo, verdad? Allí fue donde empecé a trabajar con don Francisco Sarabia.

Beatriz González de Montemayor: Después se convirtieron en líneas aéreas, ¿verdad? de pasajeros.

Hernán Domínguez: Sí. El tenía las rutas. Torreón fue la primera que tuvo. Después fue México - Oaxaca - Tuxtla Gutiérrez- Tapachula y así en un Lockheed Vega. El piloto era Jorge Masón Penagos. Y también tenía un trimotor Simpson con motores Wrigth a los lados y en el centro un 450 Wheat Junior; también para el pasaje de la misma ruta. Y en Mérida también tenía varias rutas que hacía para todo el estado, y también para Chiapas.

Beatriz González de Montemayor: Don Hernán, ¿qué sabe usted de los preparativos que hizo don Francisco para su famoso viaje? Y también del viaje y del accidente?

Hernán Domínguez. Yo lo que sé, es que el avión ese se lo regalaron; el Gobernador de Quintana Roo. Y se lo llevó a Mérida para atarle otro motor y ponerle otros tanques de gasolina y de aceite para que durara más tiempo volando. Y ese avión en que hizo el vuelo es el que está ahora aquí en Lerdo, precisamente. Ya después de que hizo el vuelo de ida, que lo hizo con toda la perfección y tiempo que dijo, quiso regresarse pero... Bueno, yo no estoy seguro, pero su hermano dice que le encontró una estopa en el carburador; digo, en la toma del carburador, porque tiene una toma larga que se la hizo el especialmente para que cualquier cosa no le llegara pronto a la base del carburador.

Entonces, fue corriéndose la estopa hasta que llegó y tapó el motor, según lo que dijo su hermano, don Santiago Sarabia...

Luis Wolff Montes: Lo que hizo famoso a don Francisco Sarabia no fue precisamente su último vuelo, sino que pudiera despegar, a la altura de la ciudad de México, con el peso que llevaba, la hazaña fue levantarse a la altitud de México con un avión tan pesado, con tanto exceso de peso. Yo estuve precisamente allá en Washington, donde se cayó el avión, e l avión ese no voló, iba por la pista; ni siquiera se levantó. La pista llega a la orilla del río. Allí, rodando rodando cayó al río. No se golpeó el avión, nada más que cayó, y, como iba perfectamente cerrado, a Sarabia le faltó el aire y se ahogó, pero no fue por el golpe ni nada de eso. Cayó en el agua; no iba volando todavía, sino se salió de la pista. La pista termina donde está el río pero está casi a nivel. No se levantó. Pero iba a todo lo que podía y se clavó...

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...