21 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen palabra

Para relajarse, es necesario aflojarse

Juan Recaredo
TORREÓN, COAH. , viernes 18 de octubre 2019, actualizada 9:37 am


Enlace copiado

Por más que uno trate de estar tranquilo, vivimos en un mundo muy acelerado. Luego tenemos un ratito libre, porque estamos esperando a alguien, por ejemplo, ¿y qué hacemos? Pues muchos entran a ver qué hay en las redes sociales: en Facebook está el puro chisme: "mi comadre se la pasa subiendo fotos de sus vacaciones, nada más se la pasa viajando y uno aquí 'en friega'"; luego en Twitter: todos "echándole" al político que dijo una tarugada y ya surgió una nueva "Lady loquesea" y todo mundo opina y discute… Bueno, me voy a Instagram… ¡n'hombre! Ahí hay pura gente haciendo ejercicio y luego me siento culpable de ser un flojonazo.

Bueno, la cosa es que andamos "del tingo al tango" como decía mi abuela y poco tiempo le dedicamos a la urgente necesidad de relajarnos. ¿Usted cómo le hace para relajarse?

Hay muchas maneras de relajarse y cada quien escoge la que mejor le funcione. Algunos hacen ejercicio, otros leen algún libro que les guste; otros escriben, como cuando hace poco, en este espacio, le expliqué sobre lo bueno y relajante que puede ser el escribir libremente sobre cualquier tema.

Otra buena forma de relajar la mente y el cuerpo es irse de vacaciones, ¡cierto! nada más que muchas veces la situación financiera no permite ese tipo de lujosas relajaciones. Una de las maneras más efectivas para la relajación es meditar y existe una infinidad de métodos que funcionan muy bien; lo más importante es aprender a respirar correctamente y lograr ver nuestros pensamientos desde una perspectiva diferente.

Como estudiar a las palabras me relaja, le diré que el verbo "relajar" viene del latín relaxare que significa "aflojar intensamente". Antes de que a alguien se le ocurra un albur, le diré que es una palabra compuesta del prefijo re- que indica intensidad y laxare que es soltar o aflojar. Así que, ya se habrá imaginado usted, efectivamente existe una relación entre relax y el laxante, que éste último es una sustancia usada precisamente para "aflojar la panza" y facilitar la evacuación. Lo irónico es que, al tomar un laxante, lo menos que desea uno es relajarse por el temor a que ocurra un lamentable accidente.

Recientemente he recibido comentarios sobre una forma diferente de obtener cierto grado de relajación. Se llama ASMR, que por sus siglas en inglés significa: Respuesta Sensorial Mediana Autónoma. ¿Y eso con qué se come? preguntará usted. Pues resulta que no se come, se escucha. El ASMR es una serie de sonidos o imágenes que al escucharlos -o verlos- detonan ciertas sensaciones en el cerebro que algunos los describen como relajantes.

Resulta que existen miles y miles de videos de este tipo en las redes sociales, con millones de usuarios que los ven y escuchan regularmente; en ellos normalmente se escucha una voz suave y susurrante, o bien sonidos repetitivos y específicos, como el producido al deslizar las hojas de un libro o el de reventar burbujas de plástico. ¿Le parece extraño? Estoy de acuerdo con que lo es, pero le confieso que, con ciertos sonidos, sí me ha funcionado.

Si no lo ha probado, busque ASMR en internet y se va a sorprender de la cantidad de gente que lo utiliza como método de relajación. Por lo pronto, es momento de relajarnos y terminar con este comentario. ¡Hasta luego!

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

donjuanrecaredo@gmail.com, Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Arturo Galaviz: "¿qué es urente?".

LE RESPONDO:

Urente es algo ardiente, que es abrasador, o sea que tiene brasas.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Dice este proverbio árabe: "No abras la boca si no estás seguro de que lo que vas a decir es mejor que el silencio".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...