15 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

Los autómatas

Juan Recaredo
TORREÓN, COAH., viernes 15 de noviembre 2019, actualizada 9:43 am


Enlace copiado

Cuando era niño lo veía en algunas caricaturas: en el futuro tendríamos coches que se manejarían solos y algunos hasta podrían volar; en las casas habría robots que se encargarían de hacer de comer, limpiar, sacar la basura y muchas tareas más, de ésas que no nos gusta mucho hacer.

El año 2000 era el futuro en aquel entonces pero luego llegó ese año y no había robots que nos pudieran preparar ni un triste sándwich. Ya pasaron otros diecinueve años hasta la actualidad y sí, ya existen automóviles que se conducen solitos -aunque todavía no vuelan- y ciertamente existen robots pero no de la forma que imaginamos hace algunas décadas.

En la industria se utilizan robots para realizar las tareas peligrosas, o que requieren gran precisión, o también las que de plano son tan repetitivas que es preferible poner a un robot para que las haga en lugar de una persona. Bueno, pero ¿qué es un robot? Un robot es una máquina, que no necesariamente tiene forma similar a la de un ser humano, pero que es capaz de hacer diversas operaciones de manera automática y, en ocasiones, tomar decisiones de acuerdo con una serie de parámetros preestablecidos.

Pues todavía no existe un robot que saque la basura en mi casa, pero existen los que manipulan información en las redes sociales, los famosos bots, que es forma corta de la palabra robot. Los bots son robots y se les ha ido quedando este nombre específicamente a los que andan por ahí haciendo travesuras en redes sociales. Estos bots hacen tareas de manera automática -como todos los robots- y, sin entrar en detalles técnicos, le diré que repiten una opinión determinada muchas veces por minuto, tantas que influyen en las tendencias creadas en las redes sociales y, por consiguiente, en la del pensamiento de muchos seres humanos reales que las utilizan.

Nosotros, en español, tomamos a la palabra robot directamente del inglés, pero el término original viene del checo robota que significa "trabajar". Algunos lingüistas que investigan más a fondo, dicen que el término originalmente es del checo rabota y que incluye la antigua raíz eslava rabu, que significa "esclavo". O sea que, muy en el fondo, el robot es un esclavo porque obedece las instrucciones que le damos.

También le llamamos "autómata" a un robot, aunque el origen de este término se refiere más a aquellas máquinas que obran por sí mismas de manera espontánea. Aplicado a las personas, se dice que alguien es un autómata si actúa sin reflexionar sobre sus acciones, o sea que ese alguien no piensa antes de actuar.

¿Y el androide? Ese también es un robot -un autómata-pero para que aplique el nombre necesariamente debe tener forma de hombre. La palabra androide viene del griego andro que significa "hombre" y eidos que significa "apariencia". ¿Entonces no puede haber androides con figura de mujer? Claro que sí, porque el término ya se extiende a cualquier robot que tenga figura humana.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: donjuanrecaredo@gmail.com, Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Marilú Sandoval: "¿Es mejor decirle 'ordenador' a la computadora, como lo hacen los españoles?".

LE RESPONDO:

No es que sea "mejor". Los españoles acostumbran a usar la palabra ordenador y eso es mejor para ellos porque así pueden establecer una mejor comunicación entre ellos. Nosotros usamos "computadora" y así nos entendemos. En el lenguaje, siempre será mejor usar las palabras que favorezcan a una mejor comunicación, no lo que se considere solamente "correcto".

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Dijo Erich Fromm: "El peligro del pasado era que los hombres fueran esclavos. El peligro ahora es que los hombres se conviertan en robots".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...