13 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

LA COLUMNA DEL PERRO

COMPARTIENDO FELICIDAD

M.V.Z. MIGUEL DÁVILA DÁVILA
domingo 27 de octubre 2019, actualizada 11:44 am


Enlace copiado

Existen muchas cosas que compartimos a diario, últimamente compartimos mucha información a través de la tecnología con nuestros amigos o parientes, que están en línea.

Estamos compartiendo constantemente mensajes, no sólo importantes, sino sobre cualquier cosa, es decir somos capaces de compartir nuestra vida diaria a través de un contacto exagerado, por vía electrónica, pero tenemos una pobre comunicación personal.

Compartimos también a través de una conversación ocasional, experiencias vividas, y damos preferencia en platicar nuestras enfermedades, nuestras fallas, en lo que nos ha ido mal, o por el contrario platicamos que tenemos mucho éxito, que estamos ganando mucho dinero, que tenemos mucho trabajo etc.

Se nos olvida que lo más importante en esta vida, es la búsqueda de la felicidad, y si bien ésta es difícil de encontrar, pues no es propiedad de nadie y es pasajera, se nos olvida cuando la tenemos, el compartirla. Sin embargo la actitud de querer ser felices, si depende de nosotros y el tratar de contagiar de esta actitud a los que nos rodean también, entonces debiera ser una obligación cotidiana de todos y no solo a través de los celulares, tabletas etc., sino en persona, tratar de llevar a la vida real nuestros mensajes y deseos esforzándonos de ser sinceros y cálidos con quienes estamos compartiendo un rato de intercambio de ideas, a través de un contacto verdadero real y físico.

Hace poco "alguien" me dijo que no había tenido tiempo de ir al lugar donde se encuentran las cenizas de su papá, el día del padre… Pero le mandé un mensaje por Face, terminó diciendo. El otro día me platicó una señora que recibió un mensaje donde una compañera requería de algunos datos, está se comunicó vía celular para decírselos a su compañera, y la respuesta es ahorita que cuelgue escríbeme los datos y mándamelos en un mensaje, pues me da flojera buscar un lápiz y un pedazo de papel y para la próxima vez no me llames, mándame un mensaje… porfis… porque me da flojera contestar, saludar y todo ese rollo que conlleva hablar por teléfono.

De seguir con esta tendencia, ¿qué resultados tendremos en el futuro?... si ahorita estamos faltos de una comunicación personal y vemos cómo se encuentra nuestro querido País por la indolencia, la apatía, el temor y nuestra manera de ser ¿Qué podemos esperar para el futuro?

Existen muchas formas de compartir la felicidad, no sólo con regalos costosos, no solo teniendo la última tecnología, no sólo comprando perros para después abandonarlos, no sólo acumulando bienes.

Es tan fácil decirle a alguien "te quiero", es tan fácil hablarle a un ser querido ausente y decirle "te extraño" y te recuerdo siempre con una sonrisa, es tan fácil visitar o hablar con un amigo en desgracia, para animarlo y ser solidario con él, tratando de ayudarlo en la medida de lo posible… es tan fácil callarnos de decir algo que pueda hacer sentir mal a alguien con nuestro comentario aunque cierto sea.

Ojalá podamos aterrizar las ideas, los mensajes que recibimos y enviamos a través de las redes sociales y expresarlo por igual de manera personal, pues es así como podemos compartir felicidad a diario y de paso al hacerlo, recargarnos, de buenos afectos de los cuales a veces estamos muy pobres.

Y ahora para terminar una gota de filosofía: Necesitamos tan poquito para ser felices. El problema es que necesitamos mucha experiencia para comprenderlo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...