14 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Nuestro Recomendado

PEARL JAM/ LIGHTNING BOLT

Alfredo Castro/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH., sábado 12 de octubre 2019, actualizada 10:58 am


Enlace copiado

A pesar de que la banda se ha

mantenido activa hasta la fecha con algunas giras, un documental durante los conciertos y festejos del campeonato de los Cachorros de

Chicago y una canción nueva que pasó desapercibida

por ajenos y fanáticos,

Lighning Bolt (2013) no deja

de ser su material de estudio más reciente, que cumple seis años este octubre.

Su álbum homónimo

del 2006 había vuelto a las

raíces de la banda, sin embargo, Backspacer (2009)

delató algo de monotonía

y poca originalidad. Cuatro años después, comenzó una campaña con publicidad engañosa y se

creó una leve expectativa

entre los fanáticos. En

septiembre del 2013, con

la salida del primer sencillo “Mind Your Manners”,

se anunciaría la publicación

de noveno álbum de estudio:

Lighning Bolt.

En esta entrega podemos

destacar, sobre todo, el increíble trabajo de producción por

parte de Brendan O’Brien en

donde escuchamos canciones

bastante sólidas, con un sonido natural, accesible y amable para cualquier oyente.

También se destaca la influencia del Rock n’ Roll clásico y ciertos destellos de psicodelia que se vislumbran en

algunas canciones.

El álbum nos presenta un

Pearl Jam fresco, renovado y

que experimenta sin salir de

su concepto original. El disco procura tocar todas las

emociones del ser humano,

pues tiene canciones de rabia, de amor, de soledad y de

nostalgia.

Los primeros tracks, “Getaway”, “Mind Your Manners” y

“My Father’s Son” son canciones llenas de coraje, las primeras dos, con fundamentales líneas en el bajo de Jeff Ament,

critican el escenario político

del mundo, mientras que la

tercera, es otra carta de odio

de Eddie Vedder a su padre.

“Sirens” fue seguramente

la canción más destacable de

este álbum, en la cual,

Vedder nos regaló otra de las

baladas más emotivas y desagarradoras que volvió a poner al grupo en el reflector de

los medios internacionales.

Algunas canciones como

“Lightning Bolt” y “Let the

Records Play” destacan por

su sonido apegado al rock

clásico y el trabajo de Mike

McCready con riffs y solos

inolvidables. Además, en la

primera de estas, encontramos una bellísima metáfora

del amor y sus contrastes.

“Pendulum” y “Yellow Moon” exponen ciertos rasgos de

psicodelia por sus sonidos experimentales y las letras que

echan a volar la imaginación.

El disco concluye tradicionalmente, como otras entregas de Pearl Jam, con una

balada semi acústica: “Future Days”. Es una canción al

amor que lucha, que sufre,

que cae y que prospera.

Por último, todo el arte conceptual del álbum es uno de los

aspectos más novedosos y estéticos, pues su diseño tiene mucha simetría, colores elegantes

y atractivos desde la portada,

hasta en el interior del librillo

con las letras y los créditos.

Lightining Bolt es una

producción entretenida en todos los sentidos posibles. Todo su arte es dinámico y en

muy pocos momentos baja su

intensidad o su calidad como

entrega de Pearl Jam.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...