10 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienenla palabra

La mona aunque se vista de seda...

Juan Recaredo
TORREÓN, COAH., viernes 01 de noviembre 2019, actualizada 9:33 am


Enlace copiado

Hace días estaba en una reunión donde había un grupo de galleros, ya sabe usted, las personas aficionadas a las peleas de gallos. Sinceramente a mí no me gustan ese tipo de actividades pero me llamó la atención que, en su plática, mencionaban mucho a una mona. Me ganó la curiosidad y tuve que preguntar lo que era esta mona en las peleas de gallos. Resulta que la mona es, pues eso, una mona… una figura en forma de gallo que se usa para entrenarlos, para que ataquen. Luego me explicaron que a veces se sustituye la mona por una "mona de verdad", o sea un gallo o gallina vivo para que el gallo peleador "se lo eche", o sea, lo ataque.

Aunque respeto mucho todas esas costumbres, sí se me hace gacho hacer eso con los pobres animales. Sin embargo, muy aparte del tema ético, me puse a pensar en todos los significados que tiene la palabra mona, ¡y son un montón!

"¡Mira qué mona se ve tu niña con esas trencitas…!", dice una señora apretándole fuertemente los cachetes a la pobre niñita. Resulta que mona -y también mono- es un adjetivo que usamos para describir a una persona que nos parece muy agradable por su aspecto, porque es guapa o porque está muy bien arreglada. También aplica para las cosas: "ay amiga, me encanta tu casa, está muy mona…" le dice una amiga a la otra y ya no sabe uno si en serio le gusta o si va por otro lado la intención de la frase.

La contradicción de la palabra se hace evidente cuando se usa igual para describir a alguien de aspecto agradable, como también para nombrar a un animal de la familia de los simios, o sea que una mona pues, es una changa y, siendo sinceros, aunque son animales muy simpáticos, no son especialmente agradables a la vista. De ahí nace el famoso refrán: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda, frase que, bajo todos los estándares actuales, resulta ser altamente ofensiva, ya que quiere decir que aunque trates de aparentar ser algo que no eres, finalmente no puedes ocultar tus defectos naturales; básicamente dice que por más que te arregles, seguirás pareciendo una changa… pero eso sí, muy mona.

"Ponerse una mona" es embriagarse, ponerse una buena borrachera. Luego de andar "hasta las manitas" y después de todos los desfiguros que ya se hicieron, llega la hora de dormir. Ahí es donde surge la también conocida frase de: dormir la mona, que no es otra cosa que dormir la borrachera para luego despertarse con la respectiva cruda física y moral, pero eso sí, ya sin la mona. Acutalmente, la frase dormir la mona se usa también para decir: dormir la siesta, que no necesariamente involucra la ingesta excesiva de alcohol.

Existe también un juego de cartas que se llama Mona. En ciertas partes de España acostumbran hacer una Mona de Pascua, que es como nuestra Rosca de Reyes, pero con muchos más huevos, literalmente. Una persona que hace ciertas cosas nada más para imitar a otra persona, también es una mona. En Colombia, una mona es una persona que tiene el pelo rubio…

Y yo aquí le paro y me despido, antes de que alguien me mande a freír monas, que es lo mismo que a freír espárragos y ya sabe usted lo que eso significa, ¿verdad?

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.donjuanrecaredo@gmail.com, twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Helena Vázquez: "¿A qué se refiere la palabra 'hastial'?".

LE RESPONDO:

Hastial es la parte en forma de triángulo que tienen las fachadas de algunas casas o edificios, donde se apoyan las dos partes del tejado.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

El amor hace que sin darnos cuenta se nos pase el tiempo. El tiempo hace que sin darnos cuenta se nos pase el amor.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...