21 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

La Columna de Rosell

RAFAEL ROSELL
domingo 01 de diciembre 2019, actualizada 10:13 am


Enlace copiado

Llama la atención lo mal que jugó el líder del torneo con incluso cuatro puntos de ventaja sobre su más cercano perseguidor el León en la ida de los cuartos allá en Monterrey, Santos Laguna es un equipo competente por obvias razones, pero sus futbolistas usualmente capaces el jueves en la Sultana fueron un grupo de atemorizados individuos constantemente rebasados por un equipo ambicioso que "le robó" el libreto. El equipo que imprimió un ritmo feroz sin dar pausa y atacando por todos los puntos cardinales fue Rayados, arroyando sin miramientos a los guerreros, aun así, de un lapidario tres a cero (el VAR invalido el potencial tercer gol) en el primer tiempo se fueron al descanso con empate a dos. Después de escapar milagrosamente a una goleada en el primer tiempo se imponía retraer líneas y esperar los embates rayados pertrechados, pero Guillermo Almada no conoce el recato estratégico, es así y no hay vuelta de hoja, si contratas a Almada contratas un entrenador "mano a mano" es así, jugado, Ricardo Ferretti lo esperó y lo contra golpeó y le metió un cuatro a cero en el Universitario. Antonio Mohamed de plano lo reto en el centro del cuadrilátero a intercambiar metralla y le hizo cinco recibiendo dos. No esta padre que los equipos contra los que más mal se vio Santos este torneo hayan sido los regios. Aquí no se les quiere ni tantito y caer ante ellos se sufre en serio.

Parte fundamental de la gran exhibición de Rayados fue la extraordinaria actuación de dos "anónimos" sujetos hasta la noche del jueves, Dorlan Pabón y Vincent Janssen. El colombiano no había hecho un miserable gol en todo el torneo, veamos, en el torneo regular: 17 partidos, 13 como titular, 1142 minutos de 1620 posibles, delantero de poder el nacido en Antioquia y ni un méndigo gol, ah pero se va Diego Alonso que no lo motivaba, llega el Turco Mohamed y Dorlan es otra vez el temible cañonero y marca dos goles fantásticos, el primero un misil que cruza el arco de Orozco y se acomoda en el ángulo, el segundo todo lo contrario, de la fuerza a la sutileza dejando clavado en el césped a Jonathan que observó cómo pasaba un cometa sobre su cabeza.

Pabón obvio será un peligro hoy por la noche y tratar de detenerlo sin que haga un tiro a gol es imposible, la esperanza santista radicará en que su puntería haya desmejorado. En el caso del holandés Janssen ni siquiera estaba tomado en cuenta para la liguilla y gracias a la lesión de Funes Mori fue titular y vaya partido que dio el exTottenham, fue un demonio incontrolable, con su mentalidad europea no se la pensó dos veces para habilitar a sus compañeros que llegaban por el centro en una desolada llanura que nadie custodiaba. Partidazo de don Vincent el mejor que ha dado en México, entonces, tienes a dos delanteros que su única ilusión era lucir en el mundial de clubes y de repente se convierten en protagonistas de un rayados que busca hoy concluir la eliminatoria y enfilarse en busca de su quinto título de liga.

A pesar de la hecatombe en Monterrey el pasado jueves no tenemos duda de que Santos en su fortaleza pueda vencer a este Rayados, pero una cosa es vencerlos y otra eliminarlos. Veamos, si se te apareciera el genio de la lámpara y te concediera un marcador ¿Cuál le pedirías? ¿El tres a cero o el cuatro a uno? Hay algunos que incluso hablan de un marcador como el del jueves, 5-2 para el local, este marcador le daría el pase a Santos por la posición en la tabla.

Lo más probable es que la aventura de Almada y su versión Santos Apertura 2019 termine el domingo a las nueve de la noche, y obvio, como siempre saltarán de sus escondites los que con paciencia de usurero esperan tarde o temprano el tropezón para sacar del cajón todas las críticas y adjetivos que tenían guardados. La verdad es que Guillermo Almada como nunca ha aplicado el término de: se la ha jugado hasta donde tope esto, es a matar o morir, Santos bien pudo amarrarse y terminar como en la liguilla del Apertura 2018, cuando perdió con el Monterrey uno a cero la ida y dos cero la vuelta, en la vuelta, cuando cayó el segundo de Funes Mori y tercero global al minuto 58 el resto fue un mortal aburrimiento, el equipo de Chava Reyes nunca compitió y se murió de nada. Almada digamos que la forma como plantea sus partidos es un "bravucón" buena onda, que grita y reta al rival a rompérsela en el centro del ring y que sea lo que sea, que con el todo es un albur, como dice la canción: "hasta donde pudo apostó y si lo matan a goles que lo maten que al cabo y que" por ahí iba. Por cierto, fírmenlo tres años más.

rrosell50@hotmail.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...